Fisiología del tacto

La mayor parte de su sentido del tacto, sin embargo, proviene de estímulos externos a través de su piel. Entonces, ¿cómo sucede un viaje rápido desde los receptores táctiles en su piel hasta su cerebro?
Fisiología del tacto
Gilberto Adaulfo Sánchez Abreu

Escrito y verificado por el médico Gilberto Adaulfo Sánchez Abreu el 30 diciembre, 2020.

Última actualización: 30 diciembre, 2020

El sentido del tacto no solo se relaciona con la piel. Aun así es cierto que es el órgano más extenso del cuerpo y el más evidente. La piel tiene alrededor de 5 millones de receptores nerviosos sensoriales en la piel. Esta permite experimentar la sensación de dolor y presión dentro del cuerpo, entre otras.

Cuando los sensores de tacto, dolor o calor en su piel son estimulados, envían pulsos eléctricos a sus neuronas (células especiales que transmiten impulsos electroquímicos). Las neuronas sensoriales pasan a lo largo del pulso eléctrico de la neurona hasta que llega a la médula espinal. Esta toma la señal entrante y la envía al cerebro. Una vez que el cerebro recibe la señal de la médula espinal, la traduce.

El cerebro humano puede combinar mensajes de sus receptores sensoriales. Por ejemplo, cuando se envuelve una toalla de algodón caliente alrededor de su cuerpo después de salir del sauna, los receptores de presión y temperatura son los que transmiten la sensación de calor. La psicología detrás del sentido del tacto cuenta mucho más al respecto.

Desde el útero

El sentido del tacto se desarrolla antes del nacimiento, de hecho, es el primer sentido que se desarrolla dentro del útero. Los bebés también confían en su sentido del tacto para sobrevivir fuera del útero.

Los bebés giran la cabeza hacia un lado cuando sienten que les toca la mejilla. Asimismo, los sensores de presión también le permiten saber que están seguros durante un abrazo reconfortante.

Sentidos de la piel

10 posibles efectos del resveratrol en la piel

Temperatura

La sensibilidad a la temperatura es un sentido de la piel que está relacionado con la necesidad humana de mantener el equilibrio de la temperatura interna o la homeostasis térmica. La sensibilidad a la temperatura es importante para protegerse de una temperatura intensa que puede causar daños al cuerpo.

Mecanismo

Los receptores sensoriales especializados llamados termoreceptores son responsables de la sensibilidad a la temperatura. Estos se encuentran en la dermis de la piel. Un ambiente frío resulta en un flujo de sangre menor cerca de la superficie de la piel. Por lo tanto, el cuerpo se siente más frío. Cuando una persona se encuentra en un ambiente caluroso o cuando tiene fiebre ocurre lo contrario.

Sitios del receptor

Los receptores de calor más sensibles se encuentran en los codos, la nariz y las yemas de los dedos. Mientras tanto, los receptores fríos se encuentran en el pecho, la barbilla, la nariz, los dedos y el labio superior. Por lo tanto, la nariz tiene receptores sensibles tanto de calor como de frío, por lo que generalmente es el sentido más receptivo. Sin embargo, las yemas de los dedos son las más sensibles.

Umbrales

Las diferentes partes del cuerpo tienen diferentes niveles de sensibilidad a la temperatura; haciendo que sus respectivos umbrales varíen también. La parte más sensible del cuerpo a la temperatura es el rostro, especialmente las mejillas, mientras que las menos sensibles son los muslos y las pantorrillas.

El umbral de temperatura es el punto en el que uno puede tolerar el calor o la frialdad de un estímulo. En general, a medida que el estímulo dura más (suma temporal) o aumenta (suma espacial), el umbral de temperatura se reduce.

Función

La sensibilidad a la temperatura permite que una persona se adapte a su entorno para mantener el equilibrio homeostático del cuerpo. Cuando el cerebro interpreta el estímulo físico como “caliente”, el cerebro envía señales a la parte del cuerpo en contacto para que se aleje del estímulo. Se puede observar la misma respuesta cuando el estímulo se percibe como “frío”.

Adaptación

Los receptores térmicos demuestran adaptación al igual que los otros tipos de receptores sensoriales. Esto se puede observar cuando una mano se coloca en agua caliente y la otra mano en agua fría.

Después de un tiempo (dependiendo del tiempo de adaptación de un individuo), ninguno se siente caliente o frío. Los investigadores descubrieron que la piel humana tiene un rango normal de temperatura de adaptación, desde 29 hasta 37 ºC.

Psicología del tacto

Tal y como indica la literatura científica, el abrazo de un ser querido puede disminuir la presión arterial y hacer que la persona se sienta valorada e importante. Un apretón de manos firme con un amigo puede crear una conexión positiva, incluso en un entorno hospitalario.

El cómo percibe el abrazo o el apretón de manos, junto con la forma en que los receptores táctiles reciben la presión, se encuentra en el cerebro.

Tipos básicos de contacto que se pueden experimentar

Íntimo

tacto

Aquí, los receptores de presión responden a un apretón de manos, un abrazo o un beso. Si la persona que le da el toque es alguien que le importa, es probable que la persona se sienta reconfortada. En este sentido, los sensores de presión le transmiten la sensación de lo difícil que es el abrazo. Además, el cerebro interpreta la naturaleza del tacto como relajante.

Sanador o terapéutico

Este tipo de contacto a menudo se asocia con el masaje o la acupuntura. A veces, la presión es suave y pretende calmar los dolores musculares. Otras veces, la presión es profunda para resolver nudos.

A pesar de las diferencias en la gravedad de la presión, es probable que la persona sea consciente de que el resultado es curativo. Por esta razón el cuerpo le permite relajarse.

Exploratorio o inquisitivo

El ser humano aprende acerca del mundo a través del sentido del tacto. Muchas personas prueban alimentos, telas u otros objetos al sentir diferentes texturas.

A veces es posible confiar únicamente en el sentido del tacto. Es por eso que es fácil para una persona meter la mano en su bolso y encontrar un par de llaves sin mirar. Esta persona conoce la sensación fría de la llave de metal y la sensación dura y suave de su llavero de plástico.

Agresivo o doloroso

Los hematomas que no sanan pueden ser uno de los síntomas de cáncer.

Por supuesto, se sabe que el tacto también puede equivaler a dolor si la presión es demasiada y la intención es incorrecta. Un apretón de manos demasiado firme puede ser incómodo en lugar de tranquilizador. El sentido del tacto no solo está relacionado con sus terminaciones nerviosas sometidas a estimulación; la forma en que interpreta el toque también es importante.

¿Qué es la acupuntura?

Los orígenes de la acupuntura se remontan a la antigua China. Los defensores del pinchazo de la acupuntura creen que gracias a ella el paciente puede restaurar el equilibrio saludable del cuerpo.

Se trata de una técnica de medicina alternativa útil en el tratamiento del dolor crónico. Su principio es la existencia de una red de canales en la piel y tejidos más profundos, con unos puntos de acupuntura. Pinchando en estos puntos, esa red de canales modula la fisiología del cuerpo, ayudando a combatir el dolor.

Su eficacia ha sido demostrada en muchos ensayos clínicos como un tratamiento complementario para el dolor. Así lo demuestra, por ejemplo, el estudio realizado por la Clínica del Dolor del Hospital Universitario Reina Sofía de Córdoba

Te podría interesar...
Fisiología de la piel
Mejor con SaludLeerlo en Mejor con Salud
Fisiología de la piel

Fisiología de la piel. Definición. Estructuras externas e internas. Características principales de dichas estructuras. Datos de interés.



  • Skin Sense Touch, Skin Anatomy, Home Science Tools.
  • Sense of touch: The perception of touch, NursinTimes.
  • Skin Senses: Touch, Explorable.
  • The Experience of Touch: Research Points to a Critical Role, The New York Times.
  • García, D. T. (2002). Desarrollos contemporáneos en la psicología del tacto. Psicothema.
  • Dezcallar Sáez, T. (2012). Relación entre procesos mentales y sentido háptico: Emociones y recuerdos mediante el análisis empírico de texturas. TDX (Tesis Doctorals En Xarxa).