6 formas para afilar tijeras

Cuando pierden el filo, las tijeras pueden ocasionar un accidente. Descubre algunas formas de devolverle su utilidad a estas preciadas herramientas.
6 formas para afilar tijeras

Escrito por Maria Margarita Barrios Quintero, 09 junio, 2021

Última actualización: 09 junio, 2021

Si duda alguna, las tijeras están entre las herramientas de más utilidad en el hogar, razón por la que debes aprender a afilar sus hojas. Su versatilidad permite el corte de distintos materiales, siempre y cuando uses la adecuada.

¿Qué es lo que las hace tan prácticas? ¡Fácil! Los cirujanos la usan para cortar tejidos, los jardineros para podar y las costureras para cortar hilos y telas, por ejemplo. Te mostramos los tipos de tijeras más populares, así como las mejores formas para que las afiles tú mismo.

Tipos de tijera según su uso

En general, las tijeras están elaboradas de acero inoxidable y algunas cuentan con mangos de plástico resistentes. El empleo de estos materiales hace que el producto final sea de buena calidad. Te contamos cómo los diferentes tipos de esta herramienta nos facilitan las tareas.

Aseo personal

En esta categoría se enlistan las pequeñas tijeras que usan las manicuristas o las que facilitan el corte de los vellos nasales. El acero inoxidable y una hojilla filosa permiten un corte rápido y preciso, ayudado de un mango de goma para mejor agarre. Además, puedes encontrar numerosos diseños.

Jardinería

Se emplean en la poda de plantas, tanto de sus hojas como de algunas de sus ramas. Sus hojas y empuñadura tienden a ser más fuertes.

La empuñadura, en particular, puede ser diferente a la de las tijeras convencionales. Estas no suelen tener los anillos para introducir los dedos.

Confección y costura

Para una mayor eficiencia y durabilidad, las tijeras de costura deben contar con unos 28 centímetros de largo. Opta por comprar una de acero inoxidable. Con ello garantizas que sus hojas gruesas puedan afilarse si llegasen a perder el filo.

Este tipo de tijeras te permitirá hacer cortes precisos en telas, pero si las usas para otro fin, lo más seguro es que pierdan de forma rápida su filo o terminen arruinándose.

Papel o cartón

Sueles encontrar estas tijeras multiusos en casas y oficinas. Sus hojas tienden a ser más alargadas para lograr cortes más rectos. Se estila fabricarlas con mangos de plástico resistente.

Peluquería

En la actualidad, los estilistas cuentan con tijeras mejoradas. Son más livianas y alargadas y su hojilla especial permite crear líneas rectas.

Esto favorece un corte de pelo preciso. Pero si vas a cortarle el pelo a tu mascota, adquiere una tijera fabricada para tal fin, ya que el pelaje de los perros, por ejemplo, es más grueso.

Tijera de cirugía.
Hasta en un quirófano podemos encontrar tijeras. Sus múltiples usos las han convertido en herramientas indispensables.

Carne y vegetales

De uso habitual en restaurantes y cada vez más populares en las cocinas de los hogares, estas tijeras están diseñadas con el pivote más distanciado de las asas. De esta forma, se genera una mayor fuerza para despresar un ave. Su empuñadura suele ser de plástico resistente y su filo es de acero inoxidable.

Tejidos en quirófano

Las tijeras quirúrgicas forman parte del instrumental médico y se usan para eliminar tejidos dañados o para el corte de órganos. El diseño de este tipo de tijeras dependerá del procedimiento a realizar.

Pero una constante dentro de sus características es que son de acero inoxidable. Este tipo de material no es poroso e inhibe la colonización de bacterias, además de facilitar el proceso de desinfección y esterilización.

6 formas sencillas de afilar tijeras en casa

Procura tener tus tijeras caseras en buena condiciones. Nunca sabes cuándo puedes necesitar de sus servicios con premura. Es mejor estar listo que andar con lamentaciones.

1. Con ayuda de una lija

Adquiere un trozo de lija, cuyo número de granos oscile entre 150 a 200. Puedes intentar con una más fina si es la que tienes en casa.

Procede a doblar la lija en dos y deja el lado corrugado hacia afuera. De este modo, garantizas que ambos filos tengan contacto con lo áspero cuando comiences.

Debes hacer unos 20 cortes para apreciar los resultados. Los cortes tienen que cubrir todo el largo de la hoja. Esta técnica te ayudará de devolver el filo a tijeras con un desafilo tenue. Luego de terminado el proceso, limpia tu herramienta para quitar los residuos de lija.

2. Afilar tijeras con un trozo de papel aluminio

Consigue unos 30 centímetros de papel aluminio grueso y hazle varios dobleces por la mitad hasta lograr una cinta gruesa. Estas capas son las que favorecen el afilado con cada corte.

Asegúrate de usar toda la hoja de la tijera, desde la punta hasta la unión del tornillo central. Realiza varios cortes (alrededor de 15) y luego limpia la tijera para retirar algún residuo de papel aluminio.

3. Piedra de afilar

Hazte de una piedra para afilar. Estas suele usarse también para los cuchillos y las puedes adquirir en las ferreterías.

La mayoría de estas piedras constan de un grano fino y otro más grueso y áspero. Si tu tijera está muy desafilada, el lado grueso será más útil, de lo contrario, usa el lado fino.

Coloca una toalla debajo de la piedra para evitar que se raye la superficie en la que está puesta. Humecta la piedra con un poco de agua o aceite de afilado. En este punto, desarma la tijera para afilar con mayor certeza ambas hojas.

Luego crea un ángulo agudo entre la piedra y la hoja interior de la tijera. Procede a frotarla con firmeza y suavidad por la superficie. Realiza este movimientos entre 10 y 20 veces.

4. Frasco de vidrio

Busca un frasco de vidrio de preferencia cuadrado; tómalo con firmeza mientras abres la tijera con la mano libre. Ahora abre la tijera lo más posible, coloca el filo alrededor del frasco e intenta cortar el frasco con la tijera. La idea que las hojas se deslicen por el vidrio.

Aplica presión moderada al cerrar la tijera; esto ayudará a que el vidrio haga su trabajo. Ten presente que esta práctica puede causar raspones al frasco. Finalizada la tarea, procede a limpiar la tijera.

Tijeras.
Múltiples métodos nos permiten afilar las tijeras. Procura siempre tener cuidado para no lastimarte.

5. Afilar tus tijeras con un alfiler

Adquiere un alfiler de costura y procura que sea grueso. Agárralo con una mano y con la otra abre las tijeras, mientras cierras como si intentaras cortar el alfiler. Cuando la tijera se esté cerrando, desliza el alfiler hacia la punta de la tijera.

Luego regresa el alfiler a la base y repite el procedimiento hasta lograr el objetivo. Aplica una presión moderada durante el proceso; al finalizar, usa un paño húmedo para limpiar.

6. ¿Con zumo de limón y sal?

Moja los filos de la tijera con el jugo de un limón y esparce un poco de sal sobre los mismos. Procede a frotar un corcho sobre la zona a tratar y frota de nuevo, pero esta vez sobre una piedra. Termina lavando la tijera con abundante agua y secándola con ayuda de una toalla.

Tijeras: herramientas que siempre debes afilar

Desde que somos pequeños nos enseñan a manejar las tijeras. La razón podría deberse a que son una de las herramientas más útiles.

Si pierden el filo pueden arruinar un dibujo e incluso el cabello. Para evitar esto, podrías aplicar técnicas sencillas para que vuelvan a ser tan versátiles como siempre, con ayuda de una lija, un trozo de papel aluminio e incluso un frasco de vidrio.

Te podría interesar...
Cómo esterilizar los utensilios de cocina
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Cómo esterilizar los utensilios de cocina

Aprende cómo esterilizar los utensilios de cocina para llevar una vida y dieta saludable. Te decimos los mejores métodos para hacerlo.



  • Marcelo, Catalano. "Asepsia, antisepsia, esterilización." Guía de estudias de (2013).