4 formas para desinfectar las tijeras de podar

Limpiar las herramientas del jardín no es lo mismo que desinfectarlas. Conoce la diferencia y por qué es importante tomarse un tiempo para esta tarea.
4 formas para desinfectar las tijeras de podar

Última actualización: 24 octubre, 2022

¿Sabías que es necesario desinfectar tus tijeras de podar? Además de limpiarlas, es importante quitarles las bacterias y los hongos que se puedan haber acumulado.

¿Por qué es fundamental desinfectarlas y no solo limpiarlas? Supongamos que una de las plantas de tu jardín se encuentra infectada con microorganismos. Si utilizas las tijeras de podar en varias plantas y no las desinfectas antes, se podrían esparcir a las plantas sanas y acabarían enfermándose.

Limpiar es retirar restos de suciedad y desechos, mientras que desinfectar es matar los hongos y las bacterias. En esta ocasión, compartiremos contigo algunas formas para desinfectar las tijeras de podar de manera muy simple y rápida.

Prepararlas para la desinfección

Antes de comenzar con la desinfección propiamente dicha, tenemos que preparar las tijeras. En este sentido, tendremos que limpiarlas en profundidad para luego proceder a eliminar los hongos y las bacterias.

Lo ideal sería desarmar las tijeras y retirar el perno que une ambas partes. Si notas que está muy duro, colócale unas gotas de aceite para que se ablande y al cabo de unos minutos intenta otra vez.

Limpia las tijeras con un paño de algodón embebido en alcohol. A continuación, pon unas gotas de aceite vegetal sobre una esponja de lana de acero y pásala sobre la tijera. Además de lubricar las cuchillas, evitarás que se oxiden.

En el caso de que las tijeras tengan restos de hojas adheridos a las cuchillas, tendrás que lavarlas con agua tibia y una esponja con detergente. Si la esponja no alcanza, prueba con un cepillo de cerdas duras.

De igual manera, puedes utilizar una pasta hecha a base de vinagre blanco y bicarbonato de sodio; una dupla que nunca falla. Aplica esta preparación con un cepillo.

En el caso de que las tijeras de podar tengan óxido, pasa una lija o una lima hasta quitarlo. El último paso es quitarle el polvillo que se generó al limarlas y secarlas muy bien para evitar que vuelva a aparecer.

Para realizar cualquiera de estas actividades tienes que emplear guantes para que te protejan las manos de un corte accidental.
Instrumentos de jardinería.
Durante las labores de jardinería puede que los utensilios se infecten y transmitan enfermedades de planta en planta.


Formas eficientes de desinfectar las tijeras de podar

Una vez que tengamos las tijeras bien limpias, es el momento de desinfectarlas. Ahora que ya sabemos el motivo por el que hay que hacerlo, repasemos cuáles son las maneras más prácticas de efectuar esta tarea. Por más que nos tome un poco más de tiempo, vale la pena para preservar la salud de tus plantas y arbustos.

1. Solución de cloro

Comenzamos con un desinfectante doméstico que muchos tenemos en casa. La proporción recomendada es de 4 litros de agua por 2 tazas de cloro.

Pon esto en un balde e introduce las tijeras por un periodo de 15 minutos. La desventaja del cloro o lejía es que es bastante corrosivo. Para menguar los efectos abrasivos, procura enjuagar las tijeras muy bien antes de secarlas.

2. Alcohol isopropílico

En este caso, usaremos un paño humedecido con alcohol o etanol. No hace falta que enjuagues las tijeras luego de desinfectarlas con este método. Entre las desventajas podemos mencionar que es sumamente inflamable.

3. Desinfectante doméstico

En este punto incluimos a los desinfectantes de usos caseros, como el Lysol ®. No son corrosivos y se consiguen en cualquier supermercado.

Sin embargo, pueden resultar un poco más costosos que otro tipo de limpiadores. Para emplearlo, solo tienes que humedecer un paño con este producto y pasarlo por las tijeras limpias.

4. Aceite de pino

La ventaja de los productos elaborados a base de aceite de pino es que no son tan corrosivos. De todas maneras, la efectividad no es tan alta como en el caso del cloro, por ejemplo.

Vamos a preparar una solución mezclando 1 parte de aceite de pino con 3 partes de agua. Luego sumerges las tijeras en dicha preparación durante unos minutos.



Consejos extras para prolongar la vida útil de las tijeras de podar

Ya hemos repasado cómo limpiarlas y desinfectarlas para que no se acumulen restos de hojas, hierbas, savia y microorganismos perjudiciales para la salud de tu jardín. No obstante, creemos importante mencionar qué puedes hacer para que las tijeras de podar duren más tiempo:

  • Luego de emplearlas, lávalas con agua tibia y jabón. Ayúdate con un cepillo de cerdas gruesas. Sécalas bien para evitar que se oxiden. De ser posible, déjalas al sol un rato.
  • Huméctalas con un lubricante en la zona donde se encuentra el perno que une ambas cuchillas. Puedes agregar 3 gotas de aceite o aerosol lubricante en toda la superficie de las hojas filosas.

Desinfectar las tijeras de podar es un tiempo invertido que vale la pena

El objetivo que perseguimos al desinfectar las tijeras de podar es evitar que las plagas de una planta pasen a otra a través del filo. Por otro lado, ayudamos a prolongar aún más la vida útil de estos utensilios útiles.

Recuerda que primero debes limpiarlas y luego desinfectarlas. De lo contrario, los restos de suciedad no permitirán que se eliminen los microorganismos de forma correcta.

Te podría interesar...
Cómo limpiar las herramientas de jardín oxidadas
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Cómo limpiar las herramientas de jardín oxidadas

Las palas y rastrillos pueden tener muchos años de duración, siempre que se tenga claro cómo limpiar las herramientas de jardín oxidadas.



  • Sánchez-Saldaña, L., & Saenz-Anduaga, E. (2015). Antisépticos y desinfectantes.
  • Aguilar Berrones, J. R., Moreno Rojas, O. H., Hernández Soria, S., Flores Santos, A., Martínez Gutiérrez, F., & Tovar Oviedo, J. (2014). Póster: Aceite de pino e hipoclorito de sodio frente a bacterias patógenas para el hombre.
  • Pino, O., Sánchez, Y., Rojas, M. M., Abreu, Y., & Correa, T. M. (2012). Composición química y actividad antibacteriana del aceite esencial de Pimpinella anisum L. Revista de Protección Vegetal27(3), 181-187.
  • Deininger, R. A., Ancheta, A., & Ziegler, A. (1998). Dióxido de cloro. University of Michigan. Escuela de Salud Pública. The University of Michigan.

Los contenidos de esta publicación se redactan solo con fines informativos. En ningún momento pueden servir para facilitar o sustituir diagnósticos, tratamientos o recomendaciones de un profesional. Consulta con tu especialista de confianza ante cualquier duda y busca su aprobación antes de iniciar cualquier procedimiento.