5 productos que jamás debes usar como lubricante

Las relaciones con hombres de pene grande, el sexo anal o simplemente la falta de lubricación natural abre las puertas para utilizar otros tipos de productos. Veamos cuáles nunca debes usar como lubricante.
5 productos que jamás debes usar como lubricante
Isbelia Esther Farías López

Escrito y verificado por la filósofa Isbelia Esther Farías López.

Última actualización: 19 enero, 2023

El uso de lubricantes está muy extendido en la población general. Tal y como señalan los expertos resulta particularmente útil para las personas que experimentan sequedad vaginal, dispareunia (dolor durante la penetración) y practican sexo anal. No todo vale al momento de sustituir el producto comercial, de manera que hoy te presentamos 5 productos que nunca debes usar como lubricante.

5 productos que no debes usar como lubricante

Usos de la vaselina.

En general, los lubricantes comerciales se pueden adquirir a un precio asequible de mercado. Pese a ello, muchas personas optan por sustituirlos por variantes caseras. Se piensa, de manera errónea, que cualquier sustancia que tenga una consistencia aceitosa es válida para el acto sexual. Te dejamos con 5 productos que jamás debes usar como lubricante.

1. Vaselina

A pesar de la creencia popular que alienta colocar vaselina para una mejor penetración, su uso es muy arriesgado. S us propiedades son nocivas para la salud, ya que los expertos han asociado la inserción de vaselina en el canal vaginal con un mayor riesgo de vaginosis bacteriana.



Pero este no es el único riesgo. Es importante recordar que la vaselina está hecha a base de petróleo. De esta manera, existe un riesgo de que los preservativos se rompan con su uso. Eso también puede pasar con los lubricantes comerciales, de manera que asegúrate de que los que compres sean a base de agua.

2. Aceite de cocina

Los expertos alertan sobre el uso de aceites vegetales de cocina para lubricar durante el acto sexual, en especial en la población de escasos recursos. Como es de esperar, su uso está contraindicado; ya que puede ocasionar irritación, prurito y enrojecimiento en la vulva y en el canal vaginal en sí mismo.



Por otro lado, su composición afecta negativamente a los condones. La fricción del aceite durante la penetración puede ocasionar la rotura del preservativo. El aceite de oliva, el aceite de coco, la margarina, la mayonesa y otros productos similares jamás se deben usar como lubricante.

3. Gel para el cabello

Por sus componentes, este producto puede dañar el látex e incluso facilitar que el condón se rompa. Además, hay que tener en cuenta que sus ingredientes resultan  muy agresivos y podrían provocar lesiones en la piel o una picazón intensa.  Se sabe que también puede alterar la flora vaginal, lo que se traduce en infecciones y otras complicaciones.

4. Cremas corporales

Los componentes químicos de las cremas hidratantes también pueden dañar el látex. Además, las cremas están diseñadas para que la piel las absorba, por lo que desaparecen rápidamente. Así, aquellos que la usan se ven obligadas a untar más a la vuelta de pocos minutos.

5. Saliva

Tal y como señalan los especialistas el uso de saliva como lubricante sexual eleva el riesgo de infecciones. Esto se debe a que la saliva reúne miles de patógenos que tienen la capacidad de infectar el canal vaginal, el canal anal y el pene.

¿Cuándo se recomienda usar lubricantes durante el sexo?

Si bien durante la excitación se produce una lubricación natural, utilizar lubricantes específicos favorece la penetración. Así pues, en algunos casos se podría considerar recurrir a estos productos para conseguir una experiencia más placentera y divertida para ambos.

Cabe destacar que sería bueno consultar con el ginecólogo cuál de todos es el más adecuado. No obstante, siempre se debe apelar por aquellos que se comercializan específicamente para ello. Nunca uses un producto alimenticio, de cuidado corporal o de otro tipo como sustituto de uno de estos.

para recuperar el deseo hace falta pasar a la acción.

Vagina seca

En algunos momentos de la vida de las mujeres, como el embarazo o la menopausia, la vagina puede lubricar menos o incluso estar muy seca debido a los cambios hormonales que experimenta. Por ende, en estos casos podría utilizarse un lubricante para mantener relaciones sexuales placenteras.

Sexo anal

El ano no tiene la misma posibilidad de dilatación que la vagina, por lo que es recomendable utilizar un lubricante adecuado para que la penetración sea placentera. Hay que tener siempre presente que esta zona del cuerpo es muy delicada y los movimientos excesivamente bruscos podrían causarle lesiones y problemas como las hemorroides.

Evitar dolores

En algunas posiciones sexuales el ángulo de penetración puede ser algo doloroso. De esta manera, para llevarlas a cabo muchas veces se considera el uso de lubricantes. Esta es una medida que disminuye el dolor ocasionado por las fricciones y brinda la posibilidad de entregarse con confianza a nuevas experiencias (tanto hombres como mujeres).

Relaciones con hombres de pene grande

Otra de las razones por las que podría resultar conveniente usar lubricante es cuando el hombre tiene un pene muy grande. Esto es porque a mayor longitud y diámetro de pene, más posibilidades hay de sufrir lesiones internas por la fricción.

Entonces, para evitar las molestias y facilitar la penetración se recomienda utilizar un buen lubricante.

Masturbación con juguetes

Ya que los juguetes sexuales no lubrican por sí mismos, como sí lo hacen el pene y la vagina, se recomienda utilizar un lubricante artificial a la hora de utilizarlos, tanto en solitario como en pareja.

Hay que tener en cuenta que si jugamos con ellos para masturbarnos, el sencillo hecho de usar un lubricante nos facilitará la experiencia a la hora de explotar nuestro cuerpo y al mismo tiempo nos ayudará a sentir nuevas sensaciones.

Infórmate bien y elige la opción que más te guste

En las tiendas hay productos específicos para tener un sexo más saludable y satisfactorio sin poner en riesgo nuestra salud. Por ello, evita usar alternativas caseras o productos de bajo costo que desconozcas o que ni siquiera tengan un etiquetado adecuado.

Antes de aplicarte cualquier cosa, piensa que estás tratando con una parte íntima y muy sensible de tu cuerpo. Los riesgos superan con creces a los beneficios, en especial cuando se trata del canal vaginal. El riesgo de infecciones y de complicaciones es más alta para ellas que para ellos, de modo que nunca se deben usar los productos mencionados como lubricantes.

Te podría interesar...
¿Cómo evitar el dolor en la penetración?
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
¿Cómo evitar el dolor en la penetración?

Te presentamos alternativas para evitar el dolor durante la penetración y hacer que ese momento de placer no se vuelva doloroso e incómodo.



  • Butler LM, Osmond DH, Jones AG, Martin JN. Use of saliva as a lubricant in anal sexual practices among homosexual men. J Acquir Immune Defic Syndr. 2009 Feb 1;50(2):162-7.
  • Brown, J. M., Hess, K. L., Brown, S., Murphy, C., Waldman, A. L., & Hezareh, M. Intravaginal practices and risk of bacterial vaginosis and candidiasis infection among a cohort of women in the United States. Obstetrics & Gynecology. 2013; 121(4): 773-780.
  • Geibel S. Condoms and condiments: compatibility and safety of personal lubricants and their use in Africa. J Int AIDS Soc. 2013 Jul 9;16(1):18531.
  • Łaniewski P, Owen KA, Khnanisho M, Brotman RM, Herbst-Kralovetz MM. Clinical and Personal Lubricants Impact the Growth of Vaginal Lactobacillus Species and Colonization of Vaginal Epithelial Cells: An in Vitro Study. Sex Transm Dis. 2021 Jan;48(1):63-70.
  • Kennedy CE, Yeh PT, Li J, Gonsalves L, Narasimhan M. Lubricants for the promotion of sexual health and well-being: a systematic review. Sex Reprod Health Matters. 2021;29(3):2044198.

Los contenidos de esta publicación se redactan solo con fines informativos. En ningún momento pueden servir para facilitar o sustituir diagnósticos, tratamientos o recomendaciones de un profesional. Consulta con tu especialista de confianza ante cualquier duda y busca su aprobación antes de iniciar cualquier procedimiento.