¿Cuáles son las 11 frutas con menos carbohidratos?

Melón, sandía y granada demuestran que las frutas más dulces también pueden ser bajas en hidratos. Perfectas para aquellos que necesitan calibrar su porción en la dieta.
¿Cuáles son las 11 frutas con menos carbohidratos?
Florencia Villafañe

Revisado y aprobado por la nutricionista Florencia Villafañe.

Última actualización: 26 mayo, 2024

Las frutas son buenas para la salud e imprescindibles para una alimentación saludable. Pero a algunas personas les interesa conocer las que aportan menos carbohidratos, con el fin de medir la cantidad de dicho nutriente en la alimentación. Si sientes curiosidad, deseas hacer dieta keto o necesitas reducir la ingesta de carbohidratos, te interesará conocer esta lista con más detalle.

Las frutas que aportan menos carbohidratos

Los carbohidratos se encuentran en cantidad variable en las distintas frutas. A continuación te presentamos las 11 frutas que aportan menor cantidad por 100 gramos de producto y cuántos hidratos contiene una ración estándar.

1. Sandía

4,5 gramos de hidratos de carbono por 100 gramos.

6,75 gramos por una taza (unos 150 gramos de sandía cortada).

La sandía es una de las frutas con menos carbohidratos.
La sandía tiene un sabor dulce muy destacado y contribuye a la hidratación.

Una de las frutas más ligeras, es ideal para consumir en verano: esta es su mejor temporada, además, nos ayuda a refrescarnos. Se puede comer tal cual, ya sea en el postre o como tentempié.

2. Frambuesa

4,6 gramos de hidratos de carbono por 100 gramos.

5,52 gramos por una taza (unos 120 gramos de frambuesas).

Helados de frambuesas con yogur
Los helados caseros con yogur y frutas son una alternativa perfecta a los comerciales.

Casi todos los frutos del bosque tienen una cantidad baja de hidratos en su composición y la frambuesa es la que cuenta con unos valores más pequeños. Por otro lado, nos aporta una buena dosis de vitamina C y de folatos.

Mucho menos conocida que las fresas y los arándanos, las frambuesas son jugosas y con un dulzor delicioso. La podemos usar para hacer helados (con yogur griego o leche de coco), batidos y ensaladas. Para las dietas moderadas en carbohidratos, quedan muy bien con las gachas de avena.

3. Mora

5,1 gramos de hidratos de carbono por 100 gramos.

7,1 gramos una taza (140 gramos de moras).

Las moras son de las frutas con menos carbohidratos.
Las moras son ideales para un tentempié ligero y se pueden acompañar de muchos alimentos nutritivos y sanos.

Las moras han ido ganando poco a poco un lugar destacado en los mercados, junto a los arándanos y las frambuesas. Y no es extraño que cada día tengan más consumidores, puesto que se trata de una fruta con una buena cantidad de fibra, vitamina C y valiosos antioxidantes. Sin olvidar que es ligera y muy sabrosa.

Combinadas con queso y frutos secos, son una opción ideal para hacer un pequeño refrigerio o un entrante saludable. Además, podemos usarlas para cocinar salsas y condimentos con los que acompañar la carne (en este caso sin añadir siropes ni zumos).

4. Guayaba

5,8 gramos de hidratos de carbono por 100 gramos.

3,50-4 gramos por una unidad (de entre 60 y 70 gramos).

La guayaba es una de las frutas con menos carbohidratos.
La guayaba es menos conocida que otras frutas tropicales, pero es fácil de comer y muy sabrosa.

La guayaba es una fruta tropical con un perfil nutricional sobresaliente. Aporta fibra, folato, vitaminas A y C, potasio, cobre y manganeso. La mejor forma de aprovechar todos estos nutrientes es comer la fruta fresca.

Para ello, se puede consumir igual que una manzana o una pera. La piel y las semillas son comestibles y tanto se puede comer a mordiscos como cortarla en gajos.

5. Aguacate

5,9 gramos de hidratos de carbono por 100 gramos.

8 gramos por una unidad mediana (de 135 gramos, sin piel ni hueso).

Tostadas de pan untadas en aguacate.
Las tostadas con aguacate se pueden hacer con pan bajo en hidratos y acompañarlas de huevo, queso o salmón o atún.

De todas las frutas bajas en hidratos, el aguacate es un ejemplo singular. Lo más remarcable es el alto porcentaje de grasas en su composición, destacadas por tener un perfil muy saludable. Para disfrutarlo, lo podemos usar para hacer ensaladas y batidos con leche. Además, también es perfecto para untar unas tostadas de pan keto elaborado con harina de coco.



6. Melón

6 gramos de hidratos de carbono por 100 gramos.

9,6 gramos por una taza (160 gramos de melón).

Melón con yogur y pepino.
El melón es ligero y refrescante y aporta un toque dulce a las sopas y ensaladas veraniegas.

Al lado de la sandía, el melón es el rey de las frutas en verano y también es de las que posee menos carbohidratos. Ligero, refrescante y saciante; es asequible y muy fácil de transportar y comer fuera de casa.

Batido con pepino, yogur y unas hojas de menta, tenemos un entrante saludable que se prepara en un abrir y cerrar de ojos.

7. Arándanos

6,1 gramos de hidratos de carbono por 100 gramos.

9 gramos por una taza (150 gramos de arándanos).

Los arándanos están en la lista de frutas con menos carbohidratos.
Un yogur o un batido con arándanos son una forma ideal de añadir antioxidantes al desayuno.

Los arándanos resultan una opción muy positiva para el organismo y tienen un destacado sabor, entre fresco y ácido. Combinan bien con todo tipo de lácteos: quesos batidos, queso fresco, camembert, stilton y yogures proteicos (como el skyr)

8. Fresa

7 gramos de hidratos de carbono por 100 gramos.

8,4 gramos por 10 unidades medianas (120 gramos).

Fresas bañadas en chocolate.
Las fresas con chocolate son un postre perfecto para un día especial.

Una de las frutas que más simpatizantes tiene y que se puede introducir con tranquilidad en una dieta baja en carbohidratos. Además, un dato que a veces pasa desapercibido es que son una gran fuente de vitamina C. Son tan sabrosas que no hace falta añadirles nada más para disfrutarlas. Pero si queremos algo más goloso, podemos bañarlas o rellenarlas con ganache de chocolate. Para hacerlo, usaremos una variedad de más del 80% de cacao y sin azúcar añadido (si es posible).

9. Granada

7,5 gramos de hidratos de carbono por 100 gramos.

6,75 gramos por media taza (90 gramos de arilos de granada, que es el pequeño grano comestible).

Ensalada con granada.
La granada se suele usar en platos de verduras, guisos o ensaladas, pero también se puede comer en el postre o como tentempié.

Muy rica en antioxidantes, fibra, folatos y vitamina K.  La granada es una fruta poco usada, quizás por la dificultad que conlleva pelarla y desgranarla. Pero merece la pena el esfuerzo y aprovechar el otoño para consumirla. Combina bien con otros alimentos como quesos, yogur, lechugas, calabaza o nueces.

10. Naranja

8,6 gramos de hidratos de carbono por 100 gramos.

12,9 por una unidad mediana (de 150 gramos).

Naranja con chocolate negro.
Una pieza mediana es una cantidad ideal para incluir en una dieta moderada en hidratos de carbono.

En invierno se reduce un poco la variedad de frutas disponibles en el mercado. Pero siempre se puede recurrir a la naranja que, además, contiene una cantidad de hidratos moderada. La fruta fresca, cortada en rodajas o en gajos, resulta deliciosa. La podemos acompañar con canela, chocolate negro o crema de frutos secos, untada encima.

11. Papaya

8,8  gramos de hidratos de carbono por 100 gramos.

13,2 gramos por una taza (150 gramos de papaya cortada en dados).

Pudin de chía con papaya.
La papaya es muy digestiva y combina bien con todo tipo de alimentos.

Esta fruta de origen tropical es apreciada por los nutrientes que aporta. Entre ellos, destacamos la vitamina C, la A, el potasio y un buen porcentaje de fibra. Asimismo, gracias a la presencia de enzimas, es muy digestiva.

Para consumirla vamos a retirar la piel y las semillas. Una vez a punto, podemos comerla tal cual o usarla en ensaladas, platos de verduras y batidos. Una idea deliciosa de desayuno con papaya es hacer un pudin de chía (con bebida de almendras y sin edulcorantes).

¿Qué alimentos no tienen carbohidratos?

Existen algunos alimentos que no contienen hidratos en su composición. En general, se trata de productos en los que predominan las grasas y/o las proteínas:

  • huevo
  • mantequilla y ghee
  • carne fresca (sin procesar): pollo, conejo, ternera o cerdo
  • aceites vegetales como oliva, girasol, sésamo, coco, entre otros
  • pescado fresco: bacalao, salmón, lenguado, merluza, atún, entre otros
  • moluscos y crustáceos: mejillones, gambas, calamar, almejas o langostinos

Algunos quesos tiene una cantidad muy baja de carbohidratos (la lactosa presente en la leche de vaca). Muchos se sitúan alrededor de 1-2 gramos por 100 gramos de producto, mientras que el yogur natural y la leche contienen entre 4 y 5 por 100 gramos.



¿Existen frutas que no tengan carbohidratos?

Como ya hemos visto, todas las frutas tienen una pequeña cantidad. Aunque hay que recordar que los hidratos no son malos de por sí, siempre y cuando no provengan de procesados o azúcares añadidos. Tan solo hay que controlar la ración en determinadas dietas o para condiciones de salud específicas.

¿Cuáles son las verduras que contienen menos carbohidratos?

Las verduras son alimentos que destacan por aportar fibra, minerales y vitaminas. En cambio, los macronutrientes (proteína, hidratos y grasas) son más bien escasos. La única excepción la conforman las raíces y los tubérculos, que contienen almidón y, por tanto, aportan más hidratos que el resto. En una dieta estándar, se pueden incluir patatas y moniatos como fuentes de hidratos saludables.

De manera resumida, ofrecemos una lista con las verduras que presentan una cantidad menor de glúcidos. Se trata, pues, de aquellas a las que conviene dar prioridad en una dieta cetogénica o en un menú del tipo low carb:

  • canónigos: 0,7 gramos
  • apio: 1,3 gramos
  • brécol: 1,8 gramos
  • pepino: 1,9 gramos
  • calabaza y calabacín: 2,2 gramos
  • repollo: 3,4 gramos
  • tomate: 3,5 gramos
  • pimiento verde: 3,7 gramos
  • setas: 4 gramos
  • berenjena: 4,4 gramos
  • acelga: 4,5 gramos

Algunas frutas tienen menos carbohidratos que otras, pero todas son saludables

Las frutas son un grupo de alimentos con características parecidas. En general, se trata de una opción nutritiva y muy positiva para la salud. Por esto, se aconseja ingerirlas con regularidad y de la forma más variada posible.

No obstante, algunos tipos de dietas limitan la cantidad de hidratos que se pueden consumir a lo largo del día. En estos casos, conviene elegir frutas con un contenido bajo, para poder aprovechar sus beneficios sin sobrepasar este límite. En cualquier caso, es importante dar prioridad a las frutas frescas o congeladas, que no contengan azúcar ni edulcorantes añadidos. Estas se pueden comer solas o en todo tipo de recetas dulces y saladas.


Todas las fuentes citadas fueron revisadas a profundidad por nuestro equipo, para asegurar su calidad, confiabilidad, vigencia y validez. La bibliografía de este artículo fue considerada confiable y de precisión académica o científica.



Este texto se ofrece únicamente con propósitos informativos y no reemplaza la consulta con un profesional. Ante dudas, consulta a tu especialista.