Funciones de los 12 pares craneales

Los 12 pares craneales controlan e intervienen en numerosos movimientos y sensaciones que llevamos a cabo diariamente. Al ser tan importantes, queremos compartir cuáles son y cuáles son sus funciones principales.
Funciones de los 12 pares craneales
María Vijande

Escrito y verificado por la farmacéutica María Vijande el 31 marzo, 2021.

Última actualización: 31 marzo, 2021

Los 12 pares craneales o nervios craneales nos permiten realizar las tareas diarias de manera cómoda y eficiente. Llevan parte de la información de nuestros sentidos al cerebro y del cerebro a algunos de los músculos y vísceras.

Estos nervios atraviesan unos pequeños orificios de la base de cráneo que están conectados a encéfalo. Desde aquí, se ramifican hacia diferentes partes del cuerpo para cumplir con sus funciones.

Dentro de los 12 pares craneales que veremos a continuación, podemos agruparlos de manera sencilla en relación a sus funciones. Por lo tanto, los nervios ópticos, olfatorios y vestibulococlear son totalmente sensitivos.

Por otro lado, los nervios oculomotores, toclear, abducens, accesorio e hipogloso, son completamente motores. Y, por último, el trigémino, el facial, el glosofaríngeo y el vago son tanto sensitivos como motores.

Funciones de los 12 pares craneales

Antes de comenzar la función de cada par craneal o nervio craneal, es importante saber que el orden de estos se establece por el número romano perteneciente al nervio craneal de menor a mayor.

Nervio olfatorio (I)

Los pares craneales incluyen al nervio olfatorio.
Este nervio conecta con una zona especializada llamada bulbo olfatorio.

Como hemos visto, se trata de un nervio craneal. Se encarga de transmitir los estímulos olfativos desde la nariz hasta el cerebro.

Este par craneal tiene su origen en las células del bulbo olfatorio. Su principal característica distintiva es que es el nervio más corto de los 12 pares craneales.

Quizás te interese leer: El sistema nervioso autónomo

Nervio óptico (II)

La función principal de este par craneal es la de conducir los estímulos visuales desde el ojo hasta el cerebro. Está compuesto por los axones de las células ganglionares de la retina.

Estas llevan la información de los fotorreceptores al cerebro, donde luego se integrará e interpretará. El nervio óptico tiene su origen real en el diencéfalo.

Nervio oculomotor (III)

El nervio oculomotor también se conoce como el nervio motor ocular común. La función principal de este par craneal es la de controlar el movimiento ocular. También es el responsable del tamaño de la pupila.

En cuanto al origen de este nervio craneal, se origina en el mesencéfalo.

Nervio troclear o patético (IV)

Se trata de un nervio que, como hemos mencionado antes, consta de funciones motoras. Además, también tiene funciones somáticas. Estos nervios están conectados con el músculo oblicuo superior de ojo, pudiendo hacer que rote y que lo separe del globo ocular.

Al igual que el anterior par craneal, presenta su origen en el mesencéfalo.

Nervio trigémino (V)

Como ya sabemos, se trata de un nervio con funciones mixtas, es decir, tanto motoras como sensoriales. Presenta la característica de ser el nervio más grande de todos los pares craneales.

Lleva información sensitiva a la cara, transmite la información a los músculos masticatorios, tensa el tímpano y el velo del paladar y, además, recoge la sensibilidad de la cara y sus mucosas.

Nervio abducens (VI)

El nervio abducens también se le conoce como nervio craneal motor ocular externo y, como su nombre indica, es un nervio motor.

Es el responsable de transmitir los estímulos motrices al músculo recto externo del ojo. Por otro lado, permite que el ojo se pueda mover hacia el lado contrario de donde tenemos situada la nariz.

Nervio facial (VII)

Es otro de los nervios mixtos. Consta de varias fibras nerviosas que realizan diferentes funciones como:

  • Mandar órdenes a los músculos de la cara para crear expresiones faciales.
  • Enviar señales a la glándulas salivales y lagrimales.
  • Recoge la información del gusto a través de la lengua.

Nervio vestibulococlear (VIII)

Se trata de un nervio sensorial. También es conocido como par craneal del nervio auditivo y vestibular, conformando así, el nervio vestibulococlear.

La función de este par craneal es la de mantener el equilibrio y la orientación en el espacio. También se encarga de la función auditiva.

Nervio glosofaríngeo (IX)

Los pares craneales tienen neuronas.
Estos nervios son muy importantes en todo el organismo.

Es un nervio cuya influencia reside en la lengua y la faringe. Recoge información de las papilas gustativas que están en la lengua y la información sensitiva de la faringe.

Por otro lado, lleva órdenes a las glándulas salivales y diversos músculos del cuello que facilitan la deglución.

Nervio vago (X)

El par craneal número 10 es el nervio vago o neumogástrico. Nace en el bulbo raquídeo e inerva en los siguientes órganos:

  • Faringe.
  • Esófago.
  • Laringe.
  • Tráquea.
  • Bronquios.
  • Corazón.
  • Estómago.
  • Hígado.

También interviene en la deglución y, además, manda y transmite señales al sistema nervioso autónomo pudiendo, incluso, ayudar a la regulación de nuestra activación y controlar los niveles de estrés, entre otras funciones.

Nervio accesorio (XI)

También conocido como nervio espinal, es un nervio motor y se podría decir que es uno de los más puros. Se encarga de movimiento cefálico y rotatorio por su inervación del músculo esternocleidomastoideo. Por lo tanto, permite la rotación de la cabeza y de los hombros.

Nervio hipogloso (XII)

Se trata de un nervio de los 12 pares craneales. Es un nervio motor que, al igual que el vago y glosofaríngeo, interviene en la musculatura de la lengua y en la acción de tragar.

Los nervios craneales, estructuras muy importantes

Como pudiste darte cuenta a lo largo del artículo, estos nervios tienen funciones muy específicas y vitales para la vida tal y como la conocemos. Existen muchas enfermedades capaces de lesionar uno o varios de estos nervios, originando signos clínicos bastante característicos para los nervios.

Te podría interesar...
¿Cómo influye la buena compañía en la activación del cerebro?
Mejor con SaludLeerlo en Mejor con Salud
¿Cómo influye la buena compañía en la activación del cerebro?

La buena compañía ayudará en la activación del cerebro a la hora de estimular la socialización. Tener un apoyo emocional te brindará estabilidad.



  • Tortora, G., & Derrickson, B. (2009). Nervios Craneales. Principios de Anatomía y Fisiología2.
  • Linda Wilson, Patricia A Stewart, Elizabeth J Akesson, S. D. S. (2013). Sistema Nervioso. Nervios Craneales En La Salud y En La Enfermedad.
  • Duque, J., & Duque, C. (2016). Nervio Terminal: El Par Craneal Cero. Med Unab.