Hay gente que te inspira y hay personas que te agotan

28 Febrero, 2021
Este artículo ha sido escrito y verificado por Valeria Sabater
En la medida de lo posible, procura rodearte de esa gente que te inspira y, si debes hacerlo de perfiles que puedan llegar a agotarte, busca la forma de recargarte después

Cada día, al interactuar con otras personas, estas se llevan un poco de nosotros, mientras nosotros tomamos tambien un poco de ellas. Sin embargo, nos encontramos con gente que nos inspira y con otra que nos agota.

Nuestra mente es muy permeable a las interacciones que llevamos a cabo cada día. Hay personas que nos inspiran, que nos confieren ánimo y positividad. Sin embargo, también están las que, con cada encuentro, parecen drenar nuestra energía. No es un mito, sino algo totalmente real.

Es crucial promover la idea de tener un buen carácter, que pueda resistir la prueba del tiempo y definir quiénes somos como individuos. En este artículo hablaremos sobre estos dos tipos de personalidades para que puedas detectar cada uno.

Gente que te inspira

Entre nuestras amistades o en nuestra familia, está ese alguien que todos consideramos un tesoro. De algún modo, con una sonrisa o una simple conversación nos edifican y nutren nuestro optimismo y nuestro espíritu. Su sabiduría no se encuentra en los libros, sino en ese sentido común que se adquiere desde una mente reflexiva, intuitiva e inteligente.

Hay gente que mira a los ojos y sabe leer entre líneas el apoyo y desahogo emocional que el otro necesita. Según diferentes estudios, se cree que este tipo de capacidades proceden de un cerebro con el hemisferio derecho más desarrollado.

Es esa área más reflexiva, más creativa, a la vez que observadora. La persona que inspira entiende de reciprocidad. A su vez, no responde al típico perfil que hace uso de la arrogancia para demostrar que sabe más que el otro. Quien inspira no hostiga, sino que deja ser. Nos dan ejemplo pero respetan nuestras elecciones, nuestros pensamientos y opiniones.

Si tienes a alguien así cerca, no dudes en compartir más momentos con él o ella, seguro que aprenderás algo de la vida y te sentirás poderoso de nuevo. Si eres tú esa persona valiosa, mantén esa luz que brilla dentro de ti, alimentándola con buenas acciones y optimismo.

Te proponemos leer también: La personalidad equilibrada no tiene defectos, tiene efectos

Gente que te agota

Por otro lado, también nos encontramos con personas que tienen un comportamiento que desgasta física y psicológicamente. Los rasgos que las caracterizan serían los siguientes:

  • Individuos muy negativos.
  • Comportamientos centrados solo en buscar problemas, en emitir quejas o críticas. Son personas que se empeñan en ver siempre el vaso medio vacío y el lado oculto de la luna, pero sin maravillarse del misterio.
  • Su conversación siempre empieza y termina con un “yo”. Porque es incapaz de ver más allá de su propia nariz y de ese horizonte delimitado donde solo existe él mismo.

No es fácil tener que convivir con este tipo de mentalidades cerradas que son incapaces de ver con los ojos para descubrir con el corazón.

Puesto que es común que te encuentres con ellas a nivel familiar o en tus contextos laborales, te explicamos ahora cómo debemos afrontar estos comportamientos.

Lee también: La grandeza de las personas se esconde en los pequeños detalles

Cómo sobrevivir a las personas que nos agotan

No se trata de huir de ellas, sino de poner distancia, con respeto pero con firmeza. Si son adictos a las quejas y a las críticas, deja claro que esas conversaciones te cansan, aunque respetas su forma de pensar.

Quién sabe, quizá puedas influenciarlos y hacer que vean la parte positiva de este mundo. Siempre lleva a esa persona al terreno en que te sientas cómodo/a y visualiza lugares tranquilos y energéticos. Recuerda, la vida es un constante balance y debemos aprender a convivir con ambos tipos de personas.

Rodéate de gente positiva

Algunas de las personas con las que tratamos a diario nos nutren y animan con su presencia. Otras pueden tener el efecto contrario, drenando nuestra energía, haciéndonos sentir cansados y agotados. Nuestro bienestar puede verse fácilmente influenciado por quienes nos rodean.

Cada movimiento que hacemos tiene un efecto en todas las personas que nos rodean. En un nivel más sutil, cuando compartimos el espacio con otra persona, a menudo captamos su energía, cómo se siente y sintonizamos con ella. A esto nos referimos cuando decimos que un estado de ánimo o un sentimiento es contagioso.

Cuando nos rodeamos de gente positiva, despejamos la negatividad que existe a nuestro alrededor y creamos más espacio para acoger la energía nutritiva y renovada. Hacer esto no solo enriquece nuestras vidas, sino que nos envuelve en un espacio de apoyo y curación que fomenta un mayor crecimiento, comprensión y amor hacia nosotros mismos y hacia los demás.

  • Rueckert L, Naybar N. Gender differences in empathy: the role of the right hemisphere. Brain Cogn. 2008 Jul;67(2):162-7. doi: 10.1016/j.bandc.2008.01.002. Epub 2008 Mar 4. PMID: 18295950.