5 hábitos para alcanzar tus metas

Alcanzar tus metas es algo que requiere de una gran planificación, pero ¿qué es lo que debes tener en cuenta? En este artículo te damos algunos consejos interesantes.
5 hábitos para alcanzar tus metas
Elena Sanz

Revisado y aprobado por la psicóloga Elena Sanz.

Última actualización: 09 abril, 2022

Hemos empezado un nuevo año y siempre hay propósitos que te gustaría cumplir. Sin embargo, es importante que te salgas un poco de esos objetivos generales que todo el mundo tiene (y que muy pocas personas cumplen). Céntrate en alcanzar tus metas.

¿Te ha costado antes? Es muy posible que el motivo radique en los hábitos. Quizás ni siquiera has pensado en ellos, pero son muy poderosos.

Cuando nos hacemos mayores no solemos centrarnos en el proceso, sino en los resultados. Hay cosas que tardan mucho más que otras en llegar y puede que esto nos frustre. No obstante, los hábitos importan para que puedas alcanzar tus metas.

¿Qué es un hábito?

Si nos guiamos por la Real Academia Española (RAE), un hábito es un modo especial de proceder o conducirse adquirido por repetición de actos iguales o semejantes. Por ejemplo, lavarte los dientes todos los días nada más levantarte, antes de acostarte o tras comer es un hábito que te lleva a cuidar de tu salud oral.

No obstante, no es fácil adquirir un nuevo hábito. Empezar a caminar un poco cada día o comer mejor es difícil.

Por eso, siempre conviene comenzar poco a poco, introduciendo pasos progresivos que puedan afianzarse. En caso contrario, un cambio drástico también puede generar un regreso caótico al momento en el que te encontrabas al principio.



Hábitos que te ayudarán a alcanzar tus metas

Ahora que ya sabes un poco lo que son los hábitos, vamos a empezar con aquellos que te ayudan a alcanzar tus metas. Recuerda incorporarlos poco a poco a tu vida, con progresión y sin juzgarte si un día te fallas.

Esto puede pasar, pero si eres muy exigente contigo mismo, puedes agobiarte y tirar la toalla. Por lo tanto, evitar hacerlo.

Frustración por no alcanzar las metas.
La frustración y la tristeza por no alcanzar las metas, a veces significa abandonarlo todo, lo que no es recomendable.

1. Especifica las metas que quieres alcanzar

Para alcanzar tus metas, lo primero que te recomendamos es que las especifiques. Puede que a lo largo de este año surjan otras nuevas.

Lo que debes hacer siempre es coger un papel y un bolígrafo y ponerte a escribir. Define la meta, cuáles son tus motivaciones para lograrla y los objetivos. Miras estos ejemplos sencillos.

META MAL PLANTEADA META BIEN PLANTEADA
  • Apuntarme al gimnasio para perder peso.
  • Asistir a un curso para mejorar mi formación.
  • Apuntarme al gimnasio para mejorar mi salud, sentirme con más energía y fortalecer mis músculos. Además, con esto lograré mantenerme en un peso saludable.
  • Asistir a un curso de inglés para mejorar mi competencia comunicativa, sentirme más seguro al hablar en esta lengua extranjera y poder ascender dentro de mi empresa.

2. Diseña un plan de acción con pequeños retos

Después de lo anterior, otro de los hábitos necesarios para que puedas alcanzar tus metas es que diseñes siempre un plan de acción. ¿Qué queremos decir con esto? Que vas a tener que ponerte pequeños retos que te llevarán a ese gran objetivo.

Por ejemplo, puedes empezar haciendo ejercicio 2 veces por semana; después aumentar los días, probar alguna actividad nueva en el gimnasio, acudir a un nutricionista que te ayude con la alimentación. Un paso tras otro.



3. Planifícate y comprométete

Seguro que ya sabes que el compromiso y la planificación son indispensables para conseguir buenos resultados. En tu trabajo esto debe ser así. Por lo tanto, con tus metas haz lo mismo.

Planifica, establece ese plan y comprométete. Da igual que no haga un buen día o que no te apetezca nada, pero levántate y hazlo.

No siempre vas a tener la motivación del principio, pero debes hacer las cosas igual. Un truco es no pensar demasiado en no hacerlo, sino en pasar a la acción ya.

4. Persevera y confía en ti

En ocasiones, puede que no estés viendo resultados en el camino hacia tus metas, pero no pasa nada. Tú debes centrarte en el proceso, perseverando, avanzando poco a poco y confiando.

Esto a veces es complicado y debes tener mucho cuidado si te rodeas de personas que hacen que esa confianza se venga abajo. Vuelve a ese papel donde estaban las razones por las que quieres conseguir lo que te has propuesto. Respira y a por ello.

Escribir metas para alcanzar.
Escribe tus metas y especifica lo que quieres con ellas. Puedes volver a leerlas cuando pierdes fuerzas.

5. Disfruta del proceso

Uno de los últimos hábitos para alcanzar tus metas es que disfrutes del proceso y de la vida. Queda con los amigos, cultiva tus relaciones, encuentra lo positivo en esa parte del camino que tanto te está costando. Conócete mejor y sonríe.

Estás haciendo algo que te va a permitir llegar a ese objetivo soñado. En años anteriores nunca te habías imaginado ni siquiera empezar y ahora lo has hecho. Así que date la enhorabuena por ello y sigue trabajando.

Alcanzar las metas requiere esfuerzo

Alcanzar tus metas requiere de ser metódico, perseverante y confiar en uno mismo. Si esto último te cuesta, ponte delante de un espejo cada mañana y repítete todo de lo que eres capaz.

Cada uno tiene algo en lo que sobresale y no hay que ser perfecto. Puede que seas eficaz, que tengas una gran fuerza de voluntad, que te guste mucho el objetivo para el que estás trabajando. Conocerte a ti mismo te ayudará a confiar mucho más para alcanzar tus metas.

Te podría interesar...
7 errores que debes evitar si deseas alcanzar tus metas
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
7 errores que debes evitar si deseas alcanzar tus metas

Si cuando inicias el camino hacia alcanzar tus metas no tomas en cuenta estos 7 factores, es probable que te quedes a medio camino.