19 juegos para el verano

A continuación, te presentamos 19 divertidos juegos para el verano. ¡Anímate a pasarlo en grande y crear recuerdos llenos de alegría y esparcimiento con los más pequeños!
19 juegos para el verano

Última actualización: 25 julio, 2022

Los juegos para el verano son un conjunto de actividades sencillas, pero capaces de llevar mucha diversión a la familia. Por ello, es muy recomendable disfrutarlos en más de una ocasión durante esta época del año.

El verano es una de las estaciones del año más esperadas por los niños. Con la llegada de las vacaciones escolares y el tiempo libre, muchos reconocen este periodo como la mejor oportunidad para hacer actividades cargadas de diversión.

Tanto padres como niños se animan a pasar más tiempo al aire libre, sobre todo en lugares como el campo y la playa. Estos escenarios, así como las piscinas, son perfectos para vivir experiencias distintas a las del resto del año.

Sin embargo, haciendo a un lado el lugar elegido, hay una amplia variedad de juegos que se pueden poner en práctica en cualquier espacio ya que, como señala este artículo publicado en la Revista de las Sociedades Canarias de Pediatría, el juego aporta numerosos beneficios a los niños. Así, algunos invitan a reunir varios amigos, mientras que otros son perfectos para probar habilidades individuales.

Hemos recopilado 19 opciones muy interesantes para que las lleves a la práctica durante el verano. ¿Con cuál crees que te vayas a divertir más?

1. Gymkanas, excelentes juegos para el verano

Niños haciendo gymkanas

Las gymkanas son uno de los juegos preferidos para el verano. Es un tipo de actividad que reúne a varios niños en un lugar abierto, en el cual pueden encontrar una serie de pruebas que deben superar, por sí solos o en equipo, dependiendo de la temática.

El tipo de pruebas y la dificultad de cada una puede variar en función de la edad de los niños y de las posibilidades que brinde el lugar en el que se juegue.

Se pueden incluir todo tipo de pruebas, aunque lo idóneo es que no tarden demasiado en una sola para que, así, puedan completar el resto. Las gymkanas también pueden ser temáticas, por ello, son una buena oportunidad para jugar con disfraces.

2. Piñata de globos de agua

Dentro de los juegos para el verano más entretenidos para los más pequeños se encuentra la piñata con globos de agua en la piscina. Se rellenan varios globos con agua a temperatura ambiente y se amarran juntos en un punto.

Luego, los niños deberán hacer una fila y esperar su turno para intentar romper con un palo la mayor cantidad de globos posible. Ganará el niño que logre estallar el mayor número de globos.

3. Encestar pelotas

Esta actividad pone a prueba las habilidades individuales de cada niño. La idea es lograr encestar pelotas la mayor cantidad de veces posible.

El juego requiere varios baldes colgados de los árboles o una superficie alta. Las pelotas pueden ser de goma o plástico. Asimismo, se pueden hacer varios niveles de dificultades, teniendo en cuenta la edad de los pequeños, el tamaño de las pelotas y la distancia.

4. Bolos

Bolos.

El clásico juego de bolos no pasa de moda. Tanto los adultos como los niños pueden pasar un momento agradable poniendo a prueba sus habilidades con la bola. ¿No tienes unos bolos profesionales? ¡No importa! Con varias botellas de agua vacías y una pelota pequeña se puede recrear esta actividad.

5. Carreras de vasos de agua

Este es otro de los juegos para el verano más divertidos. Es perfecto para mantener activos a los niños en esta época del año. A ellos les encanta jugar con agua y también sentirse desafiados.

La actividad consiste en hacer carreras con vasos de agua, con el propósito de llegar a la meta sin derramar el líquido. Ganará el niño que logre llegar con más agua.

6. Saltos de longitud

Si los pequeños desean poner a prueba sus habilidades, los saltos de longitud son un buen entretenimiento. Se trata de uno de los juegos para el verano más atractivos porque les permite a los niños esparcirse sin necesidad de un montaje elaborado. Y, en cierta forma, resulta muy bueno porque invita a la autosuperación.

Para realizarlo tan solo se debe pintar una raya en el suelo. Luego, el niño tiene que saltar tanto como pueda. Gana el que logre llegar más lejos.

7. El equilibrista

Este divertido juego sirve para poner a prueba varias destrezas a la vez que implican coordinación y equilibrio. Consiste en realizar una carrera caminando rápido con una cuchara en la boca que transportará un huevo. El primero en llegar a la meta con el huevo a salvo será el ganador.

Antes se debe haber establecido cuál sería el punto referencial que funcionaría como meta, también se puede trazar una línea en el piso. La idea es que el trayecto a recorrer no sea muy extenso para que se logre el cometido.

8. Carrera de sacos

Tal como lo indica el nombre, necesitaremos para jugar un saco o bolsa de tela para cada niño. Deben introducirse en él de forma individual y sujetar la abertura a nivel de la cintura para luego avanzar dando saltos hasta alcanzar la meta. Como en cualquier carrera tienen que salir al unísono y para ello se puede hacer sonar una corneta que indique el momento de partida.

9. La búsqueda del tesoro

De los juegos para el verano quizás este sea el que lleve más tiempo, porque requiere una planificación previa. Sin embargo, resulta muy divertido y entretenido, sobre todo porque los más pequeños tendrán que pasar mucho rato buscando “el tesoro” escondido.

El juego consiste en esconder una serie de objetos en la playa, el campo o en cualquier lugar. Se prepara un mapa de búsqueda y se hacen varias estaciones con pistas.

10. Guerra de globos de agua

Niña jugando con globos de agua

¿Hace demasiado calor como para salir a jugar? ¡Es momento de hacer una guerra de globos de agua! De nuevo, el agua hará de este momento una experiencia refrescante y llena de diversión para todos.

Los globos pueden ser de distintos tamaños. Así pues, lo ideal es preparar varias cubetas llenas de globos pequeños para que la actividad dure más tiempo.

11. El escondido

Un clásico de los juegos infantiles que no pasa de moda y sirve para correr. El escondido cuenta con variantes de acuerdo a la zona geográfica donde se juegue. Sin embargo, en esencia, se trata de fijar un punto desde donde una persona contará hasta 20 con los ojos cerrados y durante ese tiempo los demás se esconden.

Luego debe salir a buscarlos, mientras tanto los escondidos tratarán de llegar a la base sin ser vistos, una vez que la toquen deben gritar: ‘libre’. Por el contrario, al ser descubiertos se pierde. Si descubre a varios, el último pasará ahora a ser quien cuenta.

12. El campamento

Organizar un campamento con los niños es una aventura que les encantará y que todos merecen vivir. Sea en una gran carpa donde quepan todos o con varias individuales, se planifica una estadía al aire libre para pasar una tarde jugando en estas mini casitas.

Además se puede, con la participación de varios adultos dispuestos a planes más osados, optar por una pijamada para contemplar las estrellas, contar historias y pasar una noche diferente conociendo los sonidos de la naturaleza.

13. Viajando por tu país

Construye con tus familiares este ingenioso juego que invita a conocer el país a través de un recorrido imaginario. La idea es hacer un tablero trazando sobre una o dos cartulinas el mapa de tu país. Se deben destacar sus provincias y hacer unas tarjetas con los nombres de cada una, otras con boletos de diferentes transportes: terrestres, aéreos y marítimos.

Una vez trazado todo el mapa, marcan el camino que unirá cada región con puntos por los cuales se desplazarán. Necesitarán un dado y una ficha para cada jugador que pueden ser semillas o piedritas pintadas con distintos colores. Reparten de forma aleatoria 5 tarjetas de provincias y 2 de transporte e inicia el recorrido el que saque la puntuación más alta al lanzar el dado.

El juego consiste en organizar el viaje por las 5 provincias sacando el mejor provecho a los boletos que tienen. Todos los jugadores parten desde un mismo punto al que vuelven cuando terminan el recorrido. El primero en llegar será el ganador.

De necesitar un boleto adicional deben en su turno lanzar el dado hasta sacar 6 o 1. Si aciertan toman el boleto y esperan el siguiente turno para avanzar. Y si no deben esperar su próxima oportunidad para lanzar el dado otra vez.

14. Figuras de papel

Las manualidades son otro modo de pasar momentos entretenidos en verano, por eso te proponemos hacer figuras de papel con los niños. Por ejemplo, los barquitos y los aviones son opciones que ellos aprecian y muy fáciles de realizar. En este artículo de Eres Mamá consigues varios tipos de aviones y explican a detalle el procedimiento.

15. Volar cometas

Otro juego que resulta un buen plan al aire libre para los niños es volar un cometa. Al principio es muy probable que necesiten la ayuda de un adulto, pero seguro en muy poco tiempo estarán elevándolos solos. Los cometas por lo general se consiguen en tiendas para niños, y si no sabes dónde ubicar uno intenten construirlo.

16. Burbujero

Si buscas diversión garantizada las búrbujas no te harán quedar mal. A los niños les encanta hacerlas, contemplarlas y reventarlas. Para armar un burbujero en casa no hace falta comprar nada extraordinario.

Necesitarán jabón líquido, agua, un envase donde mezclar y una botella de plástico desechable a la que puedas recortarle la punta más unos cinco dedos de largo. La parte más grande la sumerges en el envase con agua y jabón y soplas por el pico de la botella, verán salir las búrbujas y ¡a jugar!.

Otras opciones de juegos para el verano

Además de estos juegos que hemos mencionado, tienes que tener opciones por si acaso cierto día no pueden salir al aire libre. Así que ahí entran en escena los tradicionales juegos de mesa. Acá te apuntamos tres, toma nota.

17. Memoria

Es especial para jugarlo en familia y hasta los más pequeños pueden participar. A pesar de que existen múltiples versiones digitales, la idea de jugar con las tarjetas en físico puede hacer la experiencia más enriquecedora. Recuerda que es un tipo de juego que estimula la cognición, mejora el rendimiento de la memoria y ayuda a tener mayor conciencia del espacio al tener que recordar dónde se encontraba cada una hasta ubicar el par idéntico.

18. Mímicas

Entre los juegos de mesa existe uno de mímicas que se llama ‘Pictionary’ y que chicos y grandes aprenden a jugar sin dificultad. En él tendrán que conformar equipos y cada uno seleccionará su dibujante. Éste tendrá un tiempo establecido por un reloj de arena para hacer el dibujo que le indique la tarjeta seleccionada, mostrarlo y esperar que adivinen entre mímicas eso que dibujó. De acertar su equipo continúan el turno, quien llegue primero a la meta será el vencededor.

19. Stop

Es un juego que requiere la destreza de la escritura y que también es un ejercicio que trabaja la memoria y capacidad de retentiva. Para jugar se tienen que repartir papel y lápiz, luego hacen una tabla con varias columnas que dirán: nombre, apellido, ciudad, animal, fruta, color, cosa… Y todas las opciones que deseen sumar. Comienzan con una letra tomada al azar y deben llenar cada columna partiendo de ella. El primero en terminar todo es quien vence.

Por último, no olvides que en lo que a los juegos para el verano se refiere…

Es importante aplicar protector solar a los niños antes de comenzar a jugar para evitar quemaduras solares. Y, si están en contacto con el agua o sudan mucho, es conveniente detener los juegos un momento y replicarles el protector. Así, podrán jugar totalmente protegidos. Todo ello se evidencia en este estudio publicado en Acta pediátrica de México.

Ahora, en lo que respecta a las actividades al aire libre en verano, lo más recomendable es jugar en áreas cercanas a una fuente de agua y un lugar con sombra para poder hacer los descansos respectivos. Llevar suficiente agua para que nadie se deshidrate es indispensable.

Prueba los juegos que te hemos recomendado o bien inventa los tuyos. Lo que cuenta en realidad es pasar tiempo de calidad en familia. ¡A divertirse!

Te podría interesar...
8 errores que cometemos a la hora de elegir calzado de verano
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
8 errores que cometemos a la hora de elegir calzado de verano

La elección de un buen calzado para el verano nos ayuda a proteger la salud de los pies. Conoce los 8 errores más comunes al comprarlo.