La infancia influye en el desarrollo de la personalidad

La relación que los niños tengan de pequeños con sus padres será determinante en el desarrollo de la personalidad y su relación con los demás en un futuro.
La infancia influye en el desarrollo de la personalidad
Sofía Quintana Alonso

Revisado y aprobado por la fisioterapeuta Sofía Quintana Alonso el 11 febrero, 2021.

Escrito por Raquel Lemos Rodríguez, 01 febrero, 2019

Última actualización: 11 febrero, 2021

La infancia es una etapa sumamente delicada en la que se produce el desarrollo de la personalidad de los más pequeños de la casa. Es tan importante que muchos de los problemas que sufren los adultos tienen su origen en esta fase de sus vidas. Lo que experimentamos en la infancia suele dejar huella en nuestro cerebro. Una huella de la que no somos conscientes, pero que nos puede afectar en el futuro.

El tipo de refuerzo y su importancia en el desarrollo de la personalidad

Madre con su hija sujetando macetas
La clave está en encontrar el equilibrio entre el apoyo positivo y negativo.

En el momento de educar a los niños podemos optar por un refuerzo positivo o un refuerzo negativo, aunque lo ideal sería encontrar un equilibrio entre los dos extremos.

  • El refuerzo positivo, tal y como señala este estudio llevado a cabo por la profesional Marta Albert, consiste en celebrar con una buena estimulación y una respuesta agradable todo lo que los niños hacen bien. Esto podría derivar en una autoestima demasiado alta y en niños incapaces de responsabilizarse de sus errores si se ignora y no se hace nada al respecto cuando no actúan o hacen algo de una forma correcta.
  • El refuerzo negativo, en cambio, pone especial énfasis en todo aquello que los niños hacen mal. Y así lo evidencia este Manual de técnicas de intervención cognitivo conductuales. Esto puede provocarles una baja autoestima, que se infravaloren y que crean que siempre son peores que los demás.

Ambos extremos son negativos y pueden influir en el desarrollo de la personalidad de cualquier niño, como muestra este artículo publicado en la revista Estudios Pedagógicos. Por eso, si en la vida adulta tenemos problemas de autoestima, mirar hacia la infancia puede ser clave para entender el motivo.

El apego hacia nuestros progenitores nos marca

Madre e hija abrazándose mostrando apego seguro, clave para el desarrollo de la personalidad
La forma en la que los niños interrelacionan con su entorno familiar juega un papel esencial en su personalidad futura.

La teoría psicológica del apego habla de 3 tipos de principales de apego que podemos desarrollar en los primeros años de vida. En este sentido, los distintos tipos de apego pueden determinar la manera en la que nos relacionaremos con los demás en nuestra vida adulta.

El apego seguro

El apego seguro es aquel en el que los niños ven cubiertas sus necesidades por parte de sus padres. Hay contacto físico y saben que, si necesitan a sus progenitores, ellos van a estar ahí. Estos niños desarrollan un vínculo sano y se sienten seguros. El modelo interno de relación que construye el pequeño cuando establece un apego seguro está basado en el afecto y la disponibilidad.

Así pues, tal y como señala esta investigación publicada en Ansiedad y Estrés, el apego seguro también está asociado a menos síntomas de depresión, hostilidad y ansiedad, y al bienestar en general.

El apego ansioso

El apego ansioso o ambivalente es el que desarrollan los niños cuyos padres se muestran cariñosos y cercanos en algunas ocasiones, pero fríos y distantes en otras. La consecuencia es que los más pequeños desarrollan inseguridad y no saben a qué atenerse. En este caso, el modelo interno de relaciones que construye el niño se basa en la falta de protección y seguridad.

Una persona que en su infancia haya desarrollado un apego ansioso, es probable que sufra dependencia emocional en sus relaciones de pareja y que tenga dificultades para establecer vínculos saludables y ser asertiva. Y así lo evidencia esta investigación publicada en la revista Personal relationships en 2002.

El apego evitativo

El apego evitativo se desarrolla como resultado de padres insensibles que suelen ignorar las necesidades y señales de los niños. Como consecuencia, los pequeños aprenden a rechazarlos, a ser independientes y a no reclamarlos. Y así lo muestra este artículo publicado en la Revista latinoamericana de psicología.

El modelo interno de relaciones con apego evitativo está basado en el distanciaciamiento para evitar el rechazo. Por ello, en el futuro estos niños pueden tener problemas para establecer vínculos con otras personas y pueden mostrarse emocionalmente distantes.

Por lo tanto, de toda esta información podría concluir que el apego seguro es, sin duda, el más sano para el correcto desarrollo de los más pequeños. No obstante, el apego ansioso y el evitativo son más comunes de lo que pensamos.

Evitar consecuencias futuras en el desarrollo de la personalidad

Madre e hija felices para tener un buen desarrollo de la personalidad.
El objetivo es crear niños seguros y cercanos en sus relaciones.

En definitiva, el desarrollo de la personalidad en la infancia es sensible al tipo de refuerzo y al apego que se genera en la relación entre padres (y en especial madres, que suelen ser las cuidadoras principales) e hijos.

Es importante saber brindar la atención necesaria a los más pequeños, no permitir que los conflictos de pareja les afecten y asegurarse, como padres, de que se les puede ofrecer un apego seguro para evitar problemas en el futuro.

It might interest you...
7 comportamientos tóxicos de los que no son conscientes los padres
Mejor con SaludLeerlo en Mejor con Salud
7 comportamientos tóxicos de los que no son conscientes los padres

Como padres es posible caer, de manera inconsciente, en algunos comportamientos "tóxicos" con los que perjudicamos a nuestros hijos. ¡Identifícalos...