Las personas que atraes son el reflejo de lo que eres

¿Cómo puedes pretender que los que te rodean te respeten si tú mismo no lo haces? No olvides que las personas que atraes son una extensión de tu propia personalidad.
Las personas que atraes son el reflejo de lo que eres

Escrito por Raquel Lemos Rodríguez, 09 enero, 2017

Última actualización: 10 agosto, 2021

Las personas que atraes no son más que tu propio reflejo. Aunque te cueste admitirlo, tú has invitado a la gente tóxica a que se acerque a ti. No ha sido una petición que hayas verbalizado, tampoco algo que hayas estado buscando.

Sin embargo, la energía que emites te aproximará a aquellos que no deseas, pero que, sin querer, acercas. Pero, ¿cómo puede ser esto posible?¿cómo has podido provocar esto?

En el próximo artículo te explicamos por qué la forma en la que tratas a ti mismo influye en la forma en la que te tratan los demás.

Aprende de las personas a las que atraes

personas que atraes

Tus errores te permiten aprender. Cada caída no es un fracaso, sino una oportunidad de darte cuenta de que no lo estabas haciendo bien. Con las personas sucede lo mismo.

Aprende de todo lo que ocurre a tu alrededor, ¡abre los ojos! Todos aquellos que te rodean son tu propio reflejo. Te lamentas constantemente porque aquellos con los que inicias relaciones amorosas te hacen daño. Sin embargo, ¿no te resulta raro que siempre se repita la misma historia?

No culpabilices siempre a tus parejas, no te acomodes ni busques ese tan atractivo rol de víctima. Es importante que pienses que, tal vez, el error esté siendo tuyo. Algo debes estar haciendo mal para que siempre termines con el mismo tipo de persona.

Es posible que no digas lo que piensas desde un principio, que te sometas o que dejes que sea tu pareja quien tome las riendas de la relación, quien te dirija.

Si actúas así, es imposible que estés con alguien que te haga feliz a largo plazo. Las relaciones maduras se construyen en condiciones de igualdad y respeto, y tú no te estás respetando a ti mismo.

Puede que estés siguiendo el mismo patrón a la hora de fijarte en otra persona porque buscas que alguien supla algún tipo de carencia afectiva o problema emocional. Eso, por lo general, solo te generará problemas.

Aceptas el amor que crees merecer

pareja

¿Te respetas? ¿crees que te quieres? ¿te valoras? Son preguntas fáciles, pero no les des una respuesta demasiado rápida. A veces, puedes creer que es un “sí”, cuando en realidad no es así.

Si las personas que atraes no te respetan, tal vez deberías empezar a pensar que tú no lo haces contigo mismo. Y es que, en más de una ocasión, se deja esta responsabilidad en manos de los demás.

¿Por qué dicen quererte cuando no es así? Quizás porque no eres capaz de amarte a ti mismo, porque te interesa que otros te quieran para así sentirte realizado. Puede que lo único que busques en las relaciones sea huir de tu miedo a la soledad.

Aunque conscientemente desees encontrar a personas que cumplan un patrón contrario, en tu inconsciente el amor que crees merecer es muy pobre.

joven-triste

Porque si tú no te valoras, es imposible que las personas que atraes lo hagan por ti. ¿Cómo puedes buscar lo que tú mismo no eres capaz de darte?

Crees que no mereces demasiado amor, que no eres lo suficientemente bueno para nadie, que no vales nada, que eres menos atractivo que los demás… ¡Basta! Es hora de que aumentes tu autoestima.

Deja de compararte y de autodestruirte. Eres auténtico, único y mereces todo lo bueno. Pensar en lo contrario no hará que seas feliz ni que atraigas a todas esas personas que aportarían cosas buenas a tu vida.

Acéptate y descubre quién eres

mujer-atrayendo-lo-bueno

Por el simple hecho de estar en tu cuerpo, no significa que te conozcas. Si te sientes identificado con todo lo anterior es que aún tienes un largo camino por recorrer.

Debes enamorarte de la persona que ves cada mañana en el espejo. A pesar de sus imperfecciones, de todos sus defectos, es real, es natural, es bella, ¡eres tú!

No te escondas en tu ruido mental, sigue aquellos pensamientos que te gritan que te escuches a ti mismo, que bucees en tu interior para saber qué es realmente lo que quieres.

Averigua qué es lo que te hace feliz y limpia tu vida de todo aquello que no te aporte nada, incluidas esas actitudes que te llevan una y otra vez por el mismo camino.

Es el momento de que actúes y de que te concentres en ti. No debes buscar lo que no tienes en los demás, porque no te lo van a dar. Actuando así solo te sentirás vacío. Quien nunca te abandonará, con quien siempre podrás contar, eres tú mismo. 

Te podría interesar...
Ámate como mereces y serás amado como deseas
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Ámate como mereces y serás amado como deseas

Ámate como mereces y serás amado como deseas, no midas lo que mereces en base al amor que recibes de los demás o vivirás de las desilusiones.