El respeto hacia ti mismo: así empieza la felicidad

Francisco María García·
13 Enero, 2021
Ser feliz mediante la práctica del respeto y el amor propio no se trata de ser egoístas y olvidarse de los demás. Es aprender a reconocer el valor propio y aceptar tanto las virtudes como los defectos.

Para tener una vida feliz es importante conocerse bien y tener amor propio pero, ¿qué más implica? La respuesta es muy sencilla: respeto hacia ti mismo. Este no siempre es fácil de desarrollar hoy en día, ya que existen muchas variables que pueden autosabotearnos.

No obstante, es importante saber abrirse paso entre ellas para lograr la aceptación y el respeto por uno mismo. Esto implica apreciar tu esfuerzo y saber discernir más allá de las dificultades, sabiendo qué es lo que realmente te beneficia y qué no. Suena interesante, ¿verdad? Sigue leyendo y descubre cómo lograrlo.

¿Por qué es necesario el respeto hacia ti mismo?

chica abrazándose simbolizando el respeto hacia ti mismo

El respeto hacia ti mismo no tiene nada que ver con la prepotencia, el narcisismo o el egocentrismo. Al contrario, se refiere al estado de equilibrio físico y metal que invita a procurar la propia felicidad. Y lo mejor de esto, es que se contagia.

Sin embargo, muchas personas se pierden en este camino debido a situaciones difíciles. Se trata de algo muy común y para nada condenable. De hecho, a través de las adversidades muchas personas han logrado reencontrarse a sí mismas y valorarse positivamente frente al espejo, sin caer en el autodesprecio.

La confianza, la seguridad, el amor y el respeto tienen consecuencias positivas sobre las personas. Cuando te amas profundamente, es más fácil aprender a identificar cuáles son tus límites. Esto se traduce en un entorno saludable en el cual otras personas tienen la oportunidad de aportar y aprender.

Ver también: Las 5 claves del respeto en una relación de pareja

¿Qué sucede si no te amas o respetas a ti mismo?

La vida consiste en aprender a vivir con uno mismo; amarse y respetarse. El hecho de sacrificar estos valores acaba por hacer el camino de la vida casi intolerable, al aguantar y sostener ciertas situaciones sin apreciarlas realmente.

Asimismo, y por llamativo que parezca, un estudio publicado en Psychological Bulletin señala que dimensiones como la autoestima o el amor propio suelen tener unos niveles bajos durante la juventud y la madurez. Por lo general, es sobre los 60 años cuando las personas despuntan en este indicador.

¿Por qué razones no solemos disfrutar de ese músculo psicológico y emocional en buen estado durante épocas más jóvenes? Estos sin algunos indicadores que demuestran falta de respeto y amor propio:

  • Síntomas de inferioridad.
  • Dependencia emocional a otras personas.
  • Inseguridad al realizar cualquier actividad.
  • Dificultad para negarse ante situaciones que le hieren.
  • Desconfianza consigo mismo y las personas a su alrededor.
  • Compararse a sí mismo con personas que tienen mayores habilidades.

Por estas pequeñas y fuertes razones se ha vuelto muy necesario trabajar en fortalecer la autoestima y el respeto hacia uno mismo, buscando así una concienciación de la realidad y, por consiguiente, del amor propio.

Claves para respetarte a ti mismo

Aunque el hecho de haber pasado un tiempo sin saber lo que realmente significa quererse y respetarse puede dificultar la tarea de volverlo a hacer, todo tiene solución. Al seguir las claves que te brindamos a continuación, con constancia y dedicación, te será posible conseguirlo. ¡Anímate!

Aprender de los errores

chicos hablando simbolizando el respeto hacia ti mismo

Uno de los puntos más sanos para cualquier persona es aprender de los errores e, incluso, reírse de ellos. Nada se gana tratando de enfrentar la vida culpándote a ti mismo por haber fallado. No es momento de exigirse más de lo que se puede dar o afligirse por no haberlo hecho como estaba planeado. Errar es de humanos y siempre se puede mejorar.

Te recomendamos leer: 5 errores que cometen las personas celosas

Aceptar cada virtud y debilidad

El respeto hacia ti mismo es, también, un viaje en el que se transita hacia el interior para reflexionar y tomar contacto con lo que eres. Algo así, implica reconocer fallos y limitaciones, pero también ser capaz de ver tu potencial humano, virtudes y valías. 

Escucharse a sí mismo

chica mirándose al espejo simbolizando el respeto hacia ti mismo

En un mundo tan ruidoso hay que tomarse el tiempo para escucharse a sí mismo y tomar conciencia sobre cada palabra y acción. Aunque en un principio puede llegar a ser extremadamente difícil, cuando se aprende a escuchar se abren las puertas que facilitan cosas como la auto descripción, el respeto y el amor propio.

Diferenciar entre el egoísmo y el amor

Hay muchas diferencias entre las personas egoístas y las que tienen amor por sí mismas. Mientras el egoísmo es querer y desear todo para sí mismo, el amor propio consiste en saber qué es lo que se requiere para ser feliz, sin alterar la vida de los demás. Una vez se encuentra amor propio, también se encontrarán el equilibrio y la salud emocional.

Para finalizar, vale la pena mencionar que cada persona es un planeta único que está lleno de individualidades y posibilidades para ofrecer al mundo exterior. Por eso, es importante valorar todas las cosas que tienes para ofrecer, siendo comprensivo y paciente contigo mismo. No olvides que la clave está en saber sacar lo mejor de ti.

Branden, Nathaniel (2006) El respeto hacia uno mismo: Cómo vencer el temor a la desaprobación de los demás, el sentimiento de culpa y la inseguridad. Madrid: Paidós.