Cómo limpiar las gomas de la puerta de la nevera

Cuando limpias la nevera, es posible que olvides las gomas de la puerta. Descubre aquí cómo higienizarlas y la importancia de hacerlo para proteger los alimentos.
Cómo limpiar las gomas de la puerta de la nevera

Escrito por Susana Rojas Duque, 03 febrero, 2021

Última actualización: 03 febrero, 2021

Si te preocupa mantener tu cocina impecable, es probable que la heladera sea uno de los lugares que limpies con frecuencia, tanto por la cantidad de alimentos que depositas allí como por los restos de comida o derrames de líquidos que son tan comunes. Sin embargo, una de las zonas que más cuesta limpiar son las gomas de la puerta de la nevera.

El tiempo y el esfuerzo que empleas en la higiene de este electrodoméstico no es un asunto menor, ya que la nevera contiene altos niveles de bacterias invisibles que no solo generan malos olores, sino que pueden contaminar otros alimentos. Te invitamos a seguir leyendo para que la próxima vez no te olvides de incluir las gomas de la puerta en tu plan de limpieza.

¿Por qué es importante limpiar las gomas de la puerta de la nevera?

Si bien en muchas ocasiones las bacterias y el polvo que se acumulan en las gomas de las puertas no es tan perceptible, en otras el moho empieza a crecer y la nevera puede desprender un olor a humedad desagradable. Las gomas son propensas a los hongos debido a que están en contacto con el frío y con el exterior.

Si esta zona de cierre no se limpia de forma correcta, su capacidad de sellado hermético puede verse afectada. Por lo tanto, el frío no se conservaría en el interior como debe ser.

De ser así , todo lo que tengamos almacenado puede deteriorarse antes de tiempo y la nevera no estaría cumpliendo su principal función, que es la de mantener los alimentos frescos y con sus características nutricionales intactas.

Un posible indicador es que los alimentos que tengas almacenados en la estantería de la puerta no se sientan fríos cuando vayas a consumirlos. En muchas casos, revisando y limpiando cuidadosamente las gomas de la puerta este problema quedará resuelto.

Mal olor en la heladera por mala limpieza.
El mal olor de la nevera puede atribuirse a una falta de limpieza en las gomas de la puerta.

Pasos para limpiar las gomas de la puerta de la nevera

Antes de empezar, opta por el ingrediente limpiador que prefieras o que tengas a la mano. Algunas opciones son las siguientes:

  • Crema dental o dentífrico.
  • Mezcla de 1 taza de agua tibia con 1 cucharada de bicarbonato de sodio.
  • Agua y jabón de platos.

Si notas que ya se han formado hongos en las gomas, te recomendamos que uses otros ingredientes desinfectantes, ya que el jabón limpiaría, pero no acabaría con los microorganismos. En este caso puedes usar lo siguiente:

  • Vinagre.
  • Peróxido de hidrógeno o agua oxigenada.

Como última opción, está la lejía o el hipoclorito de sodio. Los productos que contienen lejía, cloro o amoníaco pueden dañar el material del que están hechas las gomas. Por esta razón, si decides usarlo, debes diluirlo en agua y no dejarlo aplicado más tiempo del necesario.

1. Humedece las gomas de la puerta

Utiliza un cepillo de dientes viejo y pásalo con agua por todas las gomas.

 2. Aplica la solución de limpieza elegida

Ponte guantes y aplica con el cepillo la solución que requieran las gomas, según el estado de suciedad que tengan. Frota enérgicamente y extiende los pliegues de la goma para asegurarte de alcanzar todos los hundimientos.

3. Limpia y retira los residuos

Usa una bayeta o trapo limpio y húmedo para retirar la solución que usaste. Pásalo por todos los pliegues. Si empleaste lejía o un compuesto similar, lo mejor es que vuelvas a usar el cepillo con agua limpia y tibia para retirarlo a la perfección. Después puedes pasar un trapo para secar.

Bicarbonato de sodio para limpiar las gomas de la nevera.
El bicarbonato de sodio es una sustancia que puede resultar útil para la limpieza del hogar, incluida la nevera y sus gomas.

4. Revisa las gomas

Utiliza este momento de limpieza para comprobar que no haya agujeros en las gomas y que el cierre de la puerta esté funcionando bien. Puedes usar un papel y prensarlo al cerrar la puerta. Luego, intenta sacarlo mientras la mantienes cerrada. Si sientes resistencia, está funcionando bien. Si puedes retirarlo con facilidad, probablemente debas cambiar las gomas.

Por último, puedes repetir el procedimiento y usar la misma solución de limpieza para lavar la puerta y el exterior de la nevera, debido a que mientras estamos cocinando solemos manipularla una y otra vez con residuos de alimentos en las manos. En este caso, no uses lejía ni similares, ya que la superficie puede verse afectada.

Cuida tu hogar al limpiar las gomas de la puerta de la nevera

Recuerda que al realizar esta limpieza estarás favoreciendo el buen funcionamiento de uno de los electrodomésticos más importantes de tu cocina. Al conservar bien los alimentos, estarás cuidando tu salud también.

No está demás que le eches un vistazo al manual de tu nevera para que conozcas las recomendaciones específicas del material y la marca. A veces hay cuestiones puntuales que se atribuyen a un fabricante o a una sustancia específica.

Te podría interesar...
5 zonas del hogar donde se acumulan más bacterias
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
5 zonas del hogar donde se acumulan más bacterias

Aunque pueden estar donde menos lo imagines, hay unas zonas del hogar con más bacterias que otras. Conócelas para mantenerlas limpias.



  • Portuondo, Irasema Pérez. "Bacillus cereus y su papel en las intoxicaciones alimentarias." Revista Cubana de Salud Pública 38.1 (2012): 98-108.
  • Díaz, Rubén Alberto. "La Limpieza del hogar." La Limpieza del hogar. 2017. 131-131.
  • Torres, A., et al. "Guía para la confección de programas de limpieza y desinfección en establecimientos de alimentos." Revista Cubana Aliment Nutr 16.1 (2002): 77-80.