Tips para lucir una hermosa espalda sin acné

Valeria Sabater·
29 Mayo, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la médica Karla Henríquez al
30 Enero, 2019
La exfoliación suave es una práctica recomendable para mantener la espalda sin células muertas e impurezas que puedan obstruir los poros y dar lugar a la aparición de granitos.

¿Tienes granitos en la espalda? ¿Crees que estos podrían indicarte que hay algo que falla en tu rutina de cuidado? ¿Te gustaría lucir una espalda sin acné? En ese caso, lo primero que debes tener en cuenta es que es posible que haya algo que debas corregir en tu rutina para lograr tu objetivo.

Utilizar ropa de algodón para permitir que la piel transpire, ducharte después de hacer ejercicio, exfoliarte suavemente cada cierto tiempo y aplicarte crema hidratante a diario son algunas de las medidas más recomendadas para cuidar tu piel y reducir el número de imperfecciones.

¿Cómo conseguir una espalda sin acné y sin marcas?

Las razones por las que puedes tener acné en la espalda son muy diversas. Puede ser porque hay algo que ocasiona la producción excesiva de sebo o grasa, por ejemplo: la acumulación de células muertas, bacterias y suciedad o el uso de prendas de ropa que no permiten la transpiración.

Normalmente, el acné en el cuerpo es más doloroso que en la cara, y también más difícil de eliminar. Afecta por igual a hombres y a mujeres, y a diferencia del acné de la cara, no tiene nada que ver con la edad, ya que podemos sufrirlo en cualquier momento.

¿Quieres lucir una espalda sin acné y bonita? Ten en cuenta entonces las pautas de tu dermatólogo y los consejos que vamos a comentarte a continuación.

Lee: Los mejores consejos para tener una piel radiante

1. Cuidar la limpieza de la piel de la espalda

En tus duchas diarias es recomendable que prestes especial atención a la espalda y en cómo conseguir una buena limpieza. Las esponjas convencionales no suelen ser adecuadas, ya que pueden acumular bacterias y ser perjudiciales. Utiliza una toallita o esponjas naturales donde puedas aplicar exfoliantes caseros que te recomendaremos a continuación.

Utiliza jabones suaves y antibacterianos que eliminen sudor, suciedad y exceso de sebo. Sobre todo después de haber realizado ejercicio. Prescinde de los jabones con perfumes. Es mejor optar por aquellos que tienen fórmulas neutras.

Descubre: Jabón neutro: ¿para qué sirve?

2. La importancia de la exfoliación

Se suele decir que hay que exfoliar la espalda al menos una vez a la semana para eliminar las células muertas. Sin embargo, la exfoliación es un procedimiento que debe ajustarse a cada tipo de piel. Por ello, no todo el mundo debe realizarla con la misma frecuencia.

Una crema exfoliante ideal es el yogur natural con harina de garbanzos o avena. ¿Por qué? te preguntarás. Porque el yogur contiene ácido láctico, uno de los principales ingredientes que se encuentran en muchos peelings químicos profesionales.

La sal o el azúcar moreno no son buenas opciones para exfoliar, ya que pueden causar microlesiones en la piel y maltratarla en exceso. En cambio, la harina de avena o garbanzos exfolian, pero no rayan la piel.

Puedes preparar una mezcla de miel o yogur con harina de avena y aplicarla en tu manopla exfoliante o en una toallita. Una vez la tengas en la mano, hazte pequeños masajes en la espalda, en especial ahí donde tengas granos o espinillas.

Consulta con tu dermatólogo cuál puede ser la mejor opción para tu caso y sigue sus indicaciones.

3. Otros remedios

A nivel popular, se considera que el aceite de árbol de té es uno de los antisépticos naturales que podrían tratar el acné en la piel. Lo puedes encontrar en herboristerías, tiendas naturales y también en farmacias.

aceite de pino

Fuera del frasco, tiene un color blanquecino, tirando a amarillo, con un olor muy característico. Sirve también para atenuar manchas y quemaduras, pero ante todo, para quitar el acné, debido a que promueve la cicatrización.

No tienes más que empapar un algodón con agua, dejar caer una gotita de aceite de árbol del té, y aplicarlo ahí donde tengas granos, espinillas o marcas.

También se cree que la miel puede brindar buenos resultados en esos momentos en que, de pronto, nos sale un brote de acné en una zona determinada de la espalda.

Puedes aplicártela durante 10 minutos en la zona afectada, luego darte una ducha y, seguidamente, aplicarte Aloe vera (sábila) ya que es un hidratante natural además de un cicatrizante.

Descubre: Productos que no debes utilizar para atenuar o eliminar cicatrices

4. Consejos generales para la belleza de la piel de tu espalda

El acné en el cuerpo suele aparecer casi siempre en la espalda y el pecho, ahí donde las glándulas sebáceas son más activas y los poros son más propensos a taponarse con células muertas. Para evitarlo, es recomendable que no uses siempre ropa muy ajustada.

  • Siempre que hayas sudado mucho, después de hacer deporte por ejemplo, dúchate de inmediato y aplícate una exfoliación.
  • La alimentación es esencial para evitar brotes de acné. Aumenta tu consumo de frutas y verduras, en especial aquellos dotados con vitaminas B, ya que ayudan a reducir reducir la inflamación y sanar las heridas.
  • Bebe suficiente cantidad de agua al día y evita las bebidas azucaradas. 
  • Evita los alimentos ricos en grasas saturadas, ya que se considera que esto favorece la obstrucción de los poros.

En caso de que tengas alguna inquietud, consulta con el dermatólogo. El profesional será quien mejor pueda asesorarte una vez examine tu piel.