Mancha en los pulmones: principales causas y cómo curarla

Una mancha en los pulmones es un hallazgo común en la patología respiratoria. Conoce las principales causas de estas opacidades.
Mancha en los pulmones: principales causas y cómo curarla
Maryel Alvarado Nieto

Escrito y verificado por la médica Maryel Alvarado Nieto.

Última actualización: 25 junio, 2022

La radiografía de tórax es la técnica de imagen más utilizada en las enfermedades del pulmón. Este estudio reviste gran utilidad para constatar diversos diagnósticos del aparato respiratorio. Y esta confirmación es posible gracias a la visualización de distintos patrones, que en realidad son la expresión de las alteraciones que están ocurriendo. Dentro de estas modificaciones se encuentra la mancha en los pulmones.

Las estructuras en el tórax tienen densidades distintas, que mediante la incidencia de los rayos X, crea imágenes que son características a dichas densidades. Esto constituye una radiografía de tórax normal.

En la terminología popular, a la visualización de una figura blanquecina se le conoce como mancha en los pulmones. Sin embargo, el concepto clínico utilizado dependerá de las características que exhibe dicha opacidad, la cual es el resultado de un aumento de la densidad por una patología en particular.

Las causas más frecuentes de mancha en los pulmones

Los procesos infecciosos son una de las principales razones por las que puede aumentar la densidad en la radiografía torácica. La ubicación y las características de la mancha en los pulmones siempre se deben correlacionar con las manifestaciones clínicas del paciente.

Sin embargo, en ocasiones los hallazgos en las imágenes pueden sugerir un patógeno específico, permitiendo la instauración de un tratamiento efectivo de manera oportuna.

Neumonía y bronconeumonía

La infección del tejido pulmonar constituye una neumonía, pero si además también se afectan los ductos (bronquios) que permiten la entrada del aire a los pulmones, se conoce como bronconeumonía.

Los causantes de esta infección de las vías respiratorias bajas son los virus, las bacterias e incluso los hongos. Esta mancha en los pulmones es mal delimitada, formando una imagen conocida como foco de consolidación.

Ante un cuadro característico de neumonía o bronconeumonía, en el que la radiografía confirme los hallazgos clínicos, se debe indicar un esquema antibiótico. La elección del fármaco dependerá de la edad del paciente, de su ubicación geográfica y de la sospecha del patógeno involucrado.

Las vías de administración se relacionan a las condiciones que presentan los pacientes. Por lo general, se elige la vía endovenosa durante los primeros días.

Neumonía forma mancha en los pulmones.
La neumonía se suele tratar con fármacos endovenosos al inicio, para luego dar paso a terapéuticas por vía oral.

Tuberculosis pulmonar

Una patología antigua que está lejos de ser erradicada del mundo es la tuberculosis. Las manifestaciones clínicas incluyen lo siguiente:

  • Sudoración nocturna.
  • Pérdida de peso.
  • Tos con expectoración sanguinolenta.

En la radiografía se evidencia una mancha en los pulmones que, en ocasiones, posee una excavación en su interior. Aunque la imagen de la consolidación puede aparecer en cualquier zona del tórax, los ápices pulmonares son una ubicación frecuente.

La sospecha diagnóstica debe ser confirmada con estudios bacteriológicos y cultivo del esputo. Debido a la clínica, es necesario descartar algún proceso neoplásico.

El tratamiento de la tuberculosis consta de un esquema de fármacos cuyo uso es prolongado, por lo que el seguimiento de los casos es imprescindible para lograr la cura de la enfermedad.



Absceso pulmonar

La acumulación de contenido purulento en una cavidad formada en los pulmones constituye el absceso pulmonar, el cual es una complicación grave de un proceso infeccioso. Los microorganismos causantes conducen a la destrucción del tejido generando necrosis.

Las manifestaciones clínicas incluyen lo siguiente:

  • Fiebre.
  • Dolor torácico.
  • Pérdida de peso.
  • Tos con expectoración purulenta y fétida.

La sospecha diagnóstica debe correlacionarse con diversos factores de riesgo, como la edad, el alcoholismo, el tabaquismo y la aspiración de secreciones de la cavidad oral. En la radiografía de tórax es posible observar una mancha en los pulmones formada por una imagen blanquecina, en cuyo interior se dibuja una excavación oscura.

El tratamiento requiere el ingreso hospitalario del paciente para administración de antibióticos por vía endovenosa. En ocasiones, el drenaje del absceso se hace necesario.

Patologías del mediastino: otras posibles causas de mancha en los pulmones

La radiografía de tórax no solo es útil para valorar enfermedades respiratorias. Entre ambos pulmones se encuentra un espacio muy importante: el mediastino.

Esta delimitación contiene todas las estructuras del tórax, a excepción de los pulmones. Por tanto, cualquier afección de alguno de estos elementos conllevará a la formación de una imagen distorsionada en la radiografía torácica.

Tumores y masas en el mediastino

La pérdida de las características normales del conjunto de estructuras que se superponen entre ambos pulmones en la radiografía de tórax, obliga a evaluar con detenimiento el mediastino. Estas alteraciones son en ocasiones un hallazgo casual, ya que la patología que las origina no produce ninguna sintomatología.

Sin embargo, el estudio de los hallazgos radiográficos es imprescindible, debido a que pueden indicar un proceso de gravedad.

La mancha en los pulmones que se dibuja en el espacio mediastinal puede representar tanto una condición trivial como ser la evidencia temprana de una neoplasia extrapulmonar. Por lo general, el aumento de densidad ocupa un solo lado del tórax, evitando que se puedan ver las estructuras o desplazándolas en la radiografía.

Ante una imagen anómala, se solicita una nueva con el paciente ubicado de lado (proyección lateral).

De esta forma, se puede delimitar la mancha en los pulmones desde dos perspectivas. La gran utilidad de estos estudios está en el hecho de que el mediastino se encuentra dividido en compartimentos anatómicos, en los cuales se circunscriben las distintas estructuras.

Por lo que las imágenes pueden servir de guía para localizar la ubicación de la masa tumoral. Aun así, la tomografía es el estudio ideal para precisar tanto la ubicación como el tejido afectado.

Mesotelioma causa mancha en radiografía de tórax.
Las manchas de la radiografía de tórax no siempre responden a un proceso propio del interior de los pulmones.

Alteraciones de los vasos sanguíneos

Además de las masas y tumores, otra causa de mancha en los pulmones es la existencia de vasos sanguíneos que poseen una conformación distinta a la normal. Las malformaciones arteriovenosas son una de estas alteraciones, que muchas veces pasan desapercibidas debido a que no producen sintomatología y a que su frecuencia es baja.

Sin embargo, ante un patrón vascular anómalo, es necesario evaluar con detenimiento al paciente. La confirmación de alteraciones estructurales de los vasos sanguíneos se hace mediante estudios con medios de contraste, como la angiorresonancia. El tratamiento incluye la arteriografía con embolización y, en casos particulares, la cirugía.



Siempre se consideran los tumores pulmonares

Las tumoraciones intrapulmonares también crean sombras blanquecinas en la radiografía de tórax. El cáncer de pulmón es una de las principales causas de muerte oncológica en distintos países.

Por lo que una mancha en los pulmones, sin causa aparente, debe ser investigada tomando en cuenta los factores de riesgo del paciente, como la edad y el hábito tabáquico.

La sospecha temprana resulta en la reducción de la mortalidad, gracias a la detección del cáncer en un estadio precoz. De esta forma, se puede instaurar un tratamiento oportuno con mayor probabilidades de éxito que en una neoplasia en fase avanzada.

Sin embargo, no todas las tumoraciones del pulmón son malignas, así que una evaluación minuciosa evita errores de diagnóstico. Tanto al crear una situación de alarma innecesaria, como al dejar pasar una lesión temprana de mejor pronóstico.

Te podría interesar...
Cáncer de pulmón
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Cáncer de pulmón

Cáncer de pulmón. Definición. Síntomas. Tipos. Relación entre el tabaquismo y la enfermedad. Factores de riesgo. Medidas de prevención.



  • Vargas, J.; Radiología de Tórax; Cátedra de Diagnóstico por Imágenes UNNE 33 - 59;
  • Coronado, G.; Prieto, M.; Hincapié, J.; Principales Patrones Radiológicos en la Placa Simple de Tórax: Una Visión Radiológica y Macroscópica; Sociedad Española de Radiología Médica; 2014.
  • Albi, G.; Semiología Básica en Radiología de Tórax; Pediatría Integral; 16 (2): 170.e1 - 170.e10; 2012.
  • Gil, R.; Fernández, P.; Sabbach, E.; Diagnóstico Clínico-Radiológico de la Neumonía del Adulto Adquirida en la Comunidad; Revista Chilena de Infectología; 22 (Supl 1); S26 - S31; 2005.
  • Miranda, G.; Díaz, J.; Arancibia, P.; Antolini, M.; Díaz, C.; Vidal, A.; Manifestaciones Radiológicas de la Tuberculosis Pulmonar; Revista Chilena de Radiología; 10 (4); 2004.
  • Camacho, A.; Moreno, J.; Acosta, G.; Elizondo, A.; Comportamiento Clínico, Radiológico y Microbiológico de Pacientes Adultos con Absceso Pulmonar en un Hospital de Enseñanza; Neumología y Cirugía de Tórax; 66 (4): 156 - 160; 2007.
  • Ibarra, C.; Kelly, J.; Fernández, M.; Guía Diagnóstico-Terapéutica: Tumores y Masas del Mediastino; Revista del Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias; 14 (1); 2001.
  • Salisbury, J.; Piñeyro, L.; Makformaciones Arteriovenosas Pulmonares. Aproximación a una Patología poco Frecuente a partir de Tres Casos Clínicos; Archivos de Medicina Interna; 33 (2); 2011.
  • Martín, A.; De la Cruz, Ó.; Pérez, G.; Complicaciones de la Neumonía Adquirida en la Comunidad: Derrame Pleural, Neumonía Necrotizante, Absceso Pulmonar y Pioneumotórax; Asociación Española de Pediatría; 2017.