Medias de compresión, ¿cómo funcionan?

Las medias de compresión pueden ser de diferentes tamaños y tipos, para adaptarse a cada paciente. Aprende en este artículo todo lo que necesitas saber sobre ellas.
Medias de compresión, ¿cómo funcionan?
Leonardo Biolatto

Escrito y verificado por el médico Leonardo Biolatto el 11 marzo, 2021.

Última actualización: 11 marzo, 2021

Las medias de compresión son un tipo especial de medias que, en los últimos años, han ido tomando protagonismo como tratamiento de la insuficiencia venosa crónica. Es decir, se suelen utilizar para prevenir o mejorar las típicas varices en las piernas.

Se trata de unas medias más tensas y resistentes que las medias normales. Pueden fabricarse de diferentes tipos de materiales, desde seda a nailon o licra. Además, se diseñan a medida para que se adapten a cada paciente y a sus necesidades.

Las medias de compresión funcionan mediante elastocompresión. Es decir, comprimen las piernas para estimular con esa presión que la sangre retorne de los pies al corazón. En este artículo te explicamos todo lo que debes saber sobre ellas.

La insuficiencia venosa

Las medias de compresión sirven para tratar las várices.
La insuficiencia venosa se manifiesta con las típicas várices.

La insuficiencia venosa es una enfermedad que afecta a casi un 25 % de la población y que, además, está incrementando su incidencia de forma progresiva. Afecta casi cinco veces más a mujeres que a hombres, y también aumenta con la edad.

Esta patología consiste en que las venas de las piernas pierden su capacidad de empujar la sangre desde los pies al corazón. Esto ocurre, entre otras cosas, porque las válvulas que están presentes en el interior de las venas y que impiden que la sangre retroceda, fallan.

Cuando esto sucede la sangre tiende a acumularse en los pies con todos los problemas que eso conlleva. En primer lugar, las piernas suelen hincharse y el cansancio se acumula en esa zona. Incluso es normal sentir calambres u hormigueo.

No obstante lo más llamativo de esta enfermedad es la presencia de várices. Aparecen como manchas violáceas en la piel que, en realidad, son venas dilatadas. La principal causa de que todo esto ocurra es el sedentarismo, ya que la actividad física y el movimiento de los músculos ayuda a que las venas puedan impulsar la sangre.

Por ello es muy típico verlo en mujeres mayores que pasan mucho tiempo sentadas. Del mismo modo, los estudios relacionan la insuficiencia venosa con el consumo de tabaco o alcohol, la obesidad o ciertos medicamentos.

¿Cómo funcionan las medias de compresión?

Las medias de compresión han permitido que el tratamiento de la insuficiencia venosa sea más cómodo, discreto y eficaz. Ayudan a mejorar la circulación venosa aliviando los síntomas de las várices.

Como su propio nombre indica, las medias de compresión comprimen las piernas. Sin embargo, no lo hacen por igual en toda la pierna, sino que ejercen diferente presión en cada parte.

La presión es máxima en la zona de los pies, y va decreciendo conforme se acerca al muslo. Así, lo que favorecen es que la sangre continúe su camino hacia el corazón. Además, evitan que las venas sigan dilatándose.

Puede parecer algo muy incómodo pero, hoy en día, los avances científicos han permitido que las medias de compresión sean fáciles de llevar y estéticas. De hecho, no son todas iguales, si no que se diseñan a medida para cada paciente, ajustándolas según su enfermedad y sus características.

¿Qué tipos de medias de compresión existen?

Las medias de compresión son muy versátiles.
¡Existen muchos tipos de medias de compresión!

En primer lugar, hay que destacar que las medias de compresión no son todas de la misma forma y tamaño. Según la patología que se busque tratar, pueden ser de calcetín o media corta, media larga o pantys.

Las medias de compresión cortas llegan hasta debajo de la rodilla. Su principal diferencia con las de calcetín es el tejido, ya que las de calcetín suelen ser más gruesas y más adecuadas para el invierno. Las medias largas se ajustan hasta la mitad del muslo, mientras que las pantys se sujetan en la cintura.

Según el efecto que se desee, las medias de compresión también pueden variar en la presión que ejercen. Las que son de menor presión, en torno a unos 14 mmHg, se suelen utilizar en personas que tienen predisposición o principios de la enfermedad.

Conforme va avanzando la insuficiencia venosa y aumentan los síntomas, las medias de compresión también van subiendo su fuerza. Lo más importante es recordar que deben estar hechas a medida para adaptarse a las necesidades de cada uno.

Un tratamiento para la insuficiencia venosa

Las medias de compresión son unas medias resistentes, que están diseñadas para estimular el retorno de la sangre desde los pies al corazón. Se utilizan en personas que tienen insuficiencia venosa como uno de los tratamientos más eficaces en la actualidad.

Te podría interesar...
8 reglas que debes seguir si quieres curar las varices
Mejor con SaludLeerlo en Mejor con Salud
8 reglas que debes seguir si quieres curar las varices

Parte importante del tratamiento para curar las varices depende del estilo de vida. Por eso, es conveniente que todas sigan algunas reglas. ¡Descúb...