Las 12 mejoras que la terapia sexual tiene en las relaciones de pareja

Vivir el sexo a plenitud es necesario. Y aunque hay factores que afectan tal disfrute, tenemos a la terapia sexual que nos puede ayudar.
Las 12 mejoras que la terapia sexual tiene en las relaciones de pareja
Leticia Martín Enjuto

Revisado y aprobado por la psicóloga Leticia Martín Enjuto.

Última actualización: 19 agosto, 2023

Entre los beneficios de la terapia sexual en pareja, se puede señalar que constituye una alternativa para superar los problemas que tienen lugar en la esfera íntima de la relación. Los mismos pueden vincularse con bajo deseo, frustración, dificultades de erección u otros.

Y es que, si bien disfrutar de una vida sexual de manera plena debe considerarse una necesidad humana, a menudo entran en juego distintos factores, tanto físicos como emocionales.

¿Qué es la terapia sexual de pareja?

La terapia sexual consiste en una serie de encuentros con un profesional (sexólogo o psicólogo). Durante los mismos, se exploran las dificultades que se podrían atravesar en relación con el sexo, así como las estrategias para afrontarlas.

Si bien se tiene la posibilidad de acudir de manera individual, también puede hacerse terapia sexual en pareja. Y es que hay algunas circunstancias que ocurren solo cuando está presente el otro miembro de la relación.

Las sesiones constituyen un espacio en el que las personas exploran y exponen sus inquietudes con toda confianza. Esto ayudará a identificar lo que les impide disfrutar a plenitud de sus encuentros íntimos y buscar, de forma consensuada, la manera de mejorar la vida sexual.

De igual modo, se puede ayudar a diagnosticar y tratar algunos aspectos que se relacionan con el funcionamiento sexual, lo que incluye:

  • eyaculación precoz,
  • disfunción eréctil,
  • dolor durante las relaciones,
  • miedo o aversión al sexo,
  • desequilibrios hormonales,
  • vaginismo,
  • entre otros.

Todas estas problemáticas se manifiestan de diferentes maneras en cada pareja. Pero, si no se da respuesta a tiempo, puede significar distanciamiento (sexual o emocional), así como estrés, ansiedad o depresión.



Beneficios de la terapia sexual

Son diversos los beneficios de la terapia sexual; incluso, algunos pueden ir más allá de lo que tiene que ver con disfrutar en la cama. Veamos.

1. Comprender la sexualidad

Uno de los beneficios de la terapia sexual es que nos ayuda a comprender el sexo como una actividad que no hacemos solo con fines reproductivos, sino que nos proporciona placer y agrado. Al respecto, no deberíamos experimentar culpa ni vergüenza.

Y esto es algo que muchas personas, por razones culturales o religiosas, no han podido internalizar, lo que les impide disfrutar. De esta manera, se pude decir que la terapia sexual en pareja cumple una función educativa, en cierto modo, ayudándonos a desechar guiones inadecuados y recordándonos que lo primordial es dar, recibir y disfrutar.

2. Tratamiento de la disfunción sexual

La disfunción sexual se considera una condición que afecta la capacidad de la persona para disfrutar de los encuentros íntimos, experimentando frustración y culpa, en algunos casos. Para las personas que lidian con tal situación, puede ser difícil hablar de ello, más aún frente a su pareja.

Sin embargo, los profesionales de la salud que tratan estos problemas están familiarizados con sus causas o desencadenantes, por lo que pueden ayudar a establecer un tratamiento, involucrando al otro miembro, si es necesario.

3. Abordaje de problemas de erección

La dificultad para mantener una erección puede ser una disfunción común en los hombres. Sin embargo, repercute en el funcionamiento de la pareja, por lo que puede abordarse de manera conjunta. Es decir, requiere de la participación de ambos miembros, ya que la otra parte puede colaborar.

Aunque hay condiciones fisiológicas que influyen en este problema, como afecciones cardíacas o del sistema nervioso, o el efecto secundario de medicamentos, también es el aspecto emocional (miedo, ansiedad, estrés) lo que puede originar un episodio de disfunción.

Por ello, uno de los beneficios de la terapia sexual tiene que ver con el aporte de herramientas, tanto a la persona afectada como a su pareja, para aminorar el impacto de los mencionados factores.



4. Mejorar la compatibilidad sexual

Así como cada quien tiene una manera de ser, también experimenta una sexualidad única. Por ello, no siempre coinciden en el momento del acto sexual los intereses, las necesidades y los gustos.

Tal vez, a un integrante de la pareja le gusta de manera oral o anal, y al otro no; o le gustan las rutinas y la otra persona quiere experimentar siempre algo nuevo. Es posible que a uno de los dos le guste practicar sexo con mucha frecuencia. Entonces, pueden descubrir que, a pesar de que se quieren, en la esfera sexual no son tan compatibles.

A la larga, este factor crea tensión, afectando el sexo y la convivencia. Pero puede mejorar, ya que la terapia sexual en pareja también ayuda a que se comprendan las necesidades del otro. De esta manera, pueden llegar a acuerdos para encontrar formas de hacerse felices.

5. Avivar la llama

Otro de los beneficios de la terapia sexual es que puede ayudar a las personas a descubrir cómo avivar el deseo en sus relaciones íntimas. Esto es particularmente importante en quienes tienen mucho tiempo juntos o experimentan baja libido.

6. Comunicación sin inhibición

Para muchas personas, hablar de sexo frente un extraño no es fácil; pero más difícil aún puede ser hacerlo con la pareja. El problema es que, aún hoy día, sigue siendo un tabú.

El beneficio de la terapia sexual reside en crear un un ambiente de confianza, que favorece la comunicación. Se va guiando a las personas, a través de conversaciones constructivas, para que expresen sus deseos y necesidades, ayudándolos a descubrir sus diferencias, para que aprendan a aceptarse sin juzgarse y, mejor aún, cómo usar esta información en provecho de su vida sexual.

Claro que esto no va a ocurrir de la noche a la mañana. Pero es indudable que la mejora de la vida sexual de la pareja muchas veces depende de decirle al otro lo que se desea.

7. Acuerdos y resolución de conflictos

Este es otro de los beneficios de la terapia sexual que va más allá del sexo. Al poder hablar el uno frente al otro de las cosas que les afectan, es más fácil que lleguen a acuerdos con respecto a las relaciones íntimas.

El terapeuta también puede actuar como mediador de los conflictos, estableciendo normas para la discusión y evitando ciertos escenarios, como los gritos o agresiones. Posteriormente, los miembros de la pareja pueden usar estas mismas habilidades para resolver situaciones relacionadas con la convivencia.

8. Superación de conflictos pasados

Son diversas las causas que afectan la vida sexual. Personas que han enfrentado infidelidades o han sentido defraudada la confianza, por ejemplo, pueden reprochar la situación justo en el momento del acto sexual.

La terapia sexual en pareja también puede ser útil en este sentido, ya que el terapeuta proporciona herramientas para ayudar a los miembros a solventar estas situaciones del pasado que les afectan.

9. Normalización y aceptación

Un aspecto interesante que se señala en los estudios sobre el tema, tiene que ver con el hecho de que algunas personas pueden vivir en conflicto con su sexualidad. Y temen expresarse delante de sus parejas.

De esta manera, entre los beneficios de la terapia sexual se menciona el hecho de que ayuda a reconocer que las necesidades e intereses no son «anormales». Y comprender y aceptar la propia sexualidad es parte de comprenderse a sí mismos.

10. Mejora la autoestima y la confianza

Cuando algo no va bien en la pareja, puede afectarse el sexo. Y viceversa, cuando algo no va bien en el sexo, puede afectarse la vida de los miembros de la pareja.

Por el contrario, al mejorar el funcionamiento desde el punto de vista sexual, la confianza y estima se ven también incrementadas, junto con la satisfacción.

11. Sentir un apoyo

A menudo, los problemas de las parejas no tienen que ver con ellas, sino con una situación externa. Estrés por el trabajo, una pérdida familiar, atravesar un período como la menopausia.

Y aunque no siempre cuentan las herramientas para ayudarse el uno al otro, un terapeuta les puede dar esta clase de apoyo, por el bien de su relación.

12. Catarsis

Acudir a terapia sexual con un profesional también es un ejercicio liberador, al poder conversar con libertad, sin ser juzgados y con la confianza de que estamos hablando con alguien que nos puede orientar. Y por supuesto, al abordar el problema que afecta la vida sexual, también esta se puede ver beneficiada.

¿De qué manera se trabaja la terapia sexual en pareja?

En la terapia sexual en pareja se pueden desarrollar diversas estrategias para afrontar los problemas. Es necesario realizar una evaluación en cada caso para identificar los factores asociados.

En general, el abordaje involucra diversas técnicas, como las siguientes:

  • Psicoeducación: consiste en proporcionar información acerca de la sexualidad, así como los factores fisiológicos y emocionales que pueden incidir para que se logre una mejor comprensión de las reacciones propias y las del otro miembro.
  • Reestructuración cognitiva: se aplica para desmontar creencias con respecto al sexo que pueden generar ansiedad o estrés, afectando el funcionamiento. En su lugar, se busca sustituirlas por otras más ajustadas a la realidad.
  • Focalización sensorial: tiene que ver con concentrarse en las sensaciones y emociones que producen placer, antes que en aquellas que impiden disfrutar o generan presión por el deseo de satisfacer a la pareja.
  • Desensibilización sistemática: es una técnica de modificación de conducta, cuya finalidad se orienta a reducir respuestas de ansiedad y evitación ante ciertos estímulos; en este caso, sexuales.
  • Entrenamiento en comunicación: es el incremento o mejora de las habilidades de comunicación, verbales o no verbales, con respecto a las sensaciones que se experimentan, desarrollando incluso un vocabulario interpersonal, de manera que la pareja pueda expresar no solo deseo, sino su afecto y ternura.

Existen otras estrategias y técnicas para intervenir en situaciones más particulares. Por ejemplo, «parada y arranque» para la disfunción eréctil, masturbación dirigida en trastornos orgásmicos, entre otros.

¿Quién puede disfrutar los beneficios de la terapia sexual?

La terapia sexual en pareja puede ser muy positiva para la diaria convivencia. Así se podrá mejorar la relación, aprendiendo más sobre el sexo y sobre la otra persona con la que estamos involucrados.

¿Y quién puede disfrutar estos beneficios? La respuesta es muy simple: todos.

No hay que esperar a estar en una crisis o a punto de una ruptura. Se puede acudir a terapia para lidiar con situaciones reales, evitando que interfieran de manera negativa con nuestras relaciones.

También los solteros pueden exponer sus miedos, inquietudes y preocupaciones. Esto incide de forma positiva en la manera en que la persona se desenvuelve en situaciones futuras.

Este tipo de experiencias nos ayuda a conocer más sobre el sexo y la sexualidad propia. Después de todo, con excepción de algunas personas, no solemos recibir una formación seria al respecto. Pero en la terapia también podemos aprender muchas cosas de profesionales expertos.

Te podría interesar...
9 factores que pueden reducir el deseo sexual
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
9 factores que pueden reducir el deseo sexual

Hay una serie de factores que pueden reducir el deseo sexual en las personas. ¡Identifícalos y retoma la pasión en la intimidad!.


Todas las fuentes citadas fueron revisadas a profundidad por nuestro equipo, para asegurar su calidad, confiabilidad, vigencia y validez. La bibliografía de este artículo fue considerada confiable y de precisión académica o científica.



Los contenidos de esta publicación se redactan solo con fines informativos. En ningún momento pueden servir para facilitar o sustituir diagnósticos, tratamientos o recomendaciones de un profesional. Consulta con tu especialista de confianza ante cualquier duda y busca su aprobación antes de iniciar cualquier procedimiento.