¿Qué son los microsueños y cómo controlarlos?

29 Enero, 2021
Este artículo ha sido escrito y verificado por la filósofa Maria Alejandra Morgado Cusati
Los microsueños implican una pérdida breve de la consciencia. Si se presentan en circunstancias que requieren atención, como conducir un auto, las consecuencias pueden ser graves.

Los microsueños son episodios muy breves de desconexión con el entorno en los que caemos dormidos por varios segundos. En algún momento de la vida todos los hemos experimentado. En especial cuando estamos viendo televisión durante la noche y nos encontramos muy cansados.

Sin embargo, pueden ocurrir en cualquier momento del día. En estos casos son peligrosos, ya que las consecuencias pueden ser catastróficas. La causa más común es la falta de descanso reparador. Si quieres saber en qué consisten y cómo controlarlos, sigue leyendo.

¿Qué son los microsueños?

Los microsueños son períodos breves e involuntarios en los que la persona se queda dormida y se desconecta de su entorno. La duración puede oscilar entre una fracción de segundo y 2 minutos.

Esta experiencia puede ocurrir a cualquier hora del día y en cualquier lugar. Puede ser en el trabajo, en la escuela, al conducir o mientras se realiza una actividad que requiera atención. Es por ello que se cataloga como una condición potencialmente peligrosa.

También lee: Todo sobre la narcolepsia, la necesidad de dormir

¿Cómo se puede reconocer y tratar un episodio de microsueño?

Para evitar las consecuencias perjudiciales de esta condición es importante advertir las señales que acompañan a los microsueños, así como también aprender a tratarlos.

Mujer dormida en el trabajo con un microsueño.
En los microsueños hay una desconexión con el entorno que resulta contraproducente y afecta las actividades cotidianas.

Señales para reconocerlos

Las siguientes son señales que nos permiten identificar el inicio de los microsueños:

  • Bostezos recurrentes.
  • Dificultad para mantener los ojos abiertos.
  • Parpadeos constantes para permanecer despierto.
  • Tirones involuntarios en el cuerpo.
  • Sacudidas en la cabeza que nos ponen alerta.

Tratamientos posibles

El mejor tratamiento es dormir y descansar lo suficiente durante la noche. El patrón de sueño de cada persona varía. Es decir, algunos requieren más o menos horas de descanso. No obstante, la cantidad promedio saludable para los adultos oscila entre 7 y 9 horas por jornada.

Por su parte, algunas prácticas pueden ayudar a mejorar la calidad del sueño:

  • Evitar el consumo de cafeína o alcohol antes de acostarse.
  • Propiciar un ambiente libre de sonidos y luces a la hora de dormir.
  • Mantener el dormitorio con una temperatura agradable.
  • Evitar actividades estimulantes justo antes de dormir.

Causas de los microsueños

Los microsueños suelen aparecer como consecuencia de un descanso deficiente durante la noche. Aunque también es posible experimentarlos al efectuar una actividad monótona y rutinaria a lo largo de un periodo extendido.

Asimismo, algunos trastornos del sueño pueden provocar episodios de este tipo, como los siguientes:

  • Apnea del sueño: se trata de una obstrucción en las vías respiratorias que no permite que la persona respire correctamente mientras duerme. En consecuencia, el cerebro no recibe suficiente oxigeno, lo que provoca somnolencia durante el día.
  • Insomnio: impide tener el descanso adecuado durante la noche, dando pie a que se experimenten episodios de microsueño luego.

Descubre: Apnea del sueño en bebés: síntomas y tratamiento

Síntomas de los microsueños

Los síntomas más comunes que se experimentan durante un episodio de microsueño son los siguientes:

  • Dificultad para responder al entorno y para seguir instrucciones.
  • Poco control de los movimientos de la cabeza que se sacude con frecuencia.
  • Dificultad para recordar lo sucedido en los últimos 2 minutos.
  • Parpadeo lento.
  • Sacudidas o tirones corporales.

Prevención y precauciones de seguridad

Las consecuencias peligrosas de estos episodios pueden evitarse. Las siguientes recomendaciones te ayudarán a no ser víctima de los microsueños durante el día:

  • Evita manipular maquinaria peligrosa cuando estés muy cansado o te sientas somnoliento.
  • Procura dormir lo suficiente durante la noche. Si tienes dificultades puedes desarrollar rutinas de sueño que te ayuden a tener un descanso reparador.
  • Si te sientes somnoliento durante el trabajo, participa en conversaciones o discusiones, levántate de la silla con periodicidad y camina un poco por los alrededores. La actividad física es una buena opción.
  • Procura conducir un vehículo solo cuando te sientas alerta. También es conveniente ir acompañado para que otro pueda asumir el control del volante si te sientes somnoliento. Si mientras conduces empiezas a sentirte somnoliento y andas sin compañía, detente en un lugar seguro y toma una siesta.
  • Consumir entre 75 y 150 miligramos de cafeína ayuda a aumentar el estado de alerta y evitar la somnolencia. No obstante, la ingesta excesiva y prolongada de esta sustancia puede generar tolerancia. De esta manera, se desaconseja depender de ella de una forma recurrente.
  • Si realizas ajustes en tu rutina para mejorar el descanso durante la noche y aún así te sientes muy cansado o experimentas episodios de microsueño durante el día, entonces consulta a un médico. Es probable que se trate de un trastorno mayor. Conocer la causa de la falta de sueño ayuda a tratarla.
Insomnio por usar el móvil en la cama.
Concretar una higiene del sueño es útil para mejorar el descanso. Las pantallas, por ejemplo, no deberían emplearse en la cama.

Los microsueños son peligrosos

El microsueño es una condición potencialmente peligrosa, ya que puede traer consecuencias catastróficas si se presenta en contextos de alto riesgo. Por lo tanto, es pertinente reconocer las señales a tiempo y tomar las precauciones necesarias.

Por otro lado, si se experimenta de forma recurrente significa que algo anda mal con nuestros hábitos. De manera que no estamos descansando bien durante la noche. La falta de un descanso reparador no solo repercute en las experiencias del día siguiente, sino que también genera problemas de salud a largo a plazo.

Dicho esto, se aconseja adoptar rutinas para mejorar la calidad de sueño y, en caso de que no funcionen, la mejor opción será acudir a un especialista que identifique las causas e intervenga, según sea el caso.

  • Cedillo V. Restricción voluntaria del sueño [Internet]. Ciudad de México; 2018. Disponible en: https://foroconsultivo.org.mx/INCyTU/documentos/Completa/INCYTU_18-026.pdf
  • Gállego Pérez-Larraya J., Toledo J.B., Urrestarazu E., Iriarte J.. Clasificación de los trastornos del sueño. Anales Sistema Sanitario Navarra  [Internet]. 2007 ;  30( Suppl 1 ): 19-36. Disponible en: http://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1137-66272007000200003&lng=es.
  • Miró, Elena, Cano Lozano, María del Carmen, Buela Casal, Gualberto, Sueño y calidad de vida. Revista Colombiana de Psicología [Internet]. 2005; (14):11-27. Recuperado de: https://www.redalyc.org/articulo.oa?id=80401401
  • Miró, Elena, Iáñez, Ma. Angeles, Cano-Lozano, Ma. del Carmen, Patrones de sueño y salud. International Journal of Clinical and Health Psychology [Internet]. 2002;2(2):301-326. Recuperado de: https://www.redalyc.org/articulo.oa?id=33720206