Las múltiples lesiones de Dembelé en el FC Barcelona

Si hay algo que perjudica la carrera de un deportista es sufrir repetidas lesiones en poco tiempo. Esto es lo que le ocurrió a Ousmane Dembelé durante sus años en el Barcelona.
Las múltiples lesiones de Dembelé en el FC Barcelona
Leonardo Biolatto

Revisado y aprobado por el médico Leonardo Biolatto.

Escrito por Fernando Clementin

Última actualización: 09 mayo, 2022

Ousmane Dembelé ha padecido una enorme cantidad de lesiones físicas desde su llegada al FC Barcelona en 2017. Estas le han impedido entrenarse con normalidad y rendir a su máximo nivel en el conjunto blaugrana.

El delantero francés, de solo 25 años de edad, apareció como una figura rutilante; primero en el Stade de Rennes de su país natal. Posteriormente en Alemania, jugando para el Borussia Dortmund. Allí fue donde llamó la atención del Barcelona, que invirtió 140 millones de euros en su fichaje.

Sin embargo, el aspecto físico no acompañó el gran talento del atacante, quien pasó más de 700 días inactivo durante los años que lleva en la liga española.

Las diversas lesiones que afectaron a Dembelé

En la siguiente enumeración vamos a describir qué problemas físicos sufrió Ousmane Dembelé como jugador del Barcelona. Muchas de ellas son lesiones musculares, pero también las hay de otro tipo.

1. Desgarros y problemas musculares en el muslo

El muslo, la parte del miembro inferior ubicada entre la cadera y la rodilla, es donde más problemas ha tenido Dembelé. Tanto en el bíceps como en el isquiotibial, que son músculos de la parte anterior y posterior de la pierna, ha sufrido reiteradas lesiones.

En 2017, en su primera temporada en el Barcelona, tuvo una rotura del tendón del bíceps femoral del muslo izquierdo. Fue operado y estuvo 106 días fuera del campo. Este tendón es el que une el músculo bíceps femoral con el isquion, un hueso ubicado en la parte baja de la pelvis.

Posteriormente, en enero de 2018, apenas había vuelto de la lesión anterior y tuvo una rotura fibrilar en el muslo izquierdo. Esta no es más que una lesión también conocida como desgarro, en la que se rompen las fibras que componen el músculo. Para volver a la actividad física es preciso esperar a que estas fibras se recompongan.

Lesión en isquiotibiales, como le pasó a Dembelé.
Los isquiotibiales están en el muslo. Una lesión allí impide continuar con la actividad física.

Al año siguiente, en 2019, el jugador galo padeció una elongación en el bíceps femoral del muslo izquierdo. En este caso se produce un estiramiento que genera dolor, pero no se presentan roturas ni hematomas. La recuperación suele tomar un par de días.

Si bien se recuperó rápidamente, la vuelta prematura a las canchas le jugó en contra y tuvo una rotura muscular en el bíceps femoral de la pierna izquierda que lo dejó casi un mes inactivo. En otras palabras, padeció un nuevo desgarro.

Ese mismo año se repitieron otras dolencias en los músculos isquiotibiales de la pierna derecha. Ya en 2020, otra lesión muscular en el muslo izquierdo. La última de este derrotero fue una elongación en el semimembranoso del muslo izquierdo en junio de 2021.

2. Esguinces de tobillo

A principios de 2019, Dembelé sufrió un esguince en el tobillo izquierdo. En la temporada previa, en 2018, ya se había lesionado el tobillo derecho por la misma afección.

El esguince es una distensión o rotura parcial o total de un ligamento. Esta lesión suele darse tras un movimiento brusco o una torsión excesiva que esta estructura del cuerpo no es capaz de soportar.

La lesión de 2019 dejó a Dembelé 18 días inactivo, mientras que la anterior se había dado en el último partido de la temporada 2017/2018, por lo que no se perdió encuentros de su equipo.



3. Problema de rodilla

Como en muchos otros futbolistas, las rodillas también han generado problemas para el bienestar físico de Dembelé. Esto es esperable si se tiene en cuenta que el fútbol es un deporte de contacto en el que estas articulaciones reciben el impacto permanente en cada pisada.

De todos modos, cabe destacar que las lesiones de rodilla no abundan en la historia clínica de Dembelé. Apenas en 2021, durante la Eurocopa, sufrió una desinserción del tendón del bíceps de la rodilla derecha, jugando para la selección de Francia. Esto lo dejó no solo fuera del torneo, sino también de la pretemporada siguiente con el Barça.

Concretamente, la desinserción de un tendón sucede cuando este se desconecta de la articulación que ha de unir con un grupo muscular. En el caso comentado, el tendón del bíceps se desinsertó de la articulación de la rodilla.

Las lesiones han perjudicado a Dembelé como jugador del Barcelona.
Los días inactivos para un jugador son un calvario, pues pierde regularidad y aumenta el riesgo de volver a lesionarse.


Dembelé y su calvario de lesiones en Barcelona

Las lesiones que ha debido atravesar Dembelé evidencian que el físico de un deportista es tan importante como su habilidad o el don innato que pueda tener. Ambas cosas van de la mano y deben potenciarse para rendir al máximo nivel.

Por mala fortuna, por motivos biológicos o por cualquier otra razón, a Ousmane Dembelé lo han perseguido las lesiones en Barcelona y lo han dejado fuera de más de un centenar de partidos. Todavía es joven, pero deberá encontrar soluciones si desea prolongar su carrera en los principales equipos de Europa.

Te podría interesar...
El secreto de Luka Modrić para mantenerse vigente en el fútbol
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
El secreto de Luka Modrić para mantenerse vigente en el fútbol

Luka Modrić tiene 36 años, pero parece de 20 dentro de la cancha. El secreto parece ser su entrenador personal, un excorredor croata.