6 olores que no se soportan en el embarazo y por qué ocurre

Hay olores que no se soportan en el embarazo y esto puede convertirse en una carga difícil de sobrellevar para la madre. Algunas medidas ayudan a que la situación sea más tolerable.
6 olores que no se soportan en el embarazo y por qué ocurre
Leidy Mora Molina

Revisado y aprobado por la enfermera Leidy Mora Molina.

Escrito por Edith Sánchez

Última actualización: 03 julio, 2022

La sensibilización del olfato es uno de los primeros síntomas de que una mujer está encinta. Esto lleva a que haya olores que no se soportan en el embarazo y que pueden deteriorar la calidad de vida de la madre.

Lo más curioso de todo es que, la mayoría de las veces, los olores que no se soportan en el embarazo son algunos que antes sí agradaban. De hecho, hay fragancias maravillosas que a las madres gestantes les resultan intolerables.

Se estima que más de la mitad de las mujeres experimentan este tipo de intolerancias durante la gestación. Con frecuencia, no solo hay rechazo, sino también náuseas y vómitos. ¿Por qué ocurre?

Los olores desagradables en el embarazo

Es muy frecuente que el sentido del olfato presente algunos cambios durante la gestación. En concreto, se agudiza y se intensifica. Esto significa que algunos olores que no se percibían antes, ahora se sienten con mucha nitidez.

Así mismo, los aromas intensos se perciben amplificados. Por eso hay olores que no se soportan en el embarazo. Un estudio llevado a cabo por la Universidad de Umea (Suecia) indica que esta situación afecta al 67,5 % de las mujeres encinta.

Al aumento del sentido del olfato se le conoce como hiperosmia. Es muy común durante el embarazo, en especial durante el primer trimestre.

No afecta a todas las mujeres por igual. Pero sí suele ser muy molesto, ya que a menudo desencadena náuseas y vómitos.

Los 6 olores que no se soportan en el embarazo

Así como hay antojos incomprensibles, también hay buenos olores que no se soportan en el embarazo. Una mujer en gestación puede, por ejemplo, sentir aversión hacia el perfume que ha utilizado toda su vida.

Sin embargo, lo más frecuente es que los siguientes sean los aromas intolerables. Te los contamos.

Embarazada con náuseas por malos olores.
Las náuseas del embarazo aparecen a la mañana, pero también pueden provocarse en cualquier momento por un aroma desagradable.

1. Alimentos

Una mujer embarazada puede sentir aversión al aroma de alimentos que antes disfrutaba. Cualquier comida entra en esta clasificación.

Sin embargo, lo usual es que se rechacen aquellos que tienen un olor fuerte, como el café, la cebolla o los ajos. También es común la aversión a los picantes y a las aromáticas, como el curri.



2. Naturaleza

Otros de los olores que no se soportan en el embarazo tienen que ver con la naturaleza. El aroma de las flores o del pasto recién cortado llega a ser asqueroso para algunas gestantes. También otros que suelen pasar más desapercibidos, como el del océano.

3. Gente

Rara vez la gente como tal produce aversión en las madres gestantes. Lo que sí puede causar auténtico rechazo es alguno de los productos que las personas usan, en especial los perfumes, los desodorantes, los geles y los cosméticos. Lo cierto es que esto lleva a que muchas mujeres embarazadas vayan directo a vomitar en el sanitario.

4. Mascotas

Dentro de los olores que no se soportan en el embarazo están los que salen de las mascotas. El perro mojado o las exhalaciones del gato a veces se convierten en algo intolerable. También es posible que la sola cercanía del animalito cause náuseas.

5. Químicos

Hay muchos químicos que tienen olores intensos y son insoportables para una mujer embarazada. Por ejemplo, la pintura, el esmalte o el quitaesmalte, la gasolina, ciertos productos de limpieza. Para muchas de ellas es imposible exponerse a esos aromas sin terminar en un vómito.

6. Desechos

Si aromas agradables causan desagrado, qué decir de los que apestan. Como resulta obvio, dentro de los olores que no se soportan en el embarazo están los de las basuras, los desechos, la orina y los excrementos. Pocas son las madres gestantes que permanecen calmas frente a estos.

¿Por qué el olfato cambia durante el embarazo?

El hecho de que haya olores que no se soportan en el embarazo no es un capricho ni un error de la naturaleza. Muchos expertos coinciden en que se trata de un mecanismo de autoprotección de la madre frente a sustancias que tienen algún potencial tóxico.

Es una defensa natural frente a algo que puede causarle daño a la madre o al bebé. Este incremento en la agudeza del olfato vendría a ser un aviso automático para apartarse de sustancias nocivas.

De otro lado, los cambios hormonales también podrían ser los responsables de que haya olores que no se soportan en el embarazo. El incremento de la gonadotropina coriónica, así como de los estrógenos y la progesterona, hace que haya más irrigación en la mucosa nasal. Esto agudiza el olfato.

Producto de limpieza.
Hasta los productos de limpieza que se usan a diario pueden desencadenar un reflejo de mal olor en las gestantes.

También podría interesarte Cómo percibe los olores el cerebro


¿Cómo abordarlo?

Cuando hay olores que no se soportan en el embarazo, en especial durante el primer trimestre, es posible que la vida de la madre se vuelva muy complicada. Esa intolerancia molesta y limita el desarrollo de una rutina normal.

¿Qué se puede hacer para sobrellevar esta situación? Lo más aconsejable es adoptar medidas como las siguientes:

  • Identificar los olores que no se soportan. A veces no es claro si es el jabón o el champú, o si es el perfume o la crema. Por eso es importante precisar qué desata la intolerancia.
  • Evitar los alimentos que resultan desagradables al olfato. No hay por qué mantenerlos.
  • Cocinar siempre con el extractor encendido. Esto ayudará a disipar olores.
  • Reducir o eliminar el uso de perfumes, desodorantes o cosméticos con aromas fuertes.
  • Mantener ventilado el hogar o el sitio de trabajo.
  • Utilizar velas absorbe olores en distintos puntos de la casa o la oficina.
  • Evitar los ambientadores caseros.
  • Llevar en el bolso algún elemento que despida un olor agradable para la gestante. Cuando se perciba un aroma intolerable, disipar la sensación aspirando la otra fragancia.

Un problema que tiende a desaparecer

La buena noticia es que la sensación de olores que no se soportan en el embarazo tiende a desaparecer después del primer trimestre. La hiperosmia es pasajera y solo en muy raras ocasiones permanece después del tercer mes.

Esto ocurre porque las hormonas se estabilizan y el olfato deja de ser tan agudo. Es posible que se siga sintiendo repulsión a algunos aromas muy específicos hasta el final, pero no de forma tan intensa como al comienzo.

Te podría interesar...
Hiperosmia, la excesiva sensibilidad a los olores
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Hiperosmia, la excesiva sensibilidad a los olores

El aumento en la sensibilidad a los olores o hiperosmia altera la calidad de vida de quienes la padecen. Es una condición rara sin tratamiento espe...



  • Nordin S, Broman DA, Olofsson JK, Wulff M. A longitudinal descriptive study of self-reported abnormal smell and taste perception in pregnant women. Chem Senses. 2004 Jun; 29(5):391-402. doi: 10.1093/chemse/bjh040. PMID: 15201206.
  • Intan, T., & Adji, M. (2019). Hiperosmia dan Kekuasaan Perempuan dalam Novel Aroma Karsa Karya Dee Lestari. SALINGKA, 16(1), 11-23.
  • Lee, R. V. (2002). Nausea and vomiting of pregnancy: An evolutionary hypothesis. Revista médica de Chile130(5), 580-584.
  • Francés Ribera, L. (2010). Náuseas y vómitos en el embarazo. Matronas Profesión, 2010, vol. 11, num. 1, p. 26-28.