Pancreatitis: ¿cuál es la dieta más adecuada?

Para no empeorar la condición de la pancreatitis es fundamental que sigamos las indicaciones del especialista y que cuidemos de nuestra alimentación
Pancreatitis: ¿cuál es la dieta más adecuada?
Valeria Sabater

Escrito y verificado por psicóloga Valeria Sabater.

Última actualización: 22 diciembre, 2022

La dieta para la pancreatitis permite mejorar la función de este órgano, ayudar en la digestión y disminuir los posibles síntomas.

Se trata de un plan alimentario que limita los alimentos grasos, el alcohol o el café; y potencia aquellos más nutritivos como las verduras, los granos integrales o las proteínas magras.

Descubrimos más  detalles a continuación.

¿Qué es la pancreatitis?

El páncreas es una glándula del cuerpo ubicada detrás del estómago. Entre sus funciones están las de segregar enzimas (para ayudar a digerir los alimentos) y las hormonas insulina y glucagón.

La pancreatitis es una inflamación de la glándula, que se produce cuando estas enzimas se activan en el propio órgano y destruyen su tejido. Se trata de una condición grave, que requiere atención médica para evitar complicaciones.

Se pueden distinguir dos formas, dependiendo de la duración y la afectación:

  • Pancreatitis aguda:  surge de un modo repentino y suele desaparecer tras unos días de tratamiento, que puede requerir hospitalización.
  • Pancreatitis crónica: en este caso la inflamación no se cura ni se observa mejora. Al contrario, ya que evoluciona con el tiempo y puede provocar daños en el órgano y una pérdida de la función.

En ambos casos, el síntoma principal es el dolor en la parte superior del abdomen que puede irradiar hacia la espalda. La forma de sentirlo puede ser algo diferente en las formas crónica y aguda.

En la pancreatitis aguda aparecen otras señales como fiebre, náuseas, vómito, latidos del corazón acelerados y sensibilidad en el abdomen. En general, las personas afectadas se sienten enfermas por lo que la consulta médica suele ser rápida.

Cuando la enfermedad es crónica, el dolor puede no estar presente o desaparecer a medida que pasa el tiempo. Además, es posible que aparezcan otros síntomas, pero en algunas personas estas solo llegan con las complicaciones:

  • Náuseas.
  • Vómito.
  • Diarrea.
  • Heces grasas y malolientes.
  •  Adelgazamiento.

Entre las principales causas, tanto de la aguda como de la crónica, se encuentran:

  • Cálculos biliares.
  • Consumo excesivo de alcohol.
  • Trastornos genéticos pancreáticos.
  • Toma de ciertos medicamentos.
  • Infecciones por virus o parásitos.
  • Lesiones en el abdomen.
La sensación de presencia no es patológica
Cualquier persona puede pasar por una sensación de presencia sin padecer una condición mental. Es algo completamente natural y que puede exacerbarse en ciertas situaciones.


Dieta recomendada para la pancreatitis aguda

Los consejos alimentarios para la pancreatitis son diferentes en el caso de que sea aguda o crónica. En cualquier caso, las pautas deben adaptarse a la situación concreta de cada paciente con la ayuda del médico y un nutricionista.

Dependiendo de los síntomas y de la gravedad de la situación, es posible que en un primer momento no se pueda beber ni ingerir ningún alimento. De este modo el páncreas no recibe ningún tipo de estímulo, lo que es positivo para fomentar la curación.

El plazo puede ser de 24 a 48 horas, si bien lo que marca la introducción de comida son los vómitos que pueda sufrir la persona afectada. Para no comprometer el estado nutritivo, este período no se alarga más de lo necesario. Si es requerido se aplica nutrición enteral, pero todos estos pasos están pautados por el equipo médico.

En el momento que mejoran los síntomas, se empiezan a introducir líquidos según la tolerancia. Los alimentos con más grasa son más difíciles de tolerar, por lo que es posible que generen molestias al principio y deban restringirse un poco.

Asimismo, la dieta debe cumplir estas características:

  • Comer a menudo y en pequeñas cantidades.
  • Evitar el alcohol y limitar el café.
  • Seguir un plan bajo en grasa y moderado en energía.
  • Repartir de forma homogénea a lo largo del día las grasas, los carbohidratos y los lípidos.

Dieta para la pancreatitis crónica

Cuando el páncreas está inflamado de forma permanente, es posible que las digestiones sean complicadas, aparezcan molestias o existan problemas para absorber algunos nutrientes.

Con un plan de alimentación adecuado es posible ayudar al páncreas a realizar sus funciones. En los casos leves, los cambios en la dieta pueden bastar. Pero en situaciones más graves los síntomas pueden seguir presentes.

Una dieta baja en grasas y con comidas pequeñas y a menudo, es también la recomendada cuando ya se padece la pancreatitis de por vida.

Para llevarla a cabo algunos alimentos son más recomendables que otros. La fibra y los antioxidantes pueden ayudar reducir la inflamación y controlar los niveles de colesterol y triglicéridos.

 

Cafeina, prohibída cuando tienes pancreatitis

Alimentos recomendados

  • Granos integrales: arroz, centeno, avena, trigo, etc. Los derivados como el pan o la pasta también deben ser integrales. En caso de comer cereales de desayuno, es preferible optar por los copos de avena y evitar los refinados con azúcar añadido.
  • Legumbres de todo tipo.
  • Frutas y verduras: estas son nutritivas y no aportan nada de grasa. Si existen problemas digestivos es recomendable ingerirlas cocidas en vez de crudas (sopas, purés, hervidas, compotas, etc.).
  • Aceite de oliva, en las cantidades recomendadas. El aceite de coco contiene triglicéridos de cadena media que pueden contribuir a mejorar la absorción de nutrientes en el intestino.
  • Carne y pescados bajos en grasa: pollo y pavo sin piel, ternera (sin la parte grasa), bacalao, merluza, lenguado, rape, sepia, etc.
  • Huevos en cocciones suaves como tortilla, revuelto o cocido.
  • Lácteos bajos en grasa: leche, yogur, quesos frescos.


Alimentos a evitar

Todos aquellos alimentos con una elevada presencia de lípidos y azúcares añadidos no son recomendables. Estos hacen trabajar más el páncreas así como aumentan los triglicéridos en sangre. Esto, a su vez, empeora el riesgo de una pancreatitis aguda.

  • Alcohol, cafeína, refrescos y zumos de frutas.
  • Chocolate, dulces, golosinas.
  • Bollería, galletas, bizcochos, pan frito, etc.
  • Lácteos enteros, mantequilla, nata, quesos curados, helados, crema pastelera, natillas, etc.
  • Salsas y condimentos fuertes o con mucha grasa: pesto, mayonesa, salsa tártara, currys, aderezos con aceite.
  • Carne, pescado, verduras o huevos cocidos en aceite o empanados.

La dieta en la pancreatitis contribuye a la mejora del estado de salud

La alimentación es un aspecto importante a tener en cuenta en las personas que sufren esta enfermedad. Esta debe restablecerse lo más pronto posible (pero gradual) cuando sucede una pancreatitis aguda.

Con posterioridad, conviene aplicar los cambios necesarios para mejorar la digestión y aumentar la presencia de nutrientes.

El asesoramiento del médico y un nutricionista son interesantes ya que, al limitarse la presencia de algunos alimentos, podría existir un déficit nutricional. Asimismo, se puede valorar la posibilidad de tomar enzimas para mejorar la digestión.

Te podría interesar...
Cómo desintoxicar el páncreas
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Cómo desintoxicar el páncreas

¿Pesadez, malas digestiones, hinchazón? Es posible que necesites desintoxiar el páncreas. Te explicamos cómo conseguirlo ¡No te lo pierdas!



  • Cleveland Clinic. The best (and worst) foods for pancreatitis pain. Marzo 2020.
  • García Almansa, A., & García Peris, P. (2008). Tratamiento nutricional de los enfermos con pancreatitis aguda: Cuando el pasado es presente. Nutrición Hospitalaria.
  • Karpinska M, Czauderna M. Pancreas - its functions, disorders and physiological impact on the mammals organism. Frontiers in Physiology. 2022. 13: 807632.
  • Majumder, S., & Chari, S. T. (2016). Chronic pancreatitis. The Lancet. https://doi.org/10.1016/S0140-6736(16)00097-0.
  • MedlinePlus. Pancreatitis. Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos.
  • National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases. Síntomas y causas de la pancreatitis. Departamento de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos. Noviembre 2017.
  • National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases. Alimentación, dieta y nutrición para la pancreatitis. Departamento de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos. Noviembre 2017.
  • Northern Devon Healthcare (NHS). Dietary information for acute pancreatitis. 928 (1).
  • Hospital Clínico Universitario de Valladolid. Recomendaciones Nutricionales en la Pancreatitis Crónica. http://www.ienva.org/web/dietas/dietas-enfermedades-digestivas/dieta-pancreatitis-cronica-1.pdf

Los contenidos de esta publicación se redactan solo con fines informativos. En ningún momento pueden servir para facilitar o sustituir diagnósticos, tratamientos o recomendaciones de un profesional. Consulta con tu especialista de confianza ante cualquier duda y busca su aprobación antes de iniciar cualquier procedimiento.