Pasta proteica, menos carbohidratos y un extra de sabor

La pasta proteica cuenta con algunas ventajas respecto a la pasta tradicional. Aporta menos hidratos de carbono y más fibra, a la vez que mantiene un sabor y una versatilidad en la cocina increíbles.
Pasta proteica, menos carbohidratos y un extra de sabor
Anna Vilarrasa

Escrito y verificado por la nutricionista Anna Vilarrasa el 23 octubre, 2021.

Última actualización: 23 octubre, 2021

La pasta es uno de lo alimentos que más gustan tanto a los niños como a los mayores. Los lineales de las tiendas cada día están más surtidos: pastas de harina integral, con verduras, de múltiples cereales, sin gluten… Y la pasta proteica es una de las últimas en llegar y está arrasando por su increíble sabor.

A diferencia de la pasta de toda la vida, contiene más cantidad de proteínas y de fibra, lo que puede representar una ventaja para muchas personas y situaciones. Además, en muchos casos se trata de opciones libres de gluten.

Aunque no se trata de cambiar la pasta de trigo de toda la vida por esta novedad,  es interesante descubrir sus características y qué puntos fuertes presenta. Por este motivo, a continuación te contamos más acerca de la pasta proteica.

¿Qué es la pasta proteica?

Sencillo y sin rodeos. La pasta proteica es exactamente lo que su nombre indica: una variedad de pasta alimenticia que presenta más cantidad de proteína en su composición que la tradicional (la pasta de trigo blanca).

Se pueden distinguir dos tipos diferentes. Por un lado, existe la pasta elaborada con harina de legumbres. Las más usadas son lentejas, guisantes y garbanzos. Suelen tener entre 18 y 25 gramos de proteína y unos 10-15 gramos de fibra según cuál sea la materia primera.

Asimismo, existen pastas de harina de trigo que se enriquecen con aislados de proteína (de soja o de guisante) y con fibra. Estas tienen mucha más proteína (algunas llegan a un 60 %), pero como contrapartida contienen más ingredientes y, en ocasiones, algunos aditivos.

En ambos casos la textura es un poco diferente que la de la pasta tradicional y, por ende, quizá sea preciso experimentar con los tiempos de cocción. No obstante, se trata de un alimento delicioso y muy versátil en la cocina.

Se suele encontrar en forma de espirales, espaguetis y macarrones. Con ella es posible preparar el mismo tipo de recetas: ensaladas, gratinados, salteados o pastas con un sinfín de salsas, como la pasta proteica al pesto que compartimos al final del artículo.

Beneficios de consumir pasta proteica

Pasta fresca vs pasta seca: diferencias y preparación.
La pasta proteica puede ser una buena opción para que aquellas personas que tienen problemas ingiriendo carnes y legumbres consuman la dosis diaria recomendada de proteínas.

Aporte extra de nutrientes

La calidad nutricional de la pasta proteica es en principio más atractiva que cualquier harina de trigo refinada. Esto siempre que se trate de harina de legumbre sin refinar o que se elabore a partir de trigo entero.

Lo más destacable es que presenta una mayor cantidad de proteína, minerales y fibra que la pasta común. Esto es interesante principalmente en el caso de la fibra, pues su presencia en la alimentación es muy favorable.

La fibra dietética ayuda a regular el tránsito intestinal y es más saciante que la pasta blanca. Además, las dietas con fibra abundante se han relacionado con un menor riesgo de padecer enfermedades comunes como los problemas cardiovasculares, la obesidad o la diabetes tipo 2.

Fuente de proteínas

La mayoría de pastas proteicas incluyen unos 20 o 25 gramos (como mínimo) de proteína por 100 gramos de pasta seca. Por este motivo, se pueden considerar una buena fuente de proteína como podrían ser las legumbres cocidas, el tofu, los huevos o la carne.

La proteína es un macronutriente muy importante y necesario para el organismo. Es fundamental pues forma parte de los anticuerpos, de las enzimas digestivas y de la estructura de las células, transporta moléculas por el cuerpo o ejerce de mensajera.

Completa el abanico de fuentes de proteína

La pasta proteica ofrece un abanico más amplio de fuentes de proteína, lo que es positivo para aquellas personas a las que les cuesta consumir otras alimentos que las aportan.



Pasta para las dietas bajas en carbohidratos

Los hidratos de carbono son otro macronutriente necesario para el organismo, igual que las proteínas y las grasas. Sin embargo, en algunas ocasiones puede resultar interesante seguir dietas bajas en carbohidratos.

Los estudios se han centrado en ponderar sus posibles beneficios en la pérdida de peso, el riesgo de enfermedad metabólica o el hígado graso no alcohólico.

De esta manera, las pastas de legumbres y, sobre todo, las pastas con proteína añadida son ideales para la gente que quiere consumir menos carbohidratos. 

Mejor digestibilidad que las legumbres

Para muchas personas consumir legumbres es sinónimo de malas digestiones o de gases abdominales. Algunas aplican trucos para convertirlas en más digeribles, pero otras las apartan de su dieta directamente.

Para estas últimas, la pasta de legumbres es una buena alternativa, igual que el humus o los purés de legumbres. Esto es así pues en general no suelen acarrear ningún tipo de problema digestivo.

Ayuda a cubrir el aporte de proteína

La mayoría de la gente no tiene problemas para cubrir sus necesidades diarias de proteínas. Sin embargo, la pasta con más proteínas pueden ser útil cuando las necesidades de este macronutriente están aumentadas. Este es el caso de deportistas o de personas que realizan actividad física intensa.

Además, cuando se siguen dietas muy bajas en calorías, quizá no se cubran los requerimientos proteicos diarios. Este suele suceder también en personas mayores con menos apetito o dificultades para comer. No hay que olvidar que para ellos la proteína es un nutriente clave en la prevención de pérdida de masa muscular.

En todos estos casos, sustituir la pasta de trigo habitual por una pasta proteica puede ser una buena estrategia que ayuda a cubrir las cantidades diarias de proteína recomendadas.

La mayoría son opciones libres de gluten

Esto es sin duda interesante para las personas celíacas, pues amplia un poco el abanico de posibilidades más allá del arroz, la quinoa o el maíz. Cuidado con la pasta con proteína añadida, ya que suele estar elaborada con trigo.

Representa un plato completo

Debido a su aporte más elevado de proteínas que la pasta convencional, una comida con pasta proteica puede ser un plato completo por sí mismo. Esto quiere decir que no es necesario acompañarlo de carne o pescado por ejemplo. Sin embargo, es imprescindible añadir una ración de verduras al menú, ya sea junto con la pasta o como primer plato.

Receta de pasta proteica al pesto

Pasta integral con salsa pesto y tomates cherry.
La pasta proteica puede acompañarse de diferentes salsas, como el pesto.

Un plato que nunca falla por su sabor y aroma incomparables. Además, es muy rápida de preparar y se puede modificar para obtener una versión vegana. Para elaborar 4 raciones, son necesarios los siguientes ingredientes:

  • 2 cucharadas soperas de piñones.
  • Un manojo de albahaca fresca.
  • 50 gramos de queso parmesano.
  • 1 diente de ajo.
  • 150 mililitros de aceite de oliva virgen extra (aproximado).
  • 350-400 gramos de pasta de garbanzos (o cualquier otra pasta de legumbres).

Elaboración

  1. Para empezar, poner una olla con abundante agua al fuego.
  2. Cuando empieza a hervir, añadir la sal y la pasta.
  3. Cocer durante unos 7 minutos o el tiempo indicado por el fabricante. Colar y reservar.
  4. Mientras, proceder con la elaboración de la salsa. Verter en un vaso de batidora los piñones, las hojas de albahaca, el queso rallado y el diente de ajo pelado. Salpimentar al gusto. Añadir el aceite poco a poco y triturar hasta que quede con la consistencia deseada. No es necesario que sea homogénea, sino que puede quedar un triturado más grosero.
  5. Mezclar la salsa con la pasta y decorar con unas hojas de albahaca enteras por encima. Se puede acompañar de una ensalada verde o una crema de verduras como primer plato.
  6. Para preparar la versión vegana, sustituir el queso por levadura nutricional (entre 4 y 6 cucharadas soperas).
  7. Además, los piñones se pueden cambiar por anacardos o nueces si no se dispone de ellos.

Cómo cocinar con harina de garbanzos 5 recetas que te gustarán


La pasta proteica: una buena fuente de proteína

Los amantes de la pasta tienen en este producto una alternativa más para probar que ofrece algunas ventajas y aporta más cantidad de fibra, proteínas y minerales que una pasta de harina refinada.

Ahora bien, es importante leer las etiquetas. Las opciones más saludables son las elaboradas con harina de legumbres. Estas se pueden comprar con facilidad en tiendas de dietética o especializadas.

En cambio, las pastas con proteína añadida pueden ser un poco más complicadas de encontrar. En este caso, también es recomendable fijarse bien en los ingredientes, pues a veces se elaboran con harina refinada.

También es interesante recalcar que la pasta no sustituye un plato de legumbres y que estas deben seguir presentes en su forma entera. En cambio, puede ser una buena alternativa a las fuentes proteicas de origen animal.

En resumen, se puede afirmar que las pastas proteicas de legumbres y las pastas elaboradas con trigo integral son dos alimentos con composiciones diferentes, pero ambos aptos para una dieta saludable.

Te podría interesar...
Pasta fresca vs pasta seca: diferencias y preparación
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Pasta fresca vs pasta seca: diferencias y preparación

Existe un debate entre la pasta fresca y la pasta seca. Aquí te ponemos las diferencias, qué te proporcionan y cómo prepararlas. Tú eliges.



  • Deer R. R, Volpi E. Protein intake and muscle function in older adults. Current Opinion in Clinical Nutrition & Metabolic Care. Mayo 2015. 18 (3): 248-253.
  • Dhingra D, et al. Dietary fibre in foods: a review. Journal of Food Science and Technology. Junio 2012. 49 (3): 255-266.
  • Medline plus. ¿Qué son las proteínas y qué es lo que hacen? Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos.
  • Messia M. C, et al. Nutritional and technological quality of hight protein pasta. Foods. Marzo 2021. 10 (3): 589.
  • Oh R, Gilani B, Uppaluri R. Low carbohydrate diet. StatePearls Publishing. Enero 2021.