¿Cómo hacer pasta de trigo sarraceno?

El trigo sarraceno es un pseudocereal idóneo para preparar pastas saludables. Descubre una interesante receta para aprovecharlo en casa.
¿Cómo hacer pasta de trigo sarraceno?
Florencia Villafañe

Escrito y verificado por la nutricionista Florencia Villafañe el 04 noviembre, 2021.

Última actualización: 04 noviembre, 2021

La pasta de trigo sarraceno es un alimento idóneo para cuidar la salud y variar la alimentación. Se hace a partir de un pseudocereal cuyo nombre científico es Fagopyrum esculentum Moench. En otros países también se conoce como «alforfón», «grano turco», «alforjón» o «trigo árabe».

Una de las características de este alimento es que no contiene gluten, por lo que es apto para personas con enfermedad celiaca. Además, es una fuente de aminoácidos esenciales como la lisina, que no está presente en los cereales tradicionales.

Un artículo titulado «Trigo sarraceno: una opción diferente» expone que este producto tiene un valor proteínico destacable, además de carbohidratos complejos, fibra, vitaminas, minerales y ácidos grasos esenciales. Así pues, si quieres aprender a incluirlo en la dieta, no te pierdas esta receta.

Pasta de trigo sarraceno, una alternativa sin gluten

A diferencia de la pasta convencional, la elaborada con trigo sarraceno no contiene gluten. Por lo tanto, es apta para personas con intolerancia a esta proteína o enfermedad celiaca. ¿Te animas a probarla?

Ingredientes

  • 2 huevos medianos.
  • 200 gramos de trigo sarraceno o su harina.
  • 25 mililitros de agua.
  • Una pizca de sal.
  • Fécula de maíz, cantidad necesaria.


Paso a paso

1. Produce la harina y arma la masa

  • En primer lugar, comienza por preparar la harina. Para ello, vas a necesitar una procesadora con potencia alta o un molinillo de café o cereales.
  • Antes de molerla, tuesta el trigo sarraceno para que la harina tenga más sabor. En este punto, intenta triturar solo la cantidad que vayas a necesitar, ya que si preparas mucha los aceites naturales y las vitaminas que son sensibles al calor se perderán. Por ende, el aporte nutricional de tus pastas será menor.
  • Luego del proceso de tostado, coloca los granos en una procesadora de alta potencia (o el aparato que tengas). Enciende unos minutos y pausa si es necesario para no generar una sobrecarga. Repite este procedimiento hasta que los granos se hayan molido por completo. Puede que queden algunos grumos, pero esto es normal. Considera que también podrías conseguir esta harina en tiendas naturistas si te quieres saltar este paso.
  • En este momento ya puedes empezar a preparar tus pastas. Primero, utiliza un cuenco amplio o una mesada limpia. Allí, coloca la harina y haz un hueco en el centro; trata de que quede como un volcán.
  •  A continuación, añade los huevos en el centro, incorpora la pizca de sal y, de a poco, agrega agua.
  • Empieza a mezclar desde el interior. Hazlo de forma lenta, haciendo círculos con tus dedos. Ve incorporando la harina de los costados poco a poco.
  • Una vez que todos los ingredientes se hayan unido, amasa hasta que se forme una masa fina y homogénea. Si es necesario, utiliza fécula de maíz sobre la superficie de trabajo para evitar que la masa se pegue.
  • Luego de esto, haz una bola con la masa, envuélvela en film transparente y déjala reposando en la heladera durante media hora aproximadamente.
Pasta de trigo sarraceno, una alternativa sin gluten
Elije la forma que más te guste para tu pasta de trigo sarraceno. Además, acompáñala con vegetales, salsas o quesos.

2. Elige la forma de tu pasta de trigo sarraceno

Ten en cuenta que con esta masa puedes elaborar ravioles, tallarines, bases para canelones, lasaña, entre otras elaboraciones.

  • Pasado el tiempo recomendado, retira la masa, coloca fécula de maíz en la mesada limpia y comienza a estirar la misma con la ayuda de un palo de amasar.
  • Aplica fécula todas las veces que sea necesario para evitar que la masa se pegue al mármol o a la superficie de trabajo en la que lo hagas. Al finalizar, intenta que el grosor de la misma sea de medio centímetro y que el amasado esté parejo.
  • Ahora bien, coloca la masa en un molde y, con la ayuda de un cortapastas, arma los «cuadros».
  • Rellena con lo que más te guste, como vegetales salteados, distintos tipos de queso, jamón o carne mechada.
  • Luego de esto, moja un pincel o utiliza tu dedo para aplicar agua en los costados de la masa. Coloca otro cuadro encima y aprieta los bordes para evitar que el raviol pierda el relleno durante la cocción.

3. Cocina y sirve

  • Al igual que cualquier pasta, cocina en agua hirviendo.
  • Considera que los ravioles se cocinarán entre 7 a 10 minutos, pero este tiempo es variable. Para asegurarte de que están listos, retira uno y comprueba que la masa se haya cocido por completo.
  • Si ya están en su punto, retíralos del agua con una espumadera y colócalos dentro de una fuente con tapa para evitar que se enfríen.

Acompaña con una salsa de champiñones

Por supuesto, toda pasta se disfruta más cuando se acompaña de una salsa que realza su sabor. En este caso, puedes preparar una deliciosa salsa de champiñones.

Ingredientes

  • 1 cebolla mediana.
  • 3 champiñones .
  • 1 cucharada de aceite (15 ml)
  • 1 zanahoria.
  • 6 cucharadas de crema de leche (120 ml).
  • Condimentos y sal a gusto.

Paso a paso

  • Para empezar, pica la cebolla y ponla a saltear en una sartén con la cucharada de aceite.
  • Luego, ralla la zanahoria y añádela al fuego.
  • Lava los champiñones con abundante agua, córtalos en láminas y agrega junto con la crema de leche.
  • Revuelve cada tanto para que no se pegue y condimenta a tu gusto. Esta salsa estará lista en menos de 20 minutos.
  • Sirve en un plato junto con los ravioles y disfruta.
Salsa de champiñones
La salsa de champiñones es un acompañante idóneo para tu pasta de trigo sarraceno.


Prueba hacer pasta de trigo sarraceno

Como verás, la receta de la pasta de trigo sarraceno no presenta diferencia con las opciones tradicionales que se elaboran con otras harinas. Sin embargo, lo que podría resultar complicado es el proceso de molienda. Recuerda que puedes solucionar esto comprando la harina en una tienda.

Por último, no olvides que además de innovar con esta receta, estarás enriqueciendo tu alimentación con todos los nutrientes que contiene este alimento.

Te podría interesar...
El trigo sarraceno: ¿una alternativa sin gluten?
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
El trigo sarraceno: ¿una alternativa sin gluten?

El trigo sarraceno, no es un cereal, por lo tanto, aunque tenga casi los mismos usos, lo pueden consumir sin problemas las personas celiacas.



  • Huamanchumo, W. (2020). Pseudocereales andinos: valor nutritivo y aplicaciones para alimentos libres de gluten.
  • Dyner, L., Cagnasso, C., Ferreyra, V., de Portela, M. L. P. M., Apro, N., & Carrión, M. O. (2016). Contenido de calcio, fibra dietaria y fitatos en diversas harinas de cereales, pseudocereales y otros. Acta bioquímica clínica latinoamericana, 50(3), 435-443.
  • Ficha 44. TRIGO SARRACENO: Una opción diferente. Disponible en: http://www.alimentosargentinos.gob.ar/HomeAlimentos/Nutricion/fichaspdf/Ficha_44_TrigoSarraceno.pdf
  • Dionisi, C. P. Cadena agroalimentaria de trigo sarraceno (Bachelor's thesis).