Cómo hacer unas pechugas de pollo jugosas y doradas en freidora de aire

Crujientes y doradas por fuera, súper tiernas por dentro. Conseguir una carne así de deliciosa y en su punto es posible, en casa y sin dificultad.
Cómo hacer unas pechugas de pollo jugosas y doradas en freidora de aire
Maria Patricia Pinero Corredor

Revisado y aprobado por la nutricionista Maria Patricia Pinero Corredor.

Última actualización: 26 junio, 2024

La freidora de aire es el electrodoméstico de moda y te permite cocinar platos versátiles y sencillos con un sabor increíble. Así pasa con las pechugas de pollo. En menos de media hora las puedes preparar y cocinar, sin necesidad de estar pendiente al proceso y sin riesgo que se peguen o se quemen.

Pechugas de pollo asadas

Ya verás que la receta más sencilla y tradicional para cocinar esta parte del pollo no tiene ningún secreto. Con pocos pasos tienes una ración de proteína sana y deliciosa, mientras aprovechas el tiempo para hacer otros platos.

Ingredientes para 2 raciones

  • 2 pechugas de pollo
  • una pizca de sal
  • pimienta negra
  • 1 cucharada sopera de aceite de oliva
  • un poco de ajo en polvo

Preparación:

  • Antes de empezar con la cocción, precalienta la freidora de aire a 180 °C durante tres minutos.
  • Mientras, prepara la carne. Coloca las pechugas de pollo encima de una tabla y úntalas con el aceite de oliva. Después, salpimienta al gusto y añade también el ajo en polvo. Puedes ayudarte un poco con las manos para esparcir los condimentos y que quede bien repartido.
  • Introduce las pechugas en la canasta de la freidora de aire y cocínalas entre 15 y 20 minutos. En la mitad del proceso, gíralas para que se asen de manera uniforme.

Ahora ya tienes las pechugas de pollo listas cocinadas en la airfryer. Las puedes servir al momento o pasados unos minutos. Acompáñalas de verduras salteadas, ensalada verde, patatas o prepárate una deliciosa tostada con pan fresco y casero, elaborado también en freidora de aire.



¿Cómo hacer variantes de la receta tradicional?

Pechuga asada.

Pimienta, sal y un poco de aceite de oliva virgen son aliño suficiente para un sabor delicioso. No obstante, puedes usar otros aderezos con todo tipo de condimentos y obtener un plato diferente cada vez. Toma nota de alguna de nuestras recomendaciones y no dudes en hacer tus propios experimentos:

  • Con hierbas mediterráneas: espolvorea hojas de orégano y tomillo tras untar las pechugas con aceite.
  • Con especias: añádelas junto a la sal y frota bien para que se esparzan de manera uniforme. Usa las que más te gusten: jengibre, cúrcuma, nuez moscada, pimentón ahumado, comino o curri (entre otras).
  • Con un toque picante: ralla un poco de piel de limón y añade unas escamas de chile o pimienta de cayena al gusto.
  • Con ajo y perejil: una combinación única, fresca y sabrosa. Para un mayor sabor, te recomendamos que uses los ingredientes frescos. Pícalos y, en la mitad de la cocción, repártelo por encima del pollo.
  • Con mostaza: en un cuenco, mezcla una cucharada de mostaza con ajo en polvo, aceite y zumo de limón. Con esta base, unta las pechugas por ambos lados.
  • Con queso: aliña con aceite, sal y pimienta y empieza la cocción. Después de dar la vuelta al pollo, espolvorea con un poco de queso parmesano, emmental o gruyere rallado.
  • Con salsa de soja y miel: una mezcla dulce y salada, ideal si te gustan las recetas con un toque asiático. Combina 2 cucharadas de salsa de soja con una de miel y una de aceite. Unta bien la carne antes de cocinar.

Por otro lado, también es posible hacer las pechugas empanadas, que quedan extracrujientes por fuera. Las puedes hacer enteras o cortadas en trozos, muy parecidas a los nuggets de pollo en airfryer

¿Se puede hacer fiambre de pollo en la freidora de aire?

Si te gusta este tipo de «embutido» y quieres hacerlo en casa, la freidora de aire puede ayudarte. De esta forma, conseguirás un fiambre 100 % pollo y de buena calidad. Los pasos de la elaboración son, en realidad, los que te acabamos de contar.

También puedes sazonarlo como más te guste. La diferencia está en que una vez frío, tienes que cortar toda la pechuga en lonchas muy finas o en tacos (dependiendo del uso que le vayas a dar). Este fiambre de pollo lo puedes usar en bocadillos, pizzas, ensaladas y salteados (entre otros).

Para conservarlo de forma óptima, puedes envasarlo al vacío (si dispones de una máquina de este tipo). Si no, prepara unos cuantos paquetes envueltos en papel film y mételos en un recipiente hermético. En la nevera aguantan entre 3 y 4 días y en el congelador unos 3 meses.

Tiempo y temperatura adecuados para hacer las pechugas en freidora de aire

Como hemos señalado, es importante precalentar la freidora para que la cocción se inicie de forma eficiente desde que introduces el pollo en el electrodoméstico.

La temperatura adecuada y el tiempo pueden cambiar según el modelo del aparato y el grosor de las piezas de carne. En general, una temperatura de 180-200 grados centígrados es correcta para esta receta. En este escala de temperatura, las pechugas están cocidas en 15-20 minutos. Si son muy gruesas, puedes aplanarlas un poco con la ayuda de una maza. Si dispones de un termómetro de cocina, comprueba que el interior de la pechuga ha llegado a los 75 grados centígrados, lo que te asegura una cocción correcta.

Otras recomendaciones adicionales

Aunque es una receta sencilla, ten en cuenta estos aspectos que te ayudaran a obtener un resultado óptimo:

  • Descongela el pollo el día antes
  • Elige pechugas de un tamaño parecido, no satures la canasta de la freidora y colócalas una al lado de la otra (no superpuestas). La buena circulación del aire es lo que permite una cocción uniforme.
  • Marina o adoba la carne durante unas horas para un resultado final más sabroso, aromático y tierno.
  • Usa un recipiente adecuado para la freidora de aire para ensuciar menos y aprovechar los jugos del marinado.


Aporte nutricional de la carne de pollo

El pollo es un producto consumido en todo el mundo, que destaca por ser accesible, versátil y sabroso. De este animal se aprovechan casi todas las partes, aunque el muslo y las pechugas son bastante recurrentes. Estas últimas son, también, la porción más magra del animal. Además, es un alimento saludable y fácil de digerir.

En referencia a su composición, 100 gramos de pechuga de pollo aportan los siguientes nutrientes:

  • Agua: 74,5 gramos.
  • Energía: 112 kilocalorías.
  • Proteína: 21,8 gramos.
  • Grasa: 2,8 gramos.
  • Hidratos de carbono: 0 gramos.
  • Fibra: 0 gramos.
  • Hierro: 1 miligramo.
  • Zinc: 0,7 miligramos.
  • Fósforo: 198 miligramos.
  • Niacina (vitamina B3): 10,4 miligramos.
  • Vitamina B6: 0,3 miligramos.

¿Cuántas calorías tienen las pechugas de pollo cocinadas en la airfryer?

El aporte energético total de la receta básica es bastante moderado. Una ración estándar representa entre 165 y 220 kilocalorías (por 150-200 gramos de carne). A esto hay que añadir el aceite, puesto que el resto de condimentos tienen un papel poco relevante en este sentido. Así, el total se sitúa entre las 210 y las 265 kilocalorías.

El total energético aumentará si usas condimentos un poco más calóricos como el queso, la miel o la salsa de tomate. Ahora bien, ten en cuenta que la cantidad añadida tampoco es mucha, ya que se trata solo de dar un poco de sabor a la carne.

Otro aspecto que sumará calorías a las pechugas es la guarnición con la que las sirvas. Las verduras y las ensaladas son la opción más ligera, seguidas de las patatas, la pasta y el arroz.

No obstante, estos datos aislados aportan poco valor, puesto que el contenido calórico de un plato se tiene que contextualizar con el resto de la dieta y las necesidades energéticas de cada individuo.

Disfruta de un delicioso plato en poco tiempo y sin dificultad

El pollo es un alimento nutritivo y una buena opción para una dieta saludable. Existen muchas formas de cocinar las pechugas a las que podemos sumar la freidora de aire. Con este aparato quedan doradas y crocantes por fuera y melosas por dentro. Una delicia a la que no te podrás resistir.


Todas las fuentes citadas fueron revisadas a profundidad por nuestro equipo, para asegurar su calidad, confiabilidad, vigencia y validez. La bibliografía de este artículo fue considerada confiable y de precisión académica o científica.



Este texto se ofrece únicamente con propósitos informativos y no reemplaza la consulta con un profesional. Ante dudas, consulta a tu especialista.