¿Es riesgoso para la salud cocinar en ollas de teflón?

Pese a que se ha dejado de usar un solvente que resultaba nocivo, aún persiste la duda acerca de si es riesgoso para la salud cocinar en ollas de teflón. Sigue leyendo y te contamos qué tan cierto es y qué alternativas tienes.
¿Es riesgoso para la salud cocinar en ollas de teflón?
Nelton Abdon Ramos Rojas

Revisado y aprobado por el médico Nelton Abdon Ramos Rojas.

Última actualización: 08 abril, 2022

Desde los inicios del presente siglo, se había encendido la alerta acerca de la toxicidad de los antiadherentes que se usan en sartenes. Y aún hoy día persiste la duda sobre si es o no riesgoso para la salud cocinar en ollas de teflón.

A continuación te contaremos todo sobre el teflón: qué es, para qué se usa, por qué se piensa que puede ser dañino, ahondando en la relación entre este material y la salud.

Además, te daremos algunas sugerencias con respecto al uso de otros utensilios de cocina respetuosos con el medio ambiente y con la salud humana, para tener un hogar sostenible .

Qué es el teflón

“Teflón” es, en realidad, la denominación comercial de un producto, famoso por ser el antiadherente más utilizado en utensilios de cocina. El nombre real del compuesto es politetrafluoroetileno (mucho más difícil de pronunciar que teflón).

Se trata de un polímero similar al polietileno, aunque en este caso los átomos de hidrógeno son sustituidos por los de flúor. Si bien lo conocemos por ser el antiadherente de ollas y sartenes, el teflón también se utiliza en una gran variedad de productos, no solo de cocina; entre estos tenemos:

  • amplificadores de sonido,
  • placas selladoras,
  • rodillos para impresoras y para la industria textil,
  • en el mouse de tu computadora,
  • y en los tacos de la silla en la que estás sentado.

Debido a sus propiedades, el teflón se usa para sellar herméticamente y dar revestimientos, por lo que es ideal para evitar fugas en fontanería, en pinturas y barnices, como aislante de cables, mangueras industriales y hasta en aviones y naves espaciales.

Por qué se considera que el teflón es tóxico

En todos estos productos, incluidos ollas y sartenes, el problema no es el teflón mismo, sino un solvente llamado ácido perfluoroctánico (PFOA), que se usa para fijarlo.

En el 2002 la Agencia de Protección Medioambiental de EE. UU. (EPA) anunció que el PFOA podría suponer un riesgo para la salud pública en general, tanto a través del agua contaminada, residuo de la industria, como por los utensilios de cocina con teflón.

De acuerdo con un modelo farmacocinético, diseñado para caracterizar la exposición de los estadounidenses al PFOA, se considera que este es uno de los tóxicos más presentes en la sangre de los norteamericanos.

Se considera, pues, que el PFOA puede actuar en el cuerpo, limitando el efecto de las hormonas, por lo que se asocia con diferentes tipos de cáncer, problemas de tiroides y esterilidad, tanto en animales como en seres humanos.

Actualmente el ácido perfluoroctanoico (PFOA) está clasificado por el Centro Internacional de Investigaciones sobre el Cáncer como posible carcinógeno. Aunque se le ubica en el grupo 2B, como una sustancia con baja probabilidad cancerígena para el ser humano.

No obstante, tras la alerta lanzada en 2002 se obligó a la industria del teflón y antiadherentes de utensilios de cocina a dejar de usar PFOA para 2015. También la Unión Europea prohibió el uso de PFOA desde 2017.

Actualmente, se pueden encontrar antiadherentes libres de PFOA o “PFOA free”. Por eso, cuando compres estos productos, fíjate bien en la etiqueta.

Productos con teflón libres de PFOA

Entonces, ¿es riesgoso para la salud cocinar en ollas de teflón?

Por un lado, se cree que el teflón se puede deteriorar, liberando PFOA, el cual entraría en contacto con los alimentos y luego sería ingerido a través de estos.

Sin embargo, también se afirma que este es un material estable y que sus usos no comportan riesgos, siempre y cuando no se caliente por encima de 300º C. Es importante aclarar que la hornilla de la cocina, o aún el horno, no llegan nunca a esta temperatura.

Por lo tanto, los riesgos para la salud al cocinar en ollas de teflón serían relativamente pocos, tomando en cuenta el nivel de exposición al que nos sometemos y, como se señaló, la baja probabilidad cancerígena del PFOA.

De hecho, en los estudios realizados sobre la relación entre el cáncer y dicha sustancia, se encontró una alta incidencia en los residentes de un población en el estado norteamericano de Ohio; pero estas personas estuvieron expuestas a PFOA en el agua potable, durante años, debido a las emisiones de las industrias de la zona.

Cómo minimizar los riesgos de cocinar en ollas de teflón

Por ahora, si bien se ha retirado el PFOA, no está totalmente aclarada la relación entre la baja exposición al teflón en el largo plazo y el desarrollo de alguna enfermedad. Todavía faltan investigaciones.

Por eso, si tienes dudas acerca de los riesgos de cocinar con ollas de teflón, puedes tomar algunas medidas para minimizar la exposición. Entre estas tenemos:

  • evita cocinar a fuego muy alto;
  • no coloques la sarten sobre el fuego sola, sin alimentos, durante un tiempo prolongado;
  • evita usar el sarten si está rayado o desgastado, de preferencia deséchalo;
  • trata de mantener íntegra la superficie antiadherente de contacto;
  • para remover o voltear, usa cucharas o paletas que no sean de metal;
  • no laves con esponjas duras;
  • si retiras una olla de teflón del fuego, no la sumerjas de inmediato en agua;
  • usa otros materiales alternativos, como los que veremos a continuación.

Materiales antiadherentes alternativos al teflón

Paralelamente a la controversia sobre el teflón surgieron alternativas menos tóxicas. Entre ellas encontramos sartenes de recubrimiento de cerámica, de titanio, de acero inoxidable… 

Y aunque no tengan PFOA, hay que tomar en cuenta el antiadherente que usan y el material del utensilio en sí. Veamos qué hay en el mercado y qué alternativas podemos encontrar, que no afecten la salud.

El aluminio

7 cosas que puedes hacer con papel aluminio.

El aluminio ha sido un material muy usado en las últimas décadas, pero poco a poco se ha ido sustituyendo y hoy en día sólo se comercializa en algunos lugares como una alternativa económica.

Se cree que el aluminio es un metal pesado tóxico para nuestro organismo, y se le relaciona con enfermedades neurodegenerativas como el alzhéimer o el párkinson.

Sin embargo, como afirma la organización británica Alzheimer’s Society, no existen pruebas suficientes que permitan relacionar este material con una mayor probabilidad de desarrollar dicha enfermedad.

El acero inoxidable

El acero inoxidable es un material bastante inocuo y con buena efectividad en la cocina. Pero, de todos modos, si queremos evitar completamente los metales pesados optaremos mejor por otros utensilios más saludables.

El hierro fundido

El hierro fundido es una buena opción en la cocina. Los inconvenientes es que son bastante más caras y pesadas, lo cual puede dificultar su uso y sus posibilidades de compra a ciertas personas. Para evitar que se peguen los alimentos se debe calentar la sartén antes de echarle los alimentos.

El barro cocido

En algunas tiendas de productos ecológicos y naturales venden cazuelas de barro como se usaban antiguamente.

Si bien el barro cocido es un material bueno, y le da un delicioso sabor casero a los alimentos, debes asegurarte de que en verdad sea barro cocido y no tenga componentes tóxicos.

El inconveniente que presenta es que requiere tiempo para cocinar y se suele tener que dejar a fuego lento durante varias horas.

La cerámica

La cerámica como alternativa al teflón

Las sartenes y ollas de cerámica se han puesto muy de moda en el mundo natural y ecológico. Son mucho más inocuas siempre que sean de calidad, auténticas, y para ello se deben comprar en tiendas de confianza.

Su inconveniente es que se agrietan con facilidad, si no las cuidamos, y algunas son demasiado poco antiadherentes.

El titanio

En los últimos años han aparecido sartenes y cazuelas de titanio. Se presentan como la opción de más calidad, más saludable, duradera y que además permite cocinar sin aceite. Su inconveniente es su precio, que es muy elevado.

Cuidado al cocinar y al conservar

Siempre que quieras conservar comida es mejor optar por el vidrio, que no presenta toxicidad como algunos plásticos. Además, suele conservar mejor la calidad y el sabor de los alimentos.

Si usas plástico, especialmente en biberones para bebés, verifica que no contenga Bisfenol-A entre sus componentes, ya que se ha prohibido en algunos países.

Finalmente, hay recipientes de silicona que se pueden usar para hornear. Es una opción bastante saludable, siempre y cuando sea silicona de calidad.

En conclusión, cuando queremos llevar una alimentación saludable, no solo tenemos que tener en cuenta que los ingredientes sean saludables. También hay que cuidar el tipo de cocción y los utensilios de cocina, ollas y sartenes. Al igual que con el teflón, verifica que el producto esté libre del químico PFOA y de otros materiales tóxicos.

Te podría interesar...
¿Es saludable cocinar en el microondas?
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
¿Es saludable cocinar en el microondas?

En la actualidad existe una gran cantidad de personas que dudan sobre si cocinar en el microondas es completamente saludable.