Persianas o cortinas: ¿qué opción es mejor para mi casa?

El eterno dilema entre instalar persianas o cortinas es una historia de nunca acabar. Hoy ayudamos a despejar tus dudas indicándote qué ventajas te ofrece cada opción en cuanto a funcionalidad.
Persianas o cortinas: ¿qué opción es mejor para mi casa?

Escrito por Josberth Johan Benitez Colmenares, 12 marzo, 2021

Última actualización: 12 marzo, 2021

¿Persianas o cortinas? Esta pregunta se la hacen miles de personas cada año cuando desean renovar la decoración de sus ventanas. Aunque existen otras opciones, ambas son las más baratas y funcionales que podemos instalar. La incertidumbre está justificada.

Hoy te diremos en qué te beneficias al optar por una u otra. Lo haremos teniendo en cuenta sus atributos en la decoración, el mantenimiento, la vida útil, el diseño y el presupuesto de compra. ¿Preparado? Empecemos entonces por mostrarte qué variedades tienes al momento de elegir entre persianas o cortinas.

Tipos de persianas

Es común que se asocie a las persianas con un ambiente de oficina. Este tipo de recubrimiento es muy ordenado, funcional y versátil, aunque por supuesto que esto no inhibe el hecho de que puedan ser elegantes y divertidas.

Algunas personas desechan su instalación al no conocer las posibilidades que existen en cuanto a diseño, formas y texturas. Por esta razón, te presentamos algunos tipos de persianas que puedes instalar ahora mismo en tu hogar.

Persianas verticales

Son una de las más decorativas, en parte porque su diseño proporciona una elegancia que no está disponible en otras variantes. Están compuestas por una serie de láminas orientadas en formato vertical, las que se abren o cierran a los lados, aunque también existen modelos que lo hacen por la mitad.

Se suelen utilizar en puertas o ventanas grandes que dan al jardín o a un espacio abierto, debido a que permiten buena distribución de la luz. Puedes encontrar modelos fabricados en aluminio, tela, madera, bambú o PVC.

Persianas venecianas

Son el diseño clásico de las persianas, las que solemos identificar con ambientes de oficina. Consisten en celdas o láminas distribuidas en sentido horizontal que se apilan una por debajo de la otra. Se activan a través de un mecanismo de cuerdas que presiona o libera cada lámina individual para cerrar o abrir.

Este diseño de persianas se usa desde el siglo XVIII, sobre todo en ambientes de oficina de clase alta. Hoy son los modelos más asequibles y puedes encontrarlos en una variedad de materiales. Cuentan con una variante conocida como minipersianas, que se usan en ventanas y puertas pequeñas.

Persianas enrollables

También conocidas como persianas de rodillo o roller, son aquellas que están fabricadas con un material sintético o natural que se dobla en el extremo superior. El mecanismo de apertura y cierre puede ser manual o remoto y se compran en una multitud de colores y diseños.

La ventaja de este tipo de persianas es que la parte que no se usa queda oculta en solo unos centímetros. Se adapta a lugares grandes o pequeños y solo consta de un panel. Esto simplifica su limpieza, ya que no tienes que lidiar con recovecos.

Persianas romanas

Fabricadas en tela o materiales sintéticos que ofrecen la misma versatilidad, las persianas romanas se pliegan entre sí bajo un estilo similar al de las venecianas. Cuando están extendidas son muy elegantes y decorativas, aunque cuando se pliegan pierden parte de su funcionalidad.

Lo anterior se debe a que, a diferencia de las enrollables, no ocultan parte de su excedente. Este queda visible en todo momento e incluso llega a ocupar una sección de la ventana. Esto puede impedir que entre la cantidad de luz o aire que se necesite en ese momento.

Otros tipos de persianas

Estas que nombramos son las más comunes, aunque por supuesto encontramos decenas y decenas de variantes. Otras que destacamos son las siguientes:

  • De panel.
  • Plisadas.
  • Nido de abeja (conocida también como celular).
  • Solares.

Puedes encontrar las llamadas inteligentes, aquellas que se activan desde la distancia a través de un mando. La variedad de opciones ha ayudado ha inclinar la balanza al momento de elegir entre persianas o cortinas.

Tipos de cortinas

Las cortinas se asocian a un estilo más decoroso y elegante, de manera que es la primera opción en hogares amplios y que acostumbran a recibir visitas. Al igual que en el caso anterior, hay decenas de variantes, pero las más comunes son las siguientes.

Cortinas de rieles

Son aquellas que se acoplan a un sistema de herrajes que se mueven a través de rieles. El mecanismo suele estar fabricado en aluminio anodizado y se puede anclar tanto en el techo como en la pared.

También podemos dividir a estas cortinas según el modo en que se pueden accionar. Las hay manuales, por cordón o motorizadas. No todas se acoplan al mecanismo de los rieles.

Son un tipo de cortina clásica que combina muy bien con decoraciones de época o vintage. En función de la tela, el diseño y el color, también se pueden combinar con estilos modernos.

Cortinas con ojales

Son aquellas cuya sujeción se logra a través de una serie de anillos abiertos en la parte superior. Este sistema es muy práctico, ya que permite deslizar las cortinas en varias direcciones con completa naturalidad. También permite desacoplarlas con rapidez.

Los ojales se distribuyen en forma de hilera y permiten equilibrar el peso, de modo que se puede usar en telas pesadas o ligeras. ¿La desventaja? La barra que sirve como soporte queda a la vista en todo momento, así que se tiene que procurar que sea atractiva y agradable.

Cortinas con lengüeta

Son las que incorporan una serie de pestañas en su parte superior, al mejor estilo de una lengüeta, para anclarse al herraje o barra de soporte. Al igual que los modelos con ojal son muy fáciles de instalar y remover y no deterioran la condición de la tela.

Este tipo de cortinas se acoplan muy bien a paredes o techos altos, ya que las pestañas restan un par de centímetros al diseño de la cortina en sí. Para compensar esto, es común que su estilo sea más largo que ancho. Son muy comunes en decoraciones rústicas o en casas de campo.

Cortinas japonesas

Bajo esta etiqueta se comercializan los modelos que emulan el estilo de decoración japonés, manifestado en esta ocasión en una cortina con diseño de panel. Se encuentra acoplada en la parte superior e inferior, de manera que se mantiene una apariencia recta y sin dobleces.

Se consideran opciones de corte minimalista, en parte porque son un poco rígidas y se comercializan en tonos claros y suaves. Pueden abrirse y cerrarse hacia un solo lado, tal y como sucede con las puertas shoji.

Cortinas rod pocket

Las cortinas rod pocket, también conocidas como de bolsillo, son aquellas que esconden la barra de soporte debajo de una especie de agujero superior. De esta manera, queda oculta de la vista del espectador.

Es muy común que estos modelos incorporen una segunda capa o que integren algún tipo de diseño que contribuya a ocultar aún más la barra. Aunque muchas veces se asocia a una decoración informal, en realidad este estilo es tenido en cuenta como muy elegante por diseñadores.

Otras variantes de cortinas

Por supuesto, existen muchas otras variantes que se inspiran en épocas clásicas o modernas, pero las tendencias actuales se encaminan hacia las presentadas. Otras igual de populares que podemos rescatar son las siguientes:

  • Con pliegue de lápiz.
  • Con plisado cáliz.
  • Romanas.
  • De pantalla enrollable.
  • Plegables.

También encontramos modelos con características especiales. Tal es el caso de las que inhiben el ruido y las que dejan pasar solo determinada cantidad de luz.

Ventajas de las persianas

A la par de conocer sus tipos, también debes considerar sus ventajas antes de decidirte entre unas persianas o cortinas. En el caso de las persianas, sus principales atributos en el plano del rendimiento y funcionalidad son los siguientes:

  • Son más asequibles que las cortinas.
  • Permiten que ingrese una mayor cantidad de iluminación.
  • Puedes visualizar el exterior sin tener que abrirlas.
  • Son muy fáciles de instalar.
  • Se pueden accionar de forma manual o automática.
  • Contrario a lo que se cree, tienen decenas de variantes y estilos disponibles para combinar

La instalación y uso de las persianas también agrupa una serie de desventajas:

  • Tienden a acumular polvo en sus recovecos y son más difíciles de limpiar.
  • El mecanismo de apertura y cierre se compromete con el tiempo.
  • No se recomiendan para ventanas altas (el peso puede hacerlas trabajar con mayor esfuerzo).
  • No sellan por completo la entrada de luz ni aíslan herméticamente el interior de la habitación.

La vida útil de un modelo estándar suele rondar los 10-12 años.

Ventajas de las cortinas

Es probable que sientas atracción hacia las cortinas porque son una alternativa más arraigada en comparación con la anterior. Sin embargo, no es su única cualidad:

  • Son muy fáciles de lavar.
  • En función del tipo que se instale pueden bloquear parcial o totalmente la luz.
  • Regulan el acceso visible que un tercero puede tener desde el exterior.
  • Las combinaciones en diseño, texturas, colores y formas son muy variadas.
  • Sirven para controlar la temperatura de la habitación.
  • Algunos modelos pueden bloquear el ruido que proviene del exterior.
  • Son fáciles de retirar y permiten cambiar el estilo de la decoración con su reemplazo.

De igual manera, en su contra nos encontramos con algunas desventajas:

  • Si reciben mucho sol y no cuentan con una capa protectora tienden a decolorarse.
  • Si son personalizadas requieren una inversión mayor.
  • Algunos tipos de telas solo se pueden lavar en la tintorería.
  • Pueden atraer a mascotas a orinar o defecar en su extremo inferior.

La vida útil de una cortina suele estar en los 10 años, aunque depende en gran medida de la cantidad de sol directo que recibe.

Aspectos que deben considerarse al elegir entre persianas o cortinas

Entonces: ¿persianas o cortinas? Ya conoces los tipos más comunes, así como sus ventajas. Es momento de que te orientemos sobre en qué contextos es mejor optar por alguna de ellas

Lugar de instalación

Antes de elegir entre persianas o cortinas debes valorar el lugar donde las instalarás. Por ejemplo, las cortinas se recomiendan para las habitaciones, ya que inciden de forma positiva en un sueño de calidad. Esto se logra debido a que aíslan con mayor eficacia los ruidos y la cantidad de luz que ingresa.

También se acoplan mejor a la sala principal, debido a que irradian una elegancia que no siempre es posible con una persiana.

Estilo de decoración

La instalación de persianas o cortinas depende en gran parte del estilo de decoración que tengas. No es recomendable, por ejemplo, optar por las primeras si el diseño que has elegido es clásico o ambientado en una época pasada en particular. En estos casos, las cortinas son la mejor apuesta para mantener el estilo.

Otros de los detalles que debes considerar son los colores, las texturas y las formas que imperan en la habitación. La opción que elijas debe combinar de forma perfecta para lograr una secuencia en el observador.

Rentabilidad

Apuntamos más arriba que las persianas son más asequibles que las cortinas; incluso, algunos modelos los puedes instalar sin la mediación de un tercero. A esto debes sumar que algunas telas, como la seda, el lino o el terciopelo pueden demandar un lavado en la tintorería.

Esto, por supuesto, en caso de quieras apostar por cortinas de gama alta, ya que las más modestas son fáciles de mantener y de limpiar. Ten en cuenta cómo impactará en tu bolsillo la adquisición de la cortina. En algunos casos, una persiana puede ser mucho más rentable.

Aislamiento del exterior

¿Eres de los que valora la privacidad? Entonces una cortina será mejor para ti. Son lo mejor en cuanto a evitar que terceros miren a través de la ventana para fisgonear el interior. Aunque las persianas también son eficaces, algunos modelos pueden tener puntos débiles.

Persianas y cortinas en conjunto

Es importante que recuerdes que puedes usar ambas opciones en conjunto. Esta tendencia ha cobrado valor en los últimos años, sobre todo entre quienes aprecian las ventajas de cada una.

Así no tienes que preocuparte de no saber elegir entre persianas o cortinas, sino que puedes tener ambas para reforzar el recubrimiento de tu ventana.

Si no tienes muy claro cuál alternativa te conviene más y cómo la puedes combinar con lo que ya tienes, siempre puedes recibir ayuda de un diseñador de interiores. El profesional tendrá en cuenta tanto el aspecto funcional como el decorativo.

Te podría interesar...
¿Cómo elegir las cortinas adecuadas para tu hogar?
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
¿Cómo elegir las cortinas adecuadas para tu hogar?

Elegir las cortinas adecuadas del hogar incide en tener un espacio agradable y tranquilo. Por eso es importante conocer todos los estilos.



  • Francés, J. R. Decoración de interiores. Trillas. 1989.
  • Schittich, C. (Ed.). Interiores: espacio, luz, material. Walter de Gruyter. 2013.
  • Ventura, A. T., & González, S. C. Ideas prácticas en decoración. Lexus Editores, Lima (Perú). 2006.