Pitiriasis versicolor: ¿en qué consiste?

Muchas patologías son capaces de alterar la pigmentación normal de la piel, siendo una de ellas la pitiriasis versicolor. La misma es una infección fúngica muy común en los jóvenes de todo el mundo.
Pitiriasis versicolor: ¿en qué consiste?
Leidy Mora Molina

Revisado y aprobado por la enfermera Leidy Mora Molina el 04 diciembre, 2020.

Escrito por Luis Rodolfo Rojas Gonzalez, 04 diciembre, 2020

Última actualización: 04 diciembre, 2020

La piel es el primer frente de defensa ante microorganismos patógenos; por ello las infecciones micóticas son uno de los motivos de consulta más frecuentes en el área de la dermatología. Una de estas infecciones es la pitiriasis versicolor.

Antes que nada es importante destacar que sobre la superficie cutánea se encuentran una gran cantidad de microorganismos formando parte de la flora habitual. En condiciones normales estos no causarán ningún daño, no obstante, los mismos son capaces de causar infecciones bajo ciertas circunstancias.

¿En qué consiste la pitiriasis versicolor?

Se trata de una infección fúngica de la piel causada por un hongo del género Malassezia. Según algunos estudios, el agente etiológico más frecuente puede variar dependiendo de la localización geográfica. En este sentido, en los países con clima templado suele ser M. globosa, mientras que en los tropicales es originada por M. furfur.

La pitiriasis versicolor afecta a todos los estratos sociales por igual y tiene una distribución mundial, sin embargo, la infección es más frecuente en países con climas cálidos y húmedos. Esto se debe a que estas condiciones favorecen a la colonización del hongo en la piel.

Las personas más afectadas suelen ser los jóvenes, teniendo un pico mayor de incidencia entre los 20 y los 40 años. El agente causal se encuentra colonizando la piel sin causar ningún daño, sin embargo, es capaz de proliferar bajo ciertas condiciones y generar la enfermedad.

Micosis o pitiriasis versicolor.
Las manchas en la piel por pitiriasis versicolor pueden aparecer a cualquier edad, pero el pico de presentación es entre los 20 y los 40 años.

¿Cuáles son sus causas?

Como se dijo, la infección es causada por un hongo del género Malassezia, el que suele encontrarse de forma habitual en la piel. De hecho, Malassezia furfur ha sido aislada en el 95 % de las zonas con abundantes glándulas sebáceas en distintos individuos.

El hongo se encuentra en estas zonas debido a que necesita de lípidos o grasas para nutrirse. Por ello algunos factores capaces de alterar la composición grasa de la piel harán que el microorganismo prolifere. De esta manera, aumentarán la cantidad de cepas del hongo.

En este sentido, entre las situaciones capaces de favorecer la aparición de pitiriasis versicolor se encuentran las siguientes:

  • Climas cálidos y húmedos.
  • Sudoración excesiva y uso de ropa ajustada.
  • Embarazo.
  • Piel grasa.
  • Uso de corticoides.

Por otro lado, una deficiencia en el sistema inmune y la administración de antibióticos también pueden favorecer la aparición de la enfermedad. Ambas situaciones afectan los mecanismos de control que tiene el cuerpo humano para evitar la proliferación de agentes patógenos.

Síntomas de la pitiriasis versicolor

La infección está caracterizada por la aparición de máculas o manchas en la piel de forma ovalada y con una leve descamación en la superficie. Dichas manchas pueden ser más claras o más oscuras que el tejido circundante, por lo que pueden adquirir un tono marrón, pardo o blanco.

La manchas causadas pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo, aunque es más frecuente encontrarlas en la espalda, el cuello, el tórax y el tercio superior del brazo. No obstante, existen diversos casos en los que aparecen en los pliegues cutáneos, por lo que puede confundirse con psoriasis.

Además de las manchas, la infección no suele tener otro síntoma, aunque en ciertas ocasiones se puede presentar picazón en el área, sobre todo durante la sudoración. Es importante destacar que la pitiriasis versicolor no es dolorosa ni contagiosa, pero causa gran malestar psicológico en quien la padece.

¿Cómo se hace el diagnóstico?

La detección de la pitiriasis versicolor es bastante sencilla. Los dermatólogos son capaces de dar un diagnóstico certero con tan solo observar las manchas. Sin embargo, la patología se puede confundir con otras afecciones cutáneas, como la dermatitis seborreica.

Entre las pruebas indicadas para realizar un diagnóstico diferencial, la más frecuente es la observación directa en el microscopio. En este sentido, se tomará un raspado de las escamas cutáneas de las lesiones, se le añadirá hidróxido de potasio y se observará en el microscopio.

En ciertas ocasiones puede ser necesario indicar un cultivo de la muestra con la única finalidad de diferenciar entre los tipos de Malassezia que puedan estar causando la infección.

Placa de petri con cultivos de pitiriasis.
Los cultivos se indican para diferenciar las variantes del hongo, pero no para confirmar diagnóstico.

Tratamientos para la pitiriasis versicolor

Al tratarse de una infección causada por hongos, el tratamiento de elección está orientado al uso de antifúngicos. Según fuentes médicas, el uso de champú y cremas es efectivo en la mayoría de los casos. El tratamiento sistémico deberá ser reservado para aquellos pacientes con recidivas y fallos en el abordaje habitual.

En cuanto al tratamiento tópico, el uso de cremas, geles o champú con ketoconazol o ciclopirox han demostrado ser efectivos. En la mayoría de los casos las manchas en la piel suelen desaparecer al cabo de 1 o 2 semanas. Además, el uso de champú con sulfuro de selenio al 2,5 % resulta beneficioso.

Por otro lado, en caso de que el tratamiento tópico no sea efectivo se debe recurrir al sistémico. En este sentido, se puede administrar fluconazol, ketoconazol o itraconazol por vía oral durante un tiempo determinado.

¿Cómo prevenir la pitiriasis versicolor?

A pesar de ser causada por un hongo que vive en la piel, existen diversas medidas que se pueden tomar para evitar la aparición de esta enfermedad. La mayoría de los consejos preventivos están orientados a mantener una higiene personal adecuada y disminuir la cantidad de grasa de la piel.

Además, se debe tener en cuenta que la pitiriasis versicolor es una enfermedad que tiende a reaparecer con el tiempo. Si ya se la ha sufrido en ocasiones anteriores, se recomienda la ingesta oral de antifúngicos en los meses cálidos con previa autorización médica.

Te podría interesar...
¿Qué tipos de manchas existen en la piel?
Mejor con SaludLeerlo en Mejor con Salud
¿Qué tipos de manchas existen en la piel?

Las manchas en la piel se acentúan con el paso del tiempo. No todas tienen el mismo origen, y de ello dependen sus opciones terapéuticas.