Plancha de vapor vs plancha seca ¿cuál te conviene elegir?

¿Conoces las diferencias entre una plancha que emite vapor y una que no lo hace? En este artículo te ayudaremos a elegir la que más te conviene.
Plancha de vapor vs plancha seca ¿cuál te conviene elegir?

Escrito por Javier Hernandez

Última actualización: 07 octubre, 2023

Para lucir prendas libres de arrugas debemos tener un instrumento que se ajuste a nuestras exigencias como la variedad de tela que deseamos alisar. No todas las planchas operan de la misma forma ni ofrecen los mismos resultados. Entre la variedad que hay en el mercado, existen las de vapor y las secas.

Cada una tiene sus beneficios y desventajas, variando según el uso que se les desee dar y el tipo de prenda que se desee alisar. ¿Conoces las diferencias entre ellas y cuál sería la más apropiada para ti? Sigue leyendo y aprende todo sobre el funcionamiento de cada una.

¿Plancha seca o de vapor?

La plancha de vapor es un electrodoméstico que usa agua, para reducir el proceso de planchado, luego de que el vapor entra en las fibras del tejido, suavizándolas y permitiendo la eliminación de arrugas.

Están equipadas con un depósito de agua que se necesita llenar antes de su empleo. Algunos tienen un sistema anti goteo que previene la caída de agua sobre la ropa cuando la plancha está fría.

También cuenta con un ajustador de temperatura y un selector que permite modificar la cantidad de vapor de acuerdo al tipo de tejido. Otras tienen características como el golpe de vapor, que expulsa una ráfaga de vapor para abordar las arrugas, o la función de rociado, que humedece las prendas con bruma.

Por su parte, la plancha seca alisa la ropa mediante calor, sin utilizar vapor. Posee una suela metálica que se calienta gracias a una resistencia interna y un regulador de temperatura para ajustar el calor según el tejido.

A diferencia de las planchas de vapor, las secas son útiles para tareas de planchado básicas, debido a su simplicidad y costo, aunque podrían no ser eficaces para eliminar arrugas en ciertos tipos de tela.


¿Cuáles son las ventajas y desventajas de cada tipo de plancha?

Ahora que conoces la definición de cada una, a continuación, te mostraremos sus pros y contras, dependiendo del uso que se les quiera dar y del tipo de ropa que se desee planchar. Así las cosas, estas son algunas ventajas y desventajas de las planchas de vapor y las secas.

Plancha de vapor

Ventajas

  • Elimina las arrugas: por lo que facilita un planchado más ágil y con menor esfuerzo, dado que el vapor simplifica el alisado y disminuye la cantidad de pasadas necesarias.
  • Permite un planchado en posición vertical: lo que es ideal para prendas delicadas o difíciles de acomodar en la tabla, como cortinas, vestidos o trajes.
  • Hace posible planchar tejidos robustos o resistentes: tales como el algodón o el lino, ya que el vapor se introduce, de manera eficaz, en las fibras y disuelve las arrugas más marcadas.
  • Contribuye a desinfectar y renovar la ropa: el vapor erradica malos olores y bacterias.

Desventajas

  • Requiere de mantenimiento: porque hay que rellenar el depósito de agua, vaciarlo después de cada uso y limpiarlo para evitar la cal.
  • Demanda atención: para prevenir quemaduras por el vapor o el agua caliente que podría escapar por los orificios.
  • Consume mucha energía eléctrica: utiliza más potencia para producir el vapor.
  • Precisa espacio: dado que tiende a ser más grande y pesada que una plancha seca.

Plancha seca

Ventajas

  • Necesita una mayor atención: por la ausencia de un depósito de agua, tampoco requiere limpieza ni descalcificación.
  • Exige menos cautela: se elimina el riesgo de quemaduras por vapor o agua caliente.
  • El consumo de electricidad es inferior: debido a su escasa potencia para calentar la superficie.
  • Ocupa menos lugar: al ser más compacto y ligero en comparación con una plancha de vapor.

Desventajas

  • Se requiere más dedicación y esfuerzo: ya que el calor seco no acelera tanto el alisado de la ropa.
  • Obliga a planchar en posición horizontal: lo cual restringe las alternativas para tratar prendas delicadas o complicadas de acomodar en la tabla.
  • Necesita que la ropa esté humedecida: lo que resulta tedioso y deja rastros de agua o manchas en el tejido.
  • No facilita la desinfección ni la renovación de la ropa: ya que el calor seco no es eficaz para eliminar malos olores ni bacterias.


¿Cómo elegir la plancha que más te conviene?

Cada tipo de plancha tiene sus ventajas y sus desventajas, así que no existe una solución al momento de determinar cuál es la más adecuada para ti.

La elección se basará en tus gustos personales, la variedad de tejidos que acostumbres planchar y el presupuesto con el que cuentes.  Aquí te ofrecemos algunas recomendaciones básicas para orientarte en tu decisión:

  1. Tipo de ropa: para tejidos gruesos o prendas con muchas arrugas, una plancha de vapor podría ser más adecuada.
  2. Frecuencia de uso: si planchas a menudo, considera cuál puede hacer el trabajo más rápido.
  3. Espacio disponible: considera el espacio que tienes disponible para almacenar y utilizar la plancha.
  4. Consumo energético: revisa el gasto de energía, para ahorrar y gastar menos electricidad.
  5. Características adicionales: evalúa aspectos como el golpe de vapor, el sistema antigoteo y el termostato ajustable, que pueden hacer más fácil y eficiente el planchado.
  6. Material de la suela: elige con una suela de calidad que se deslice y distribuya el calor de manera uniforme. Las suelas de cerámica o acero inoxidable son buenas opciones.
  7. Capacidad de agua: verifica la capacidad de su depósito de agua para asegurarte de que no tendrás que rellenarlo mientras planchas.
  8. Opiniones y reseñas: lee opiniones y reseñas de otros compradores para obtener una idea de la calidad que estás considerando.

El arte de un buen planchado

Sea cual sea la plancha que elijas, recuerda seguir las instrucciones del fabricante y las etiquetas de las prendas para evitar dañarlas o estropearlas. Así podrás disfrutar de una ropa limpia, sin arrugas además de contribuir con el ahorro de energía y el cuidado de tu bolsillo. 

Te podría interesar...
10 ideas para guardar la tabla de planchar sin perder espacio en casa
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
10 ideas para guardar la tabla de planchar sin perder espacio en casa

Guardar la tabla de planchar es posible con estos trucos que maximizan el espacio que dispones en casa. Almacena de manera fácil e ingeniosa.


Todas las fuentes citadas fueron revisadas a profundidad por nuestro equipo, para asegurar su calidad, confiabilidad, vigencia y validez. La bibliografía de este artículo fue considerada confiable y de precisión académica o científica.


  • Mas Muñoz, M. C. (2016). Procesos de lavado, planchado y arreglo de ropa en alojamientos. Ediciones Paraninfo, SA. https://books.google.com/

Los contenidos de esta publicación se redactan solo con fines informativos. En ningún momento pueden servir para facilitar o sustituir diagnósticos, tratamientos o recomendaciones de un profesional. Consulta con tu especialista de confianza ante cualquier duda y busca su aprobación antes de iniciar cualquier procedimiento.