¿Hay plantas que pueden curar y cicatrizar tus heridas?

Las propiedades medicinales de algunas plantas pueden servir para apoyar el proceso de regeneración de la piel en caso de heridas superficiales. Descubre cuáles son y cómo utilizarlas.
¿Hay plantas que pueden curar y cicatrizar tus heridas?
Valeria Sabater

Escrito y verificado por psicóloga Valeria Sabater.

Última actualización: 28 septiembre, 2022

En la naturaleza se ha encontrado una interesante variedad de plantas que le pueden brindar algunos beneficios a la piel. No solo ayudan a protegerla de agresiones externas, sino que le aportan nutrientes para conservarla sana y fresca. Además, hay especies en concreto que pueden contribuir a curar y cicatrizar tus heridas.

Por supuesto, hablamos de heridas superficiales, como pequeños cortes, rozaduras o quemaduras leves. Si son lesiones que a simple vista se aprecian graves, es mejor evitar estas soluciones y buscar atención médica. 

Ojo, si sufres de alergias, tienes la piel sensible o sufres algún trastorno dermatológico como la dermatitis o la psoriasis, evita recurrir a los remedios sin autorización de tu dermatólogo.

Una vez aclarado esto, a continuación, te presentamos las nueve alternativas que puedes probar en caso de emergencia, si el médico así lo autoriza.

1. Aloe vera, la opción más común

Aloe vera sin cáscara

El gel de aloe vera se utiliza como hidratante y también como parte del tratamiento de las heridas, quemaduras e irritaciones de la piel. Esa pulpa de textura gelatinosa no solo está formada por agua; también contiene mucílagos ácidos, enzimas, saponinas, aminoácidos, vitaminas y diversos minerales.

  • La aplicación tópica del gel de aloe vera estimula la producción de colágeno. Gracias a este proceso, se favorece la cicatrización, e incluso la angiogénesis, es decir, la formación de nuevos vasos sanguíneos.
  • Asimismo, gracias a diversos estudios, se sabe que esta planta tiene efectos terapéuticos capaces de disminuir tanto el dolor como la inflamación.
  • También resulta fascinante saber que contiene ‘aloemodina’, un compuesto orgánico que combate tanto virus como bacterias. De este modo, logra curar y cicatrizar tus heridas de forma rápida, a la vez que reduce el riesgo de infecciones.


Aplicación del aloe vera para curar y cicatrizar tus heridas

Según creencias populares, una forma útil y sencilla de aprovechar las virtudes del aloe vera es congelándolo. Toma nota:

  • Coge una penca de la planta de aloe vera y, con ayuda de un cuchillo, ábrela por la mitad.
  • Retira todo el gel traslúcido del interior y colócalo cucharada a cucharada en una cubitera.
  • Una vez hayas llenado la cubitera, llévala al congelador.
  • Con el frío, el gel conservará todas sus propiedades. Cada vez que lo necesites, no tienes más que sacar uno de estos cubitos.

La aplicación en frío del aloe vera también puede ser muy terapéutica para aliviar moretones y contusiones leves.

2. Centella asiática, una aliada para la piel y la circulación

Centella asiática

La centella asiática es una hierba medicinal muy utilizada para tratar problemas de la piel como puede ser el eccema, la psoriasis, llagas o simples quemaduras. Esta planta tan habitual en el continente asiático contiene un elemento que comparte con el aloe vera: las saponinas.

Gracias a esto, también favorece la cicatrización y estimula la circulación sanguínea para optimizar la producción de colágeno. Por eso, a menudo sus extractos son empleados en la industria farmacéutica para elaborar tratamientos tópicos.



Aplicación de la centella asiática

Antes de aplicar cataplasmas caseros con hojas de centella asiática, lo más adecuado es consultar con el médico. De esta manera, se evitan reacciones adversas (enrojecimiento, irritación, prurito, etc.).

Por otra parte, convendría evaluar la posibilidad de recurrir a un producto farmacéutico que contenga cierta cantidad de centella, para tener mayor seguridad y evitar reacciones adversas.

3. Manzanilla, la mejor para curar y cicatrizar tus heridas

La manzanilla es una de las plantas que puede ayudar a curar y cicatrizar tus heridas.
La manzanilla es una de las plantas que puede ayudar a curar y cicatrizar tus heridas.

La Agencia Europea del Medicamento (EMA, por sus siglas en inglés) aprobó su uso hace unos años. La manzanilla, usada de forma tópica, ayuda a curar y cicatrizar las heridas, eccemas e inflamaciones varias.

Además, entre sus ventajas destaca el hecho de que es antialérgica. A continuación, te explicamos cómo aprovechar sus beneficios.

Aplicación de la manzanilla

Es muy sencillo. Lo más recomendable es comprar manzanilla a granel. También puedes hacer uso de las clásicas bolsitas de infusión.

Ingredientes

  • 1 cucharada de manzanilla seca (10 g).
  • ½ vaso de agua (125 ml).

Preparación

  • Calienta el medio vaso de agua y, cuando llegue a ebullición, agrega la cucharada de manzanilla seca.
  • Una vez haya infusionado, retira la manzanilla con ayuda de un colador y reserva el agua.
  • Cuando esté tibia, y con ayuda de un algodón, colócala sobre la zona afectada con mucho cuidado.
  • Puedes repetirlo varias veces al día para curar y cicatrizar tus heridas con más facilidad.

4. Tomillo (Thymus vulgaris)

Una h ierba con propiedades antisépticas y expectorante, muy usada para tratar afecciones respiratorias . T ambién contra problemas gastrointestinales y de digestión . En su composición destacan el aceite esencial y los flavonoides.

El tomillo tiene efecto antiséptico, y su infusión vertida sobre paños o gasas ayuda a limpiar, desinfectar heridas en la piel y cicatrizar.

5. Extracto de Artemisa

Una especie originaria de China y Vietnam, con propiedades medicinales reconocidas y estudiadas desde la antigüedad. Su aceite esencial tiene muchas propiedades, entre ellas antimicrobianas, antiparasitarias y antiinflamatorias.

En pruebas de laboratorio se determinó que el extracto de artemisa al 5 % es tan efectivo como las pomadas convencionales, empleadas para regenerar la piel.

6. Emplastos de Malvavisco (Althaea offinalis)

Su nombr e proviene del griego altho que significa curar. El malvavisco se encuentra en lugares húmedos, cerca de l mar, estuarios o a orillas de los ríos . Muy común en España , en el área mediterránea de Europa y parte de la atlántica, entre otras muchas regiones .

Como remedio se usan la raíz, hoja y flores. Su principal componente es el mucílago, presente en grandes cantidades (5-25%).

Para procesos de cicatrización se usa como emplasto, al formar una pasta con una cucharada de raíz en polvo mezclada con un litro de agua. Se aplica en furúnculos, abscesos, úlceras o heridas infectadas.

7. Caléndula (Calendula officinalis)

Es una planta de la familia de las asteráceas cultivada desde la antigüedad y empleada en el tratamiento de las heridas infectadas y las úlceras. Estudios afirman que el aceite esencial de caléndula es rico en flavonoides y saponósidos con propiedades antiinflamatorios, cicatrizantes, antibacterianas, antifúngicos y antivirales.

Es posible preparar un remedio natural utilizando la tintura de caléndula en combinación con la tintura de hipérico, para luego aplicar suavemente en la zona afectada. De igual forma, se puede añadir un poco de este aceite en media taza de agua hervida para crear una loción cicatrizante y antiséptica para lesiones menores.

8. Cataplasma de consuelda

La consuelda es una hierba medicinal con capacidad cicatrizante, antiinflamatoria y calmante según algunas investigaciones. Además, la misma favorece a la regeneración de las células de la piel.

Esta planta se utiliza aplastando algunas hojas frescas hasta obtener su pulpa. Posteriormente se aplica en forma de cataplasma sobre las lesiones de piel que queremos tratar. De igual forma, es de utilidad en el alivio de esguinces, contusiones y úlceras.

9. Equinácea

Se trata de una plata medicinal utilizada por los nativos americanos como remedio contra las mordeduras, las heridas infectadas y las quemaduras. Cuenta con propiedades antibióticas, antioxidantes, antiinflamatorias e inmunoestimulantes, por lo que es de utilidad para evitar la invasión por gérmenes patógenos.

En general, se prepara una mezcla de equinácea diluyendo su tintura y empleándola como loción en las heridas. Algunas personas la utilizan como té para aumentar las defensas.

La naturaleza como aliado de primeros auxilios

La naturaleza está llena de hierbas y plantas con propiedades medicinales que podemos aprovechar. Estas brindan una herramienta oportuna ante lesiones cotidianas como las quemaduras y las escaldaduras, por lo que es vital conocer cuáles son útiles y cuáles debemos evitar.

¿Quieres apoyar los procesos que te ayudan a curar y cicatrizar tus heridas y cuentas con la aprobación de tu médico para ello? Entonces no dejes de incluir estas plantas en tu despensa.

Te podría interesar...
3 ungüentos antisépticos para el tratamiento de heridas superficiales
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
3 ungüentos antisépticos para el tratamiento de heridas superficiales

Si preparas tus propios ungüentos antisépticos podrás tener un remedio efectivo para tratar las heridas superficiales de tu piel. Descubre 3 receta...




Los contenidos de esta publicación se redactan solo con fines informativos. En ningún momento pueden servir para facilitar o sustituir diagnósticos, tratamientos o recomendaciones de un profesional. Consulta con tu especialista de confianza ante cualquier duda y busca su aprobación antes de iniciar cualquier procedimiento.