Por qué es importante el respeto de los niños hacia los padres

El respeto debe enseñarse con el ejemplo y, para tener una relación sólida entre hijos y progenitores, es importante establecer algunas reglas en el hogar.
Por qué es importante el respeto de los niños hacia los padres

Escrito por Daniela Colmenares, 30 julio, 2018

Última actualización: 01 noviembre, 2020

El respeto de los niños hacia los padres es fundamental en toda familia. Recibir educación fomentada en valores es indispensable en el desarrollo de un niño y el respeto forma parte de aquellas personas nobles que se preocupan por los demás.

En la actualidad, las familias se han vuelto un poco permisivas en ciertos aspectos. Parece que la conducta de los niños se vuelve difícil de manejar y el origen de esta dificultad muchas veces radica en la forma en la que se educa a los pequeños.

Es muy recomendable que el niño tenga mucha capacidad de atención en el hogar. Sin embargo, es importante que los padres manejen esa atención de una forma equilibrada. Así pues, a continuación, desarrollamos varias recomendaciones con las que lidiar con estas situaciones.

Importancia del respeto de los niños hacia los padres

El respeto de los niños hacia los padres es muy importante.

1. Se fortalece la relación

La primera relación que establece una persona en la vida es con sus padres. Un niño observa a sus progenitores como sus mejores amigos, por lo que es indispensable que se trate de mantener una relación respetuosa y amable con los hijos.

Palabras sencillas como “por favor” y “gracias” son clave en la construcción de una relación. Estas mismas se recomienda que sean inculcadas en todo momento desde que el pequeño aprende a comunicarse.

Asimismo, también es muy bueno enseñar el valor de pedir perdón. Si un niño ha hecho algo malo, es bueno mostrarle las consecuencias y enseñarle a ofrecer una disculpa. En todo momento estas acciones deben ser mutuas para que exista una relación cordial.

Ser un ejemplo para los hijos es la mejor manera de hacerles ver cómo funcionan las cosas. Los niños aprenden principalmente por observación. Esto quiere decir que tenderán a imitar a los padres en lo que hagan.

2. Existe más comunicación

La comunicación influye mucho en el respeto de los niños hacia los padres. Es importante escuchar, sin interrumpirle, sus opiniones y pensamientos, pues así los hijos ven que existe interés en ellos.

Es bueno hablar con los pequeños de manera tranquila, aunque se esté molesto. Si tu hijo se ha equivocado, es bueno mantener la calma y no gritar. Erróneamente se cree que los gritos infunden respeto y no es así.

Por el contrario, los gritos y las malas respuestas fomentan el miedo y alimentan la desobediencia. Y así lo evidencia esta investigación publicada en la revista Avances en psicología.

Comunicación entre padres e hijos

3. Se comparten valores para fomentar el respeto de los niños hacia los padres

Los niños son una esponja, por lo que absorben todo lo que tienen alrededor. Si un niño se desenvuelve en un ambiente agradable, cordial y respetuoso, es probable que absorba estos valores.

Además del respeto hacia los padres, infunde valores como la honestidad y responsabilidad. Pues estos son pilares fundamentales en el desarrollo de cualquier persona, como señala este trabajo llevado a cabo por investigadores de la Universidad de Murcia.

Se puede hacer saber a un hijo que hay formas de expresar el desacuerdo o la incomodidad. Pero sobre todo es muy importante mostrarlo con ejemplos.

4. Los niños se esfuerzan más para cumplir sus deberes

Para fomentar el respeto de los niños hacia los padres es recomendable establecer reglas claras en el hogar. De esta manera, los pequeños se darán cuenta de que, al cumplir los objetivos del día, conseguirán pequeños logros diarios que fomentarán el respeto.

Es bueno aplicar esta técnica a la hora de fomentar la motivación al logro y no para hacer chantaje. El objetivo es mantener a los hijos motivados.

¿Por qué los padres también deben respetar a sus hijos?

Establecer disciplina entre padre e hijo.

En la educación de los hijos casi todo se enseña con el ejemplo. Que se sientan respetados para poder exigirles respeto es muy importante. Por ejemplo, si en la casa se tienen una serie de normas, es importante ser consistente y consecuentes con ellas.

De este modo, si no está permitido ver la televisión en la sala después de las 10:00, los padres no lo han de hacer tampoco. Así, los pequeños entenderá que las normas se hacen respetar en el hogar.

Si las acciones no son buenas, el hijo puede perder el respeto hacia sus padres

Hay un dicho que dice: “El diablo está en los detalles”. En este sentido, es importante valorar todas las acciones y actitudes porque los niños observan todo lo que se hace.

Un ejemplo clave es la manera en la que se trata a los demás, por ejemplo, a todas las personas con las que se interactúa en el día a día. Los hijos está observando todo y, sin quererlo, copiarán las acciones de sus padres.

De este modo, se puede entender que dar ejemplo es una de las formas más eficaces de enseñar. Siempre desde el respeto y la buena educación es posible transmitir valores muy positivos. En definitiva, es importante tratar siempre a los demás como le gustaría que le tratasen a uno mismo.

It might interest you...
¿Qué hago si mi hijo no está de acuerdo conmigo?
Mejor con SaludLeerlo en Mejor con Salud
¿Qué hago si mi hijo no está de acuerdo conmigo?

Si tu hijo no está de acuerdo contigo, no pienses que no te ama. Más bien, es una señal de que está madurando física, emocional e intelectualmente.