¿Por qué la panga tiene mala fama?

13 Diciembre, 2019
Este artículo ha sido escrito y verificado por la nutricionista Anna Vilarrasa
La producción de panga, perca o tilapia crece de forma exponencial y lo encontramos en las mesas de todo el mundo. Sin embargo, la polémica alrededor de su consumo sigue saltando a la luz pública periódicamente. Veamos algunos de los motivos.

La mala fama de la panga hizo que una cadena de supermercados retirase esta variedad de la venta en distintos países europeos, entre ellos España. También ha provocado que se haya dejado de servir en muchos comedores escolares. Sin embargo, sigue siendo un pescado de consumo habitual en muchos países europeos o de Estados Unidos.

En cambio, las autoridades alimentarias insisten en la seguridad de los controles en la producción y el transporte de este pescado. Hasta el momento, no se ha producido ninguna alerta sanitaria relacionada con el consumo de panga. ¿Cuál es la polémica entonces? ¿Existen motivos para dejar de consumir panga?

¿Qué es la panga?

La panga –Pangasius hypophthalmus– es un pescado de agua dulce que vive principalmente en los ríos Mekong y Chao Phraya. Aunque, hoy en día, gran parte de la panga que se consume se cría en granjas. La mayoría de ellas están situadas en el sudeste asiático, en países como Vietnam, Tailandia, Camboya o Laos.

La panga pertenece al grupo de pescados blancos, igual que el lenguado, la merluza o el mero. En general, el pescado blanco es recomendable por su aporte de proteínas de alto valor biológico, minerales y vitaminas D, A y B1. 

Sin embargo, en el caso de la panga, estos valores nutricionales suelen ser inferiores. Tiene menor cantidad de proteína por 100 gramos que la merluza o el lenguado, así como una composición lipídica distinta. También tiene menor cantidad de vitamina A y D. 

Pescado cocinado

Lee más: Pescados ricos en omega 3 que debes incorporar en tu dieta

Se ha vuelto un pescado muy popular, tanto en comedores comunitarios (hospitales, residencias geriátricas o comedores escolares), como entre los consumidores particulares. Esto ha sido, sobre todo, gracias a su precio asequible, su presentación en filetes sin piel ni espinas y su sabor suave. 

¿Por qué la panga tiene mala fama?

Como hemos visto, el consumo de la panga genera polémica desde hace unos años. Sin embargo, en ningún momento se ha declarado ninguna alerta alimentaria por parte de las autoridades especializadas.

Veamos cuáles son los puntos más oscuros alrededor del consumo de la panga:

1. Es un pescado contaminado

Una de las polémicas que giran alrededor de este pescado es sobre su posible contaminación. Un 90 %, aproximadamente, de toda la panga que se consume en el mundo procede del río Mekong. Y este es uno de los ríos más contaminados de todo el planeta. Además, hay que tener en cuenta que la propia producción de este pescado en piscifactorías aumenta esta contaminación. 

En el año 2017, la OCU (Organización de Consumidores y Usuarios de España), realizó un análisis de 23 muestras de panga, algunas congeladas y otras frescas. Los resultados mostraron que:

  • En 4 muestras se encontraron restos de un herbicida prohibido en Europa.
  • Se detectaron restos de mercurio en 9 muestras. Aunque la cantidad no superaba el límite legal establecido de 0,5 mg por kilo, se acercaban mucho a la mitad de esta cifra. Estas cantidades podrían ser preocupantes para los niños, aunque no en adultos. No llegaría a superar los niveles que pueden encontrarse en pescados como el atún, el tiburón o el pez espada. 

Descubre más: ¿Puede haber plaguicidas en tu comida?

2. Sostenibilidad medioambiental y alimentaria

Algunos expertos desaconsejan el uso de este pescado por razones medioambientales. Consumir pescados procedentes de países lejanos tiene un fuerte impacto en el medio ambiente. Esto es debido, tanto al proceso de producción que sufre el pescado, como a los costes de su transporte y distribución.

Además, hay que tener en cuenta el impacto que tiene su producción intensiva en el propio territorio. Algunas de las consecuencias negativas han sido la deforestación de los manglares en países como Vietnam y el cambio de uso de los suelos que rodean el río Mekong. En ellos, ha dejado de cultivarse arroz, uno de los pilares de la alimentación de los habitantes de la zona.

El pescado es rico en mercurio.

3. Proceso de producción

La panga es un pescado que se produce mayoritariamente en granjas. La cría intensiva de pescado conlleva una serie de consecuencias negativas a nivel ambiental y social.

Por un lado, las aguas se contaminan más de lo que ya lo estaban. Esto es debido al vertido incontrolado de antibióticos y heces del propio pescado. Además, los ejemplares de panga viven hacinados en pequeños espacios, son alimentados con pienso y representan un peligro para las especias autóctonas.

El impacto social del cultivo en piscifactorías no es menor. La panga es un pescado muy económico; y esto es debido, en parte, a los bajos sueldos y las malas condiciones laborales de la mano de obra.

¿Cómo hacer una buena elección de pescado?

Pese a que la panga tiene mala fama, comerla no es peligroso. Un consumo seguro sería limitarlo a una vez por semana, en el caso de los adultos, y una vez cada dos semanas, en el caso de los niños.

Sin embargo, vistos los aspectos negativos que le han dado mala fama a la panga, podemos hacer otras recomendaciones para hacer un consumo de pescado más saludable y responsable. Si queremos consumir pescado basándonos en criterios de sostenibilidad, tradición culinaria y salud, deberíamos priorizar los siguientes aspectos:

  • Consumir pescado que no sea de piscifactoría y que haya sido pescado con métodos respetuosos con el medio ambiente.
  • Consumir el pescado típico de nuestras regiones y que sea de proximidad, de los mercados o lonjas locales.
  • Preferir las especies de tamaño más pequeño, ya que acumulan menos metales pesados en sus tejidos. 
  • Elegir distintas variedades entre las diferentes opciones posibles. La variedad en la dieta es una de las formas que tenemos de asegurarnos que sea más equilibrada y tenga menos riesgos.

Como fuente de proteínas, minerales y ácidos grasos esenciales, el pescado es un buen aliado de nuestra alimentación. Ahora ya sabemos como mejorar la elección de este alimento tan importante para una dieta variada y saludable.

  • FAO Fisheries and Aquaculture Department. Cultured Aquatic Species Information Programme. Pangasius hypophthalmus.
  • Orban E, et al. New trends in the seafood market. Sutchi catfish (Pangasius Hypophthalmus) fillets from Vietnam: Nutritional quality and safety aspects. Food Chemistry. Setiembre 2008. 110(2); 383-389.
  • Rodríguez M, et al. Assessment of mercury content in Panga (Pangasius hypophthalmus). Chemosphere. Abril 2018. 196;53-57