¿Por qué se nos hincha el estómago?

Para evitar la inflamación y eliminar los gases que puedan provocarla podemos tomar una infusión digestiva después de comer. También se recomienda añadir especias digestivas en nuestros platos
¿Por qué se nos hincha el estómago?

Escrito por Elena Martínez Blasco, 29 Agosto, 2014

Última actualización: 14 Diciembre, 2020

Cuando comemos o bebemos mucho, lo más probable es que luego sintamos una gran sensación de llenura, así como de pesadez e hinchazón. Esto mismo también puede ocurrir, por ejemplo, cuando hablamos y comemos a la vez, así como en otros escenarios. Pero, ¿por qué se nos hincha el estómago? ¿Es posible evitarlo? ¿Cómo hacerlo de manera saludable? Veamos a continuación las respuestas.

Evitar la hinchazón en el área abdominal suele tomarse como una cuestión estética, dado que no resulta agradable (ni cómodo) lucir más voluminoso de lo que en realidad se está. Sin embargo, evitarlo también responde a una cuestión de salud.

1. No masticar suficiente

La forma en que comemos no siempre es la más adecuada. Sí, conseguimos ingerir los alimentos, saciar el apetito y seguir con nuestras actividades, pero a la par de ello, sin darnos cuenta, promovemos la inflamación abdominal, la sensación de pesadez y otras molestias afines. Esto es porque a menudo no masticamos lo suficiente los alimentos, antes de ingerirlos, en general comemos con prisa y además, no reposamos adecuadamente al terminar.

Muchos comemos rápido frente al ordenador, o de pie mientras conversamos con otras personas en el área del comedor de la oficina, o en la cocina mientras se prepara la comida rápidamente. Todo ello con el objetivo de “ahorrar tiempo”.

Debemos tener presente que la digestión empieza en la boca, ya que la saliva contiene enzimas que inician el proceso digestivo. Cuanto mejor mastiquemos los alimentos, mejor los asimilaremos. Aparte, al hacer esto nos saciaremos antes, no buscaremos comer más de lo necesario y no nos sentiremos tan pesados después de haber finalizado la comida. Esto nos ayudará a rendir mejor en lo que queramos hacer luego.

En cambio, cuando no masticamos lo suficiente (o intentamos hacerlo demasiado rápido) los alimentos se hacen más difíciles de digerir, por lo que se ralentiza y dificulta la digestión, se nos hincha el estómago y experimentamos diversas molestias.

2. Parásitos intestinales

Ascaris en el intestino.
El contagio con parásitos es una complicación de la pica que se deriva de la presencia de estos organismos en la tierra.

Los parásitos intestinales son otra de las posibles razones por las que se nos hincha el estómago. Suelen ser un mal silencioso, no porque no produzcan síntomas, sino porque son difíciles de relacionar con este motivo. Por ejemplo, los parásitos nos causan nerviosismo, irritabilidad, trastornos del apetito, picores anales o en la punta de la nariz e hinchazón de estómago sin motivo aparente.

A algunas personas se les hincha el estómago por haber comido de más o por haber comido un determinado tipo de alimento o comida, pero cuando hay parásitos intestinales, coma lo que coma, la persona tiene el abdomen muy inflamado.

Además de seguir las indicaciones del médico, hay que reducir o eliminar de la dieta los azúcares y las harinas refinadas principalmente, ya que son el alimento predilecto de los parásitos. En general, hay que cuidar la microbiota intestinal y evitar el estreñimiento, pues esto contribuye a la proliferación de los parásitos.

Por su parte, la sabiduría popular recomienda incorporar a la dieta (si el médico lo autoriza) suplementos como el ajo, las semillas de calabaza, las semillas de papaya, el cilantro, las especias picantes, etc.

3. Comer demasiado

Como comentábamos al comienzo, podemos comer alimentos saludables, pero si comemos en exceso, posiblemente también nos hincharemos. Deberíamos siempre terminar una comida con la sensación de tener todavía un poco de hambre. Ese momento en el que sentimos que todavía tomaríamos algún postre, aunque en realidad ya estamos saciados.

Hay una buena manera de acostumbrarse a hacerlo así: podemos sustituir ese capricho final por una infusión digestiva, la cual también contribuirá a evitar la hinchazón, como explicamos en el próximo punto.

4. Flatulencias

4 remedios para tratar naturalmente las flatulencias

De acuerdo con un estudio reciente, “los gases del tracto digestivo provienen de ingestión de aire, difusión desde la circulación, acción o interacción de las secreciones digestivas y fermentación intestinal”.

Hay alimentos y comestibles que luego de comerlos nos hacen estar especialmente hinchados y flatulentos, como las legumbres, las frituras y los ultraprocesados, por ejemplo. Sin embargo, si notamos que en general tendemos a llenarnos de aire al comer y sentirnos así al terminar, si el médico lo autoriza, podemos tomar infusiones digestivas, como las de anís, manzanilla, menta y melisa.

Otra opción es la de añadir especias, como el comino o el hinojo, a los guisos, especialmente los de verduras o legumbres que puedan causar flatulencias.

5. Intolerancias alimentarias

En algunos casos concretos, las flatulencias se deben a que tenemos una intolerancia alimentaria que no hemos detectado. Las más habituales son al gluten o a la lactosa. Por ello, si sospechamos que podemos estar sufriéndolas deberíamos realizar los análisis correspondientes.

Una manera de comprobarlo consiste en eliminar esos alimentos de nuestra dieta durante un mes. Posteriormente, se introducen de nuevo para comprobar si se nos hincha el estómago o no.

6. Mala gestión de las emociones

Hay personas que sufren molestias en el estómago (incluyendo hinchazón abdominal) por malestar emocional y, concretamente, estrés y ansiedad. Por esto mismo, hay quienes afirman que el sistema digestivo representa cómo digerimos lo que nos afecta o sucede.

Quienes lo sufren notarán que la hinchazón no se relaciona con lo que comen, sino que aparece los días que sienten más tensión emocional. Para resolverlo, se puede optar por infusiones digestivas y calmantes, como la de manzanilla, masajes relajantes, reflexología, sesiones de yoga, taichí, etc.

7. Cenas poco saludables

No puedo dejar de comer: causas y qué hacer

Las cenas deben ser la comida más ligera del día, ya que por la noche el organismo ya no tiene tanta energía dedicada a la digestión. Si nos acostamos o nos levantamos por la mañana con hinchazón deberíamos cambiar lo que elegimos comer a última hora del día.

En lugar de comer guisados con arroz o patatas y otras preparaciones que podríamos calificar de “fuertes”, es mejor optar por cremas de verduras, sopas, ensaladas, verduras cocidas y otras preparaciones ligeras que no perjudiquen el descanso ni promuevan la aparición de molestias.

Si cuidas tu alimentación cada día, la forma en que masticas, el tiempo que reposas después de hacer una comida principal notarás como tu estómago se hincha con menos frecuencia y te sientes mejor para realizar otras actividades. Por supuesto, si aún haciendo todo esto experimentas molestias, no dejes pasar la oportunidad de hacerte un chequeo médico.

Te podría interesar...
3 recetas ideales para personas con problemas digestivos
Mejor con SaludLeerlo en Mejor con Salud
3 recetas ideales para personas con problemas digestivos

A continuación te presentamos 3 recetas ideales para personas con problemas digestivos para que puedas aprovechar diversas preparaciones y nutrientes.