20 primeros síntomas de embarazo

Identificar un embarazo en sus etapas tempranas puede ser engañoso. Te presentamos 20 señales que puedes considerar antes de consultar con el especialista.
20 primeros síntomas de embarazo
Diego Pereira

Revisado y aprobado por el médico Diego Pereira.

Última actualización: 29 noviembre, 2021

Identificar los primeros síntomas del embarazo no siempre es una tarea sencilla. Los investigadores están de acuerdo en que las diferentes fases reproductivas y de cambio hormonal comparten síntomas en común, de manera que es muy fácil confundir una con otra. Por ejemplo, es frecuente no poder identificar si es un embarazo o solo el síndrome premenstrual (SMP).

Por supuesto, la mejor forma de saber si estás embarazada es a través de una prueba de embarazo. Es el método más eficaz y seguro, y así se evita hacer suposiciones muchas veces sin fundamento. A pesar de ello, existen algunos primeros síntomas del embarazo que pueden alertarte de que estás en el periodo de la gestación. Hoy te enseñamos 20 de los más comunes.

¿Cuáles son los primeros síntomas de embarazo?

A menudo se piensa que las alteraciones del ciclo menstrual son uno de los primeros síntomas del embarazo. Ten en cuenta que cada mujer desarrolla los cambios de manera diferente, así que lo anterior no es una premisa que se cumpla en todo los casos.



Además de esto, recuerda que los primeros síntomas del embarazo pueden empezar en momentos diferentes. Algunas mujeres los manifiestan un par de días después de la concepción, mientras que otras no lo hacen hasta dentro de varias semanas.

Con todo esto te queremos anticipar dos cosas: en primer lugar, el que compartas estos síntomas no es una señal inequívoca de que estás embarazada (ya te dijimos que lo mejor es hacerte una prueba de embarazo); en segundo lugar, aun cuando no hayas experimentado estas señales es probable que lo estés si precede un encuentro sexual del cual tengas dudas.

Tan pronto hayas considerado esto, estás lista para conocer los 20 primeros síntomas del embarazo.

1. Aumento de la temperatura corporal basal

La temperatura corporal basal es la temperatura del cuerpo cuando este se encuentra en reposo. Cambia a lo largo del día en función de tus actividades, aunque también se puede modificar por alteraciones hormonales. Esta temperatura aumenta durante la ovulación, pero desciende después del periodo.

Sin embargo, uno de los primeros síntomas de que estás embarazada es que el termómetro marca una temperatura constantemente alta (sin descensos). Esto se debe a que tu organismo está segregando progesterona y otras hormonas, en parte para facilitar la adhesión del óvulo fertilizado en la pared del útero.

El aumento es muy leve. Para la mayoría de las embarazadas es de 0,3 o 0,4 grados centígrados. A partir de los 38,3 º se considera fiebre, de manera que no se debe confundir un posible embarazo con un proceso infeccioso. Para medirlo se usa un termómetro especial y se debe ser muy cuidadoso para obtener medidas fidedignas.

2. Náuseas y vómitos

Sí, las náuseas son unos de los primeros síntomas clásicos de un embarazo. De acuerdo con los investigadores, hasta un 80 % de las mujeres desarrollan este síntoma, de manera que es uno de los que se usa como patrón para detectar un embarazo en casa.



Aunque con frecuencia se piensa que es un síntoma matutino, en realidad la mayoría lo experimenta a lo largo de todo el día o a cualquier hora. A pesar de que son una señal temprana de embarazo, las náuseas y los vómitos pueden durar varias semanas en desaparecer (o incluso no hacerlo).

Poco se habla de las causas de las náuseas en el embarazo. Lo cierto es que no hay un consenso entre los expertos. Algunos investigadores señalan que la gonadotropina coriónica humana y la 17-hidroxiprogesterona pueden ser las culpables. Por supuesto, algunas embarazadas nunca llegan a experimentar este síntoma.

3. Sensibilidad o agrandamiento de los senos

De acuerdo con la evidencia, las mujeres desarrollan sensibilidad en los senos debido a los cambios hormonales y metabólicos que preparan al cuerpo para los meses siguientes. Por ejemplo, aquellos que se relacionan con la lactancia. Es un síntoma muy común, uno que además puede evolucionar a dolor.

Como bien apunta el Instituto Nacional de Salud Infantil y Desarrollo Humano de EE. UU. este signo puede aparecer a tan solo una semana de la concepción. Además de sensibilidad y dolor, los senos pueden sentirte más grandes o pesados.

4. Fatiga

Los primeros síntomas de embarazo incluyen fatiga
Es difícil atribuir episodios constantes de fatiga al inicio del embarazo, aunque puede suceder en algunos casos.

Los expertos han encontrado que hasta un 90 % de las mujeres experimentan fatiga durante el embarazo temprano. Esta puede llegar a afectar sus actividades diarias, así como interrumpir sus relaciones sociales. La fatiga no se debe a factores ambientales, de manera que se manifiesta al margen de las horas de sueño o de trabajo.

Se debe, entre muchas otras cosas, a los cambios hormonales y metabólicos del cuerpo. El aumento de peso, el aumento del flujo sanguíneo, la modificación del requerimiento energético y algunas condiciones preexistentes (peso, consumo de tabaco y alcohol y el estado nutricional, por ejemplo) pueden incidir para que la fatiga sea mayor.

5. Aumento de la frecuencia de la micción

Un estudio publicado en Journal of Obstetrics and Gynaecology encontró que hasta el 91 % de las mujeres desarrolla aumento de la micción entre los primeros síntomas del embarazo. El aumento puede ser diurno o nocturno, y por lo general desaparece en el tercer trimestre.

Hay varias hipótesis de por qué sucede este aumento de la micción. Se cree que la hormona gonadotropina coriónica humana puede ser la responsable, ya que esta aumenta el flujo sanguíneo hacia la región pélvica. El aumento del tamaño del útero también puede explicar algunos casos.

6. Dolor o calambres en el abdomen

Este es uno de los primeros síntomas del embarazo más engañosos, ya que se puede confundir con facilidad con el síndrome premenstrual (SMP). Se conoce como calambre de implantación y sucede cuando el óvulo fertilizado se implanta en la pared del útero.

En promedio, esto sucede entre los 6 y 12 días después de la concepción y puede o no estar acompañado de sangrado. No se trata de un único dolor o calambre, sino que la sensación se manifiesta a lo largo de varios días. Puedes sentir pinchazos, tirones u hormigueos en toda la zona abdominal. Se puede desarrollar también por el estiramiento del útero.

7. Cambios en el moco cervical

El moco cervical es una sustancia pegajosa que se secreta en el cuello uterino para cumplir con varias funciones. Las más comunes son la lubricación de la vagina y la prevención de infecciones. Luego de la concepción, este moco sella la entrada al cuello uterino, tal y como lo haría un tapón, para evitar infecciones durante la gestación.

De esta manera, un aumento de la secreción del moco cervical puede ser uno de los indicios de embarazo. Este no tiene olor, no debe arder o picar. De ser así, es posible que sea un síntoma de infección vaginal y no de gestación. El moco se volverá más pegajoso y obtendrá una apariencia más pálida.

8. Hinchazón y estreñimiento

Los investigadores señalan que 1 de cada 4 embarazadas manifiesta estreñimiento durante el primer trimestre. La mayoría de los episodios son leves y se desarrollan debido a cambios hormonales y fisiológicos que alteran la función gastrointestinal.

Por ejemplo, la progesterona puede hacer que tu digestión sea más lenta; lo que a su vez generará constipación. También puedes manifestar hinchazón, con independencia del crecimiento del feto en el útero. Ambos síntomas empeoran a lo largo de las semanas, aunque se pueden tratar bastante bien una vez se haya confirmado el embarazo.

9. Cambios de humor

Hay muchas cosas que pueden afectar tu estado de ánimo sin que estén relacionadas con el embarazo. Sin embargo, este es uno de sus primeros síntomas, uno que además se desarrolla con mayor fuerza los primeros días luego de la concepción.

Esto se debe al aumento intempestivo de hormonas (progesterona y estrógeno) durante este tiempo. El cambio inesperado te hará experimentar alteraciones en tu humor, los cuales varían en intensidad en cada embarazada. De hecho, y de acuerdo con la evidencia, hasta el 20 % de las gestantes desarrolla depresión, una consecuencia de los cambios hormonales.

10. Mayor sensibilidad en el olfato

Aunque los investigadores no saben por qué se genera, los estudios indican que hasta el 67 % de las mujeres en embarazo temprano desarrollan alteraciones en el gusto y olfato. Esto, como es de esperar, puede mediar para que los episodios de náuseas y vómitos sean mayores.

Este síntoma puede desaparecer en el tercer trimestre, o por el contrario permanecer a lo largo de todo el embarazo. Lo que sí es un hecho es que serás mucho más reactiva a los olores y sabores que te rodean. Puedes llegar incluso a percibir un sabor metálico en la boca.

11. Mareos y dolores de cabeza

Nuevamente, los cambios hormonales son los responsables de que experimentes mareos y dolor de cabeza durante el embarazo. Pueden aparecer en cualquier punto de este, aunque es más común durante las primeras semanas. El síntoma tiene una raíz primaria o secundaria.

De acuerdo con los investigadores, en el segundo caso puede apuntar a una condición peligrosa. Por ejemplo, eclampsia, preeclampsia, síndrome de vasoconstricción cerebral reversible y muchas más. Aunque es un signo normal durante el embarazo temprano, debes hacer un seguimiento para poder actuar en caso de que provenga de una fuente diferente.

12. Acné y otros cambios en la piel

Los primeros síntomas de embarazo incluyen el acné
Pueden aparecer leves brotes de acné durante el embarazo, en especial en mujeres susceptibles, aunque no es de los síntomas más importantes.

El acné es otro de los primeros síntomas del embarazo, uno que además se puede acompañar de otros cambios en la piel (como el aumento de la grasa). Todo esto se debe a los cambios hormonales, los cuales en menor o mayor medida pueden empeorar a lo largo de las semanas.

Al igual que sucede con otros signos que hemos apuntado, se debe descartar un embarazo antes de proceder a controlarlo. Existen muchos medicamentos para contrarrestar el avance de esta y otras condiciones presentadas, las cuales pueden ser contraproducentes para el feto y para el desarrollo de la gestación.

13. “Falta de aire” o leve dificultad para respirar

No es uno de los primeros síntomas del embarazo más conocidos, aunque es uno que muchas gestantes desarrollan durante las primeras semanas. La falta de aire se debe, entre otras cosas, al aumento del flujo de sangre hacia la región abdominal. Esto puede comprometer otras zonas y traducirse en episodios en los que te sientes un poco ahogada.

Por lo general esto sucede al hacer esfuerzo, como por ejemplo levantar peso o subir escaleras. Es un síntoma normal, aunque si sucede de manera recurrente en las embarazadas puede ser una señal de algo más. Por ejemplo, algunos investigadores alertan que los episodios continuos de falta de aire se deben a afectaciones cardíacas sutiles.

14. Antojos

No podemos hablar de primeros síntomas del embarazo sin mencionar a los antojos. Este signo está relacionado con el aumento de la sensibilidad del gusto y del olfato, de manera que se puede desarrollar a lo largo de todo el embarazo (y no solo al inicio).

De igual manera, es posible que manifiestes también aversión a las comidas; sin importar lo apetitosa que sea esta. De hecho, y de acuerdo con la evidencia, los antojos pueden desencadenar náuseas y vómitos hasta en el 60 % de los embarazadas.

15. Congestión nasal

Otro de los primeros síntomas del embarazo al cual se alude muy poco, pero que tiene un gran protagonismo en la gestación. Desarrollas congestión porque las membranas de la cavidad nasal también responden a los cambios hormonales. Esto produce dilatación de los vasos sanguíneos, lo cual puede provocar estornudos o congestión.

Así, estos episodios no siempre responderán a alergias o resfriados; en especial cuando se combinan con los demás. La evidencia indica que este es un signo que se puede extender hasta el posparto, de manera que se debe consultar con el obstetra para tratarlo si es muy persistente.

16. Oscurecimiento de las areolas

Ya hemos indicado que el aumento de la sensibilidad en los senos es un síntoma común del embarazo temprano. Este se acompaña de un oscurecimiento gradual de la areola, la cual además también manifiesta un crecimiento.

17. Sueño excesivo

La suma de todos los síntomas anteriores se traduce en diferentes trastornos del sueño. Aunque puedes experimentar también insomnio, lo más frecuente es que los cambios de humor, la fatiga, el dolor de vientre, los mareos y los vómitos te hagan sentir un sueño excesivo.

18. Alteraciones en la menstruación

En general, las alteraciones del ciclo menstrual son el primer síntoma del embarazo que cualquier mujer asocia. Al producirse la concepción el cuerpo deja de ovular, lo que impide que puedas tener nuevas menstruaciones.

Esto se evidenciará en sus etapas iniciales a través de un retraso, el cual es el síntoma de alerta más característico. Sin embargo, ten en cuenta que muchas cosas pueden explicar un retraso. Por sí solo no es suficiente para asegurar un proceso de gestación, de manera que se debe descartar a través de una prueba de embarazo.

19. Dolor en la parte baja de la espalda

Por lo general el dolor de espalda se asocia con las últimas semanas de embarazo. Sin embargo, algunas mujeres pueden experimentar estos dolores en las primeras semanas. Se explican a través de los cambios fisiológicos que se producen en el cuerpo para adaptarse al crecimiento del feto. No es infrecuente que se confunda con dolor de vientre.

20. Exceso de salivación

Por último, algunas embarazadas también pueden desarrollar exceso de salivación. Este síntoma se acompaña a las náuseas y a los vómitos, lo que hace que estos episodios sean mucho más desagradables. Aunque puedes manifestarlo en todo el embarazo, en general desaparece cuando también lo hacen los anteriores.

No es necesario que tengas todos estos síntomas para corroborar que estás embarazada. Puedes desarrollar solo un par de ellos y estar en plena gestación, o por el contrario tenerlos todos y no estar embarazada. La regla general es confirmarlo con una prueba y luego consultar con un especialista.

Te podría interesar...
Primer trimestre de embarazo: cambios en el cuerpo y desarrollo embrionario
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Primer trimestre de embarazo: cambios en el cuerpo y desarrollo embrionario

El primer trimestre de embarazo es una etapa de grandes cambios para la madre. El cuerpo y la mente sufrirán modificaciones y es importante estar p...



  • Bayley TM, Dye L, Jones S, DeBono M, Hill AJ. Food cravings and aversions during pregnancy: relationships with nausea and vomiting. Appetite. 2002 Feb;38(1):45-51.
  • Bradley CS, Kennedy CM, Turcea AM, Rao SS, Nygaard IE. Constipation in pregnancy: prevalence, symptoms, and risk factors. Obstet Gynecol. 2007 Dec;110(6):1351-7.
  • Bennett, H. A., Einarson, A., Taddio, A., Koren, G., & Einarson, T. R. Depression during pregnancy. Clinical drug investigation. 2004; 24(3): 157-179.
  • Cutner, A., Carey, A., & Cardozo, L. Lower urinary tract symptoms in early pregnancy. Journal of Obstetrics and Gynaecology. 1992; 12(2): 75-78.
  • Goland S, Perelman S, Asalih N, Shimoni S, Walfish O, Hallak M, Hagay Z, George J, Shotan A, Blondheim DS. Shortness of Breath During Pregnancy: Could a Cardiac Factor Be Involved? Clin Cardiol. 2015 Oct;38(10):598-603.
  • Lacroix R, Eason E, Melzack R. Nausea and vomiting during pregnancy: A prospective study of its frequency, intensity, and patterns of change. Am J Obstet Gynecol. 2000 Apr;182(4):931-7.
  • Moodt, G. Breast Tenderness in Pregnancy. International Journal of Childbirth Education. 2017; 32(1).
  • Negro A, Delaruelle Z, Ivanova TA, Khan S, Ornello R, Raffaelli B, Terrin A, Reuter U, Mitsikostas DD; European Headache Federation School of Advanced Studies (EHF-SAS). Headache and pregnancy: a systematic review. J Headache Pain. 2017 Oct 19;18(1):106.
  • Nordin S, Broman DA, Olofsson JK, Wulff M. A longitudinal descriptive study of self-reported abnormal smell and taste perception in pregnant women. Chem Senses. 2004 Jun;29(5):391-402.
  • Reeves N, Potempa K, Gallo A. Fatigue in early pregnancy. An exploratory study. J Nurse Midwifery. 1991 Sep-Oct;36(5):303-9.
  • Soules MR, Hughes CL Jr, Garcia JA, Livengood CH, Prystowsky MR, Alexander E 3rd. Nausea and vomiting of pregnancy: role of human chorionic gonadotropin and 17-hydroxyprogesterone. Obstet Gynecol. 1980 Jun;55(6):696-700.
  • Winkel S, Einsle F, Wittchen HU, Martini J. Premenstrual symptoms are associated with psychological and physical symptoms in early pregnancy. Arch Womens Ment Health. 2013 Apr;16(2):109-15.

Los contenidos de esta publicación se redactan solo con fines informativos. En ningún momento pueden servir para facilitar o sustituir diagnósticos, tratamientos o recomendaciones de un profesional. Consulta con tu especialista de confianza ante cualquier duda y busca su aprobación antes de iniciar cualquier procedimiento.