Problemas de piel por estrés

¿Sabías que el estrés puede causar grandes problemas en la piel de todo tu cuerpo? Descubre cuales son sus principales consecuencias y cómo plantarle cara en el próximo artículo.
Problemas de piel por estrés
Iván Losada

Escrito y verificado por el quiromasajista Iván Losada.

Última actualización: 21 octubre, 2022

La piel es el órgano más extenso del organismo y nos muestra sus anomalías a simple vista. Por ello, los problemas de piel por estrés suelen ser algo bastante común. A diferencia de otros órganos y sistemas, el tejido epitelial es fácil de analizar. Podemos examinarlo sin el uso de ningún aparato y detectar los cambios que se producen en él de manera sencilla.

Existe una conexión embriológica entre la piel y el sistema nervioso que sigue presente en la vida adulta. La elevación de las llamadas hormonas del estrés provocan una serie de cambios de orden fisiológico, fruto de los cuales la piel no sale bien parada, según expone la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos. Profundicemos.

El papel del estrés en los problemas de piel

Estado de estrés de mujer en la cama.
El estrés afecta todos los aspectos de la vida. No es una cuestión menor que deba subestimarse.

El estrés es un mecanismo de defensa que tiene el organismo para garantizar su supervivencia. Sin embargo, cuando se hace crónico, produce una serie de efectos que afectan a todo el cuerpo y producen problemas de piel, según sugiere este estudio realizado por el Dr. Chen:

  • Arrugas.
  • Flacidez.
  • Manchas.
  • Piel apagada.
  • Pérdida de elasticidad.

Los problemas de piel producidos por el estrés crónico tienen que ver con la circulación de la sangre. En estas situaciones, el organismo necesita una respuesta rápida para poner en marcha estrategias de lucha, huida y parálisis. Para ello, a las órdenes del cortisol, reconduce el flujo sanguíneo hacia los músculos, el corazón, los pulmones y el cerebro, y la gran damnificada de ese recorte en el aflujo de sangre, entre otros, es la piel.

Igualmente, el estrés afecta negativamente al sistema inmune y hace nuestra piel más vulnerable a las infecciones y a las agresiones externas.



Enfermedades que cursan con problemas de piel por estrés

Existe un grupo de enfermedades dermatológicas que se han relacionado directamente con el estrés. Entre ellas, las más importantes son estas que vamos a comentarte a continuación.

1. Acné

En general, los factores hormonales y emocionales son decisivos para la aparición del acné. El estrés actúa como un desencadenante de los brotes de acné en la cara y otras partes del cuerpo. Esta condición es mediada por el aumento en los niveles de cortisol y la predisposición del organismo a infecciones cutáneas producto del estrés crónico.

2. Dermatitis atópica

Aunque puede ser ocasionada por factores ambientales, deshidratación, irritantes, infecciones e incluso por el sudor, una parte de los casos guarda una estrecha relación con el estrés, según expone este estudio llevado a cabo por un equipo de la Universidad de Ciencias médicas de Matanzas (Cuba).

Se produce un círculo vicioso entre el prurito (picor) y el rascado, que se puede tornar en obsesivo y provocar el empeoramiento de la dermatitis por sobreinfección y aparición de otras complicaciones más graves.

dermatitis
eczema skin on neck

3. Dermatitis seborreica

La dermatitis seborreica es una enfermedad que se ha relacionado directamente con episodios de estrés. Aparece en momentos de gran ansiedad de los pacientes por un cambio de trabajo o domicilio, boda o divorcio, enfermedad o muerte de algún familiar, exámenes, etc.

4. Excoriaciones

En este caso, el paciente rasca su piel de manera compulsiva generando ciclos de prurito y rascado que pueden durar años.

Suele aparecer en pacientes jóvenes que, sometidos a los cambios por estrés hormonal, pueden llegar a producirse lesiones graves por la repetición del rascado. Este problema suele mejorar cuando se trata la labilidad psicológica, aunque puede durar muchos años por el retraso del diagnóstico y los tratamientos ineficaces.

5. Alopecia areata

Es la pérdida de pelo en zonas muy concretas del cuero cabelludo, en forma de pequeños círculos como monedas. Tiene una predisposición genética por aparición de factores autoinmunes, pero se ha demostrado una alta influencia de factores emocionales, según afirma la Clínica Mayo.

alopecia

6. Psoriasis

La psoriasis se caracteriza por la aceleración del ciclo vital de las células, que mueren antes de tiempo. Se acumulan en la superficie de la piel formando escamas y manchas rojas, produciendo picor intenso e incluso dolor. Es una enfermedad crónica episódica. Puede desaparecer durante un tiempo para reaparecer en circunstancias más estresantes de lo normal.

Psoriasis, problemas de piel por estrés

Todas las características de la personalidad que hacen susceptible a un sujeto a las influencias del estrés son también responsables de la aparición de la psoriasis, por lo que su relación es muy evidente. Mejorando los niveles de estrés suele mejorar la ansiedad, incluso la depresión y, por tanto, los brotes de psoriasis.

7. Urticaria

El estrés puede actuar desencadenando o empeorando los episodios de urticaria. Esta afección se caracteriza por la aparición de manchas rojas y ronchas en diferentes partes del cuerpo, acompañadas de picazón, ardor y hormigueo.

Investigaciones afirman que el estrés puede agravar los cuadros de urticaria hasta en un 20% de los casos. Otras causas de urticaria incluyen los cambios bruscos de temperatura, el uso de antibióticos o antiinflamatorios no esteroideos (AINES) y la exposición a alérgenos.

8. Rosácea

La rosácea es una enfermedad crónica de la piel que se presenta con enrojecimiento, pápulas y granos en la cara. En general, afecta la frente, el mentón y las mejillas. Estudios afirman que esta patología afecta al 10% de la población y puede ser desencadenada por factores emocionales, como el estrés y la ansiedad.

9. Problemas de cicatrización

En la mayoría de los casos, el estrés crónico es capaz de reducir y empobrecer significativamente la velocidad de cicatrización de la piel. Este hecho favorece a las infecciones por gérmenes oportunistas y a la aparición de cicatrices hipertróficas y queloides.

Una investigación recomienda que las personas eviten el estrés posterior a una cirugía para una cicatrización más rápida de las heridas quirúrgicas.



¿Cómo prevenir los problemas de piel por estrés?

Es frecuente experimentar estrés como resultado de las actividades laborales, sociales y académicas. Como ves, el estrés continuo, elevado y persistente condiciona la aparición de numerosas enfermedades. No obstante, es posible minimizar el impacto del estrés en la vida y reducir los problemas en la piel aplicando las siguientes estrategias:

  • Realiza ejercicio físico de forma regular.
  • Práctica yoga y ejercicios de meditación.
  • Sigue una dieta saludable y equilibrada.
  • Agenda una cita de masaje corporal 1 a 2 veces al mes.
  • Busca y práctica estrategias de afrontamiento del estrés.
  • Utiliza protector solar.
  • Evita la exposición a químicos y sustancias desconocidas.
  • Mantén un adecuado seguimiento médico de cualquier enfermedad dermatológica.

Acudir a un psicólogo puede ayudar

Es justo mencionar que la apariencia de las lesiones de psoriasis produce un rechazo social. El paciente se siente estigmatizado y tiende a ocultarlas, lo que supone otro gran factor de generación de estrés que ensombrece el pronóstico.

Tan solo hemos visto unos pocos ejemplos en los que los problemas de piel por estrés se manifiestan. Es conveniente manejar adecuadamente este problema porque, además de poder causar una depresión, debilita el sistema inmunitario llegando a ser responsables indirecto del empeoramiento de la situación.

Te podría interesar...
Psoriasis en el cuero cabelludo: síntomas y tratamiento
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Psoriasis en el cuero cabelludo: síntomas y tratamiento

La psoriasis en el cuero cabelludo es una dermatosis inflamatoria crónica y recidivante. Presenta placas eritematosas delimitadas y con descamación...



  • Tribó M. Razones de ser y utilidad de la psicodermatologia. Piel 2006; 21:51-3
  • Gracia M, Ruiz S. Estrés, calidad de vida y psoriasis: estado actual. Psiquiatr Biol. 2001;08:141-5.
  • Castellano Rioja, E. Unidad didáctica V Bloque psicología 2ª parte. Master Deterioro Integridad Cutánea Ulceras y Heridas.
  • García Hernández, M.J. y Ruiz Redondo, S. Suicidio y Dermatología. Actas Dermosifiliogr. 1999; 90:411-5
  • Grimalt, T.; Cotterill, J.A y cols. Dermatología y Psiquiatría. Historias clínicas comentadas. Madrid. Aula Médica Ediciones 2002: 20-38.
  • Romaní J, Chesa D. Psicodermatología en atención primaria. Piel. 2005;20(6):282-9
  • Ricardo Alonso O, Rodríguez Sánchez M, Hernández Fernández M, Alonso González M. Aspectos de interés sobre dermatitis atópica, su diagnóstico y tratamiento. Rev.Med.Electrón. 2019;  41( 2 ): 496-507.
  • Chen Y, Lyga J. Brain-skin connection: stress, inflammation and skin aging. Inflamm Allergy Drug Targets. 2014;13(3):177-90.
  • Gil Díaz M, Boixeda de Miguel J, Truchuelo Díez M, Morais-Cardoso P. Rosácea: revisión y nuevas alternativas terapéuticas. SEMERGEN - Medicina de Familia. 2011;37(2):83-86.
  • Gouin JP, Kiecolt-Glaser JK. The impact of psychological stress on wound healing: methods and mechanisms. Immunol Allergy Clin North Am. 2011 Feb;31(1):81-93.
  • Silvestre-Salvador J, Serrano-Manzano M, Serra-Baldrich E, Palacios-Martínez D, Gómez-de la Fuente E, Heras-Hitos J et al. Recomendaciones para el manejo de la urticaria en Atención Primaria. Medicina de Familia SEMERGEN. 2020;46(4):270-276.

Los contenidos de esta publicación se redactan solo con fines informativos. En ningún momento pueden servir para facilitar o sustituir diagnósticos, tratamientos o recomendaciones de un profesional. Consulta con tu especialista de confianza ante cualquier duda y busca su aprobación antes de iniciar o someterte a cualquier procedimiento.