Las 7 propiedades y beneficios más importantes de la cebolla

La cebolla es un ingrediente versátil y sabroso. Además, el solo gesto de añadirla a nuestros platos, puede aportar muchas propiedades beneficiosas al organismo.
Las 7 propiedades y beneficios más importantes de la cebolla
Nelton Abdon Ramos Rojas

Revisado y aprobado por el médico Nelton Abdon Ramos Rojas.

Escrito por Equipo Editorial

Última actualización: 18 enero, 2023

Estamos delante de uno de los alimentos más usados en las cocinas de todo el mundo. Pero quizás no sabemos tanto acerca de las propiedades más destacadas de la cebolla.

Gracias a sus múltiples atributos, se ha utilizado a lo largo de la historia como remedio para sanar todo tipo de dolencias y malestares. Hoy en día se pueden reconocer algunas de estas propiedades positivas para el organismo y la salud.

En el siguiente artículo descubrimos por qué es tan interesante su uso en la cocina y cómo podemos añadirla de forma variada en el día a día.

La cebolla, un vegetal muy nutritivo

La cebolla es una hortaliza de la misma familia que otras tan conocidas como el puerro, los ajos o el cebollino. Su origen se sitúa en Asia Central y hoy en día es una de las variedades más cultivadas y usadas en todo el mundo.

Según datos de la Fundación Española de Nutrición, su principal componente es el agua, que supone el 90 % de la composición. Asimismo, destaca la presencia de los siguientes nutrientes:

  • Fibra.
  • Vitamina C.
  • Vitaminas del grupo B, en especial folatos.
  • Potasio.
  • Fósforo.
  • Flavonoides.


7 propiedades de la cebolla

Muchas personas utilizan este ingrediente para dar sabor y aroma a sus platos. Pero lo cierto es que su ingesta habitual puede ser positiva para la salud gracias a sus múltiples cualidades.

1. Diurética

Una de las propiedades que se le atribuyen a la cebolla es su acción diurética. Por su alto contenido en potasio y bajo en sodio, es un alimento que favorece la eliminación de líquidos.

2. Expectorante, bactericida y fungicida

La cebolla tiene acción bactericida y fungicida. Un estudio publicado en 2016 señaló que los extractos de tres clases diferentes de cebolla muestran la capacidad de inhibir bacterias como Staphylococcus aureus o Escherichia coli.

Gracias a esta propiedad y a sus efectos antioxidantes y antiinflamatorios, resulta también un alimento protector de los bronquios. Diferentes análisis en humanos y animales sugieren su utilidad en personas con asma y enfermedades pulmonares obstructivas.

Un remedio casero, recomendado desde tiempos antiguos, es colocar una cebolla partida por la mitad al lado de la cama por la noche. Sus vapores pueden ayudar a respirar mejor y calmar la tos durante el sueño.

3. Cardioprotectora

Como hemos visto, uno de los compuestos no nutritivos de este vegetal es la quercetina. Esta es la responsable de los beneficios de la cebolla para el sistema cardíaco.

Como señalan los autores de un estudio publicado en la revista ACS Omega, ayuda a disminuir la presión arterial, mejora la función de los vasos sanguíneos y reduce el estado inflamatorio.

Todos estos son factores de riesgo de las enfermedades cardiovasculares, por lo que su control puede hacer disminuir la incidencia de estas. Asimismo, se sugiere también un efecto protector de la propia quercetina.

 

Cebolla picada sobre una tabla

4. Prebiótica

La fibra presente en la cebolla contiene fruto-oligosacáridos. Este componente no se puede digerir en el estómago y llega intacto al colon, donde es degradado por las bacterias intestinales.

Gracias a ello es capaz de favorecer el crecimiento de las bifídobacterias e inhibir el desarrollo de las bacterias patógenas.

Una microbiota intestinal en buen estado favorece las funciones del colon y apoya el sistema inmunitario. Pero sus efectos positivos afectan otros órganos y los expertos hablan de posibles beneficios frente al cáncer, las enfermedades vasculares y la obesidad.

5. Antioxidante

Son diversos los compuestos con acción antioxidante que se encuentran en las cebollas. Entre ellos cabe destacar la vitamina C y múltiples flavonoides como la quercetina.

Los antioxidantes ayudan a proteger las células frente a la acción de los radicales libres. El daño que ejercen estos últimos se asocia al envejecimiento prematuro y al desarrollo de algunas enfermedades como el cáncer o las patologías cardiovasculares.

6. Antidiabética

Incluir este alimento de forma regular puede contribuir en la regulación de la glucosa en sangre.

Es por esto por lo que la cebolla cruda puede ser una perfecta aliada de las personas con azúcar elevado o con diabetes no insulinodependiente. Así lo muestran los datos publicados en Environmental Health Insights.

7. Anticancerígena

Algunos de los múltiples compuestos de la cebolla han demostrado tener dicha actividad. Diferentes revisiones de estudios apuntan que las personas que consumen mayor cantidad de vegetales de su misma familia, presentan tasas menores de cáncer de estómago y cáncer de colon. 

No obstante, es preciso ser prudentes ya que las posibles causas de esta enfermedad son múltiples (dietéticas y no dietéticas); por lo que es necesario más investigación al respecto.

Cómo introducir la cebolla en la dieta

Este vegetal es imprescindible en la elaboración de muchas recetas y platos tradicionales. Además, ella sola es capaz de aportar un gran sabor y aroma a muchas preparaciones.

En la cocina es un ingrediente muy versátil y se puede usar tanto cruda como cocida. Estas son algunas de sus utilidades gastronómicas:

  • Cortada fina y pochada, se emplea de fondo de múltiples sofritos, guisos, salteados y sopas.
  • Sola o combinada con otros vegetales, sirve de relleno de pimientos, berenjenas, empanadas y todo tipo de masas saladas. Gracias a su humedad y textura aporta una gran untuosidad a estas preparaciones.
  • Rebanada en aros finos se puede añadir cruda en ensaladas.
  • Entera o en rodajas, acompaña a la perfección los platos de carne y pescado al horno.

En ocasiones, su sabor puede resultar un poco fuerte, sobre todo cuando se come cruda. Para suavizarlo se deja en remojo unos minutos con agua y un chorrito de vinagre.

Contraindicaciones de la cebolla

A pesar de las propiedades de la cebolla, existen algunos casos en los que es preferible evitar su ingesta o moderar su consumo:

  • Las personas que sufren de síndrome de colon irritable. La fibra de la cebolla contiene fruto-oligo-sacáridos, un compuesto clasificado como FODMAP. Una dieta baja en estos es indicada para personas con dicha patología.
  • Todos aquellos que tengan reflujo gastroesofágico y acidez de estómago, ya que este alimento puede desencadenar los síntomas.
  • Las personas con dificultades para digerir y a las que no les sienten bien los sabores fuertes.

En caso de padecer alguno de los problemas mencionados y no querer renunciar al uso de la cebolla, es importante consultar con el médico de qué manera se puede consumir este alimento.


Lee más acerca de La dieta FODMAP


Aprovecha los beneficios de la cebolla e introducela en tu dieta de forma regular

La cebolla es un alimento nutritivo, saludable y con muchas propiedades para el organismo. Es por estas razones por las que te aconsejamos probar nuevas recetas con ella y la incluyas con frecuencia en la dieta.

Sin embargo, ten en cuenta que un solo alimento no puede mejorar la salud de forma notable. Así que es importante introducir la cebolla en el marco de una dieta variada, saludable y adaptada a tus necesidades.

Te podría interesar...

Cómo preparar un remedio con cebolla para limpiar los riñones
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Cómo preparar un remedio con cebolla para limpiar los riñones

El remedio con cebolla para limpiar los riñones forma parte de la botica de la abuela. ¿Sabes cómo prepararlo? Aquí te lo contamos.



  • Davani-Davari D, Negahdaripour M, et al. Prebiotic: definition, types, sources, mechanisms and clinical applications. Foods. Marzo 2019. 8 (3): 92.
  • Eldin I. M, Ahmed E. M, et al. Preliminary study of the clinical hypoglycemic effects of allium cepa (red onion) in type 1 and type 2 diabetic patients. Environmental Health Insights. 2010. 4: 71-77.
  • Fundación Española de Nutrición (FEN). Cebolla.
  • Gupta N. Onion (Allium cepa) - Ethnomedicinal and therapuetic properties. Biology. 2014.
  • Hewawasam S, Iacovou M, et al. Dietary practices and FODMAPs in South Asia : applicability of the low FODMAP diet to patients with irritable bowel syndrome. Journal of Gastroenterology and Hepatology. Febrero 2018. 33 (2): 365-374.
  • Kabrah A, Faidah H. S, et al. Antibacterial effect of onion Mr. 2016.
  • Kianian F, Marefati N, et al. Pharmacological properties of Allium cepa, preclinical and clinical evidences; a review. Iranian Journal of Pharmaceutical Research. Primavera 2021. 20 (2): 107-134.
  • Li Q, Whang W, et al. Health benefits of the flavonoids from onion: constituents and their pronounced antioxidant and anti-neuroinflammatory capacities. Journal of Agricultural and Food Chemistry. Enero 2020. 68 (3): 799-807.
  • Mayo Clinic. Add antioxidants to your diet. Marzo 2022.
  • Salehi B, Machin L, et al. Therapeutic potential of quercetin: new insights and perspectives for human health. ACS Omega. Mayo 2020. 50 (20): 11849-11872.
  • Terry P, Lagergren J, et al. Reflux-inducing dietary factors and risk of adenocarcinoma os the esophagus and gastric cardia. Nutrition and Cancer. 2000. 38 (2): 186-91.
  • Turati F, Pelucchi C, et al. Allium vegetable intake and gastric cancer: a case-control study and meta-analysis. Molecular Nutrition & Food Research. Enero 2015. 59 (1): 171-9.
  • Turati F, Guercio V, et al. Colorectal cancer and adenomatous polyps in relation to allium vegetables intake: a meta-analysis of observational studies. Molecular Nutrition & Food Research. Septiembre 2014. 58 (9): 1907-14.

Los contenidos de esta publicación se redactan solo con fines informativos. En ningún momento pueden servir para facilitar o sustituir diagnósticos, tratamientos o recomendaciones de un profesional. Consulta con tu especialista de confianza ante cualquier duda y busca su aprobación antes de iniciar cualquier procedimiento.