Qué es la incontinencia urinaria y cómo vivir con ella

Además de influir en nuestro día a día, la incontinencia puede desencadenar problemas de autoestima, así como provocar depresión y el aislamiento social de la persona afectada.

Escrito por Carolina Betancourth, 17 mayo, 2014

Última actualización: 28 febrero, 2020

La incontinencia urinaria consiste en una pérdida involuntaria de orina, la cual surge sobre todo al toser o hacer alguna fuerza. Se trata, en resumen, de una necesidad repentina de orinar y la incapacidad de retener la orina.

Puede darse a cualquier edad (aunque es más frecuente en las personas mayores) y tanto el hombre como la mujer están expuestos a padecerlas. Sin embargo, es más frecuente en las mujeres, sobre todo en aquellas que han tenido varios hijos y partos vaginales. En este artículo te hablaremos más sobre ella y te daremos algunos consejos para sobrellevarla.

¿Por qué se produce la incontinencia urinaria?

La incontinencia puede presentarse debido a un debilitamiento en los músculos de la pelvis. Este debilitamiento puede ser causado por ciertos medicamentos, el parto, alguna cirugía del área pélvica, el consumo excesivo de tabaco o infecciones vaginales, entre otros.

Agotamiento matinal

La incontinencia llega a afectar a la vida diaria ya que es muy usual tener este tipo de accidentes urinarios a la hora de hacer ejercicio, toser, reír, estornudar y tener relaciones sexuales.

Tipos de incontinencia

En la actualidad existen diversas clasificaciones de los tipos de incontinencia. En este artículo hemos decidido seguir la presentada por la Universidad de Navarra y que comparten más profesionales médicos:

1. La incontinencia urinaria total

Se caracteriza por tener una pérdida constante de pequeñas cantidades de orina, puede ser causado por un daño en el esfínter urinario debido a tumores, daño o lesión en el nervio.

2. La incontinencia urinaria de esfuerzo

Es una de las más comunes y se produce al realizar cualquier movimiento o actividad física. El origen de esta incontinencia se encuentra en la uretra. Al hacer algún esfuerzo, la presión aumenta en el abdomen y la vejiga, pero no es transmitida a la uretra lo que desencadena el goteo de orina.

3. La incontinencia urinaria de urgencia

También denominada “urge-incontinencia”. Se manifiesta como una necesidad urgente y repentina de orinar. Se da por una inflamación de la vejiga causando que normalmente no se alcance a llegar al baño. Acostumbra a tener su origen en problemas o lesiones neurológicas.

Este tipo de incontinencia es muy similar al problema de “vejiga hiperactivaque consiste en un fuerte impulso repentino de orinar a menudo.

4. La incontinencia urinaria por rebosamiento o paradójica

En este caso se produce en pacientes con algún tipo de obstrucción en el tramo urinario inferior. Esto hace que retengan orina de forma crónica (la vagina nunca se llega realmente a vaciar por completo), lo que al final causa pérdidas involuntarias de orina.

Asimismo, también encontramos la incontinencia urinaria mixta, que consiste en la combinación de varias de las incontinencias anteriores.

Exámenes para detectar la incontinencia urinaria

A continuación te presentamos las pruebas más comunes que te puede realizar el médico para detectar si sufres incontinencia urinaria.

1. Uroanálisis

Es probable que el médico te pida una muestra de orina para detectar signos de infección, rastros de sangre u otras anormalidades.

2. Diario miccional

toalla-sanitarias2

Puede que el médico, en casos no muy graves, te pida que durante varios días, anotes cuánto bebes, cuándo orinas, la cantidad de orina que produces, si sentiste la necesidad imperiosa de orinar y cuántos episodios de incontinencia tuviste.

3. Exploración física

El médico examina la zona en busca de alguna anomalía. También es posible que te pida que te rías o hagas algún esfuerzo que pueda desencadenar la pérdida de orina.

4. Pruebas de imagen

En este apartado se incluyen la videocistouretrografía, la ecografía o la resonancia magnética. Estos exámenes permitirán determinar si existen disfunciones en el tracto urinario.

Recomendaciones para sobrellevar la incontinencia urinaria

Cambio de hábitos

Es preciso que disminuyas el consumo de líquidos, si es que ingieres más líquidos de lo recomendado, con el fin de evitar la formación excesiva de orina. Se debe distribuir el consumo de líquidos bebiendo más durante la mañana y disminuyendo las bebidas conforme avanza el día.

Trata de ir frecuentemente al baño, con el fin de disminuir la cantidad de orina que se escapa. Sería conveniente que establecieses un horario.

Además, deberías evitar los movimientos bruscos que causan la fuga de orina, eliminar el consumo de alcohol y no condimentar mucho los alimentos ya que pueden irritar tu vejiga.

Ejercita la pelvis

Puede ser recomendable que empieces a practicar ejercicios para fortalecer los músculos del suelo pélvico. Además, también dispones de un dispositivo llamado cono vaginal, con el que puedes ejercitar la pelvis poniéndolo en la vagina. La idea es que contraigas los músculos del piso pélvico.

Medicamentos

Medicamentos para la incontinencia urinaria

Existen muchos medicamentos usados para la incontinencia, entre ellos están los fármacos para controlar la vejiga hiperactiva, como los anticolinérgicos. También encontramos los medicamentos antimuscarínicos que ayudan a relajar la vejiga y evitar las contracciones involuntarias.

Por último, tenemos los fármacos agonistas alfa-adrenérgicos que relajan los músculos del cuello de la vejiga y las fibras musculares de la próstata, mientras facilitan que la vejiga se vacíe.

Cirugía

El tratamiento quirúrgico es la última medida que se toma para este problema. Existen varios tipos de cirugía en función del tipo de problema que tengamos: el cabestrillo pélvico, la suspensión del cuello de la vejiga o la cirugía de prolapso. La mayoría de los médicos aconseja a sus pacientes que prueben con otros tratamientos antes de someterse a una cirugía.

Como has visto, la incontinencia urinaria es un problema muy molesto y que afecta a más personas de las que pensamos. Con todo, contamos con numerosos tratamientos para su curación.

El problema es que se trata de una afección que también afecta a la apariencia exterior, por lo que puede producir dificultades como la pérdida de autoestima, la discontinuidad en las actividades sexuales, la vergüenza en sí mismo, la ansiedad, la depresión, la tristeza y el aislamiento social. Por ello, si sufres de incontinencia lo mejor es que acudas al médico para que te realice algunos exámenes y poder tratar el problema cuanto antes.

It might interest you...
4 ejercicios pélvicos contra la incontinencia urinaria
Mejor con SaludLeerlo en Mejor con Salud
4 ejercicios pélvicos contra la incontinencia urinaria

La incontinencia urinaria es un problema que afecta, en su mayoría, a las mujeres. Aquí te decimos 4 ejercicios pélvicos que te ayudarán a controla...