¿Qué es una trombosis y cómo prevenirla?

Para prevenir la trombosis es fundamental llevar unos hábitos de vida saludables, reducir la ingesta de sal y realizar ejercicio.
¿Qué es una trombosis y cómo prevenirla?

Escrito por Ekhiñe Graell, 16 mayo, 2014

Última actualización: 23 diciembre, 2020

La trombosis es una enfermedad que afecta a muchas personas. El sedentarismo, el tabaquismo y una mala alimentación son algunas de sus causas más comunes, pero, como podrás imaginar, no son las únicas.

¿Sabrías decir qué otras causas pueden estar detrás de este problema de salud? ¿Te gustaría saber en qué medida puede afectar la calidad de vida y qué puedes hacer al respecto si te la diagnostican? En ese caso, toma nota de todo lo que vamos a comentarte a continuación.

Un poco más sobre la trombosis

Síntomas de una trombosis venosa en las piernas.

La formación de un coágulo de sangre dentro de un vaso sanguíneo causa una obstrucción parcial o total e impide que la sangre fluya normalmente a través del sistema circulatorio; esto es lo que se conoce como trombosis.

Un aumento anormal de la coagulación de la sangre (causado por factores genéticos, ambientales o desconocidos), una lesión de las células endoteliales de la pared vascular (exacerbado por la infección o trauma), y el flujo de sangre estática contribuyen a la formación de coágulos de sangre.

Luego, el desprendimiento parcial o completo del trombo de la pared del vaso sanguíneo puede dar lugar a embolias en órganos vitales, tales como el cerebro, el corazón, los pulmones o arterias de las piernas.

Coágulos de sangre: un peligro para la salud

Los coágulos de sangre que fluyen libremente dentro de la vasculatura obstruyen el flujo de sangre. Como resultado, pueden surgir condiciones patológicas que amenazan la vida, como un accidente cerebrovascular, infarto de miocardio, embolia pulmonar o gangrena.

El tromboembolismo venoso es una enfermedad que incluye la trombosis venosa profunda y la embolia pulmonar. Los factores de riesgo que contribuyen al tromboembolismo venoso son variados e incluyen:

  • Edad
  • Cáncer
  • Herencia
  • Obesidad
  • Embarazo
  • Inmovilización
  • Consumo de tabaco
  • Enfermedad de Crohn
  • Hipercoagulabilidad
  • Daño en la pared de las venas
  • Cirugía (especialmente la cirugía ortopédica de rodilla y reemplazo total)
  • Aumento de los niveles de estrógeno (debido a la anticoncepción o terapia de reemplazo hormonal por vía oral), tal y como indica este estudio.

La trombosis arterial en las arterias coronarias conduce a infarto de miocardio (ataque al corazón), mientras que la obstrucción de la vasculatura cerebral causa accidente cerebrovascular. Es importante señalar que las trombosis venosas y arteriales comparten muchos de los mismos factores de riesgo que el infarto de miocardio, como el tabaquismo, la hipertensión y la diabetes.

La trombosis venosa profunda (TVP) es la forma más común de trombosis venosa. Los signos y síntomas de la TVP incluyen incomodidad, pesadez, dolor palpitante, picazón o sensación de calor en las piernas, cambios en la piel de la pierna, como decoloración, engrosamiento o ulceración, hinchazón de las piernas, tobillos o pies.

El síndrome postrombótico se desarrolla en al menos la mitad de los pacientes con TVP. Hinchazón crónica de la pierna, dolor en la pantorrilla, pesadez, fatiga, decoloración de la piel o las úlceras venosas en la extremidad afectada caracterizan esta enfermedad. La calidad de vida se ve afectada significativamente en pacientes con este padecimiento.

La embolia pulmonar (EP) es una complicación de la TVP. Los síntomas y signos de la EP incluyen:

  • Mareo
  • Tos con sangre
  • Dolor de pecho
  • Falta de aliento repentina
  • Frecuencia cardíaca rápida o irregular

Prevención de la trombosis venosa profunda

Médico sonriendo en consulta.
Una baja adherencia terapéutica conduce a un fracaso del tratamiento y una peor salud.

Si quieres prevenir la TVP, conviene seguir unos habitos de vida saludables:

  • Mantén un peso saludable.
  • Haz ejercicio con frecuencia, diariamente si es posible. Caminar, nadar y andar en bicicleta son excelentes actividades. Evita el sedentarismo.
  • Si estás en un avión durante más de 4 horas, camina o haz estiramientos de piernas en tu asiento.
  • Chequea tu presión arterial con regularidad y sigue las indicaciones que te haya dado tu médico al respecto.
  • Evita el consumo de bebidas alcohólicas y procura mantener una buena hidratación a diario.
  • Si fumas, deja de hacerlo, la terapia de nicotina (parches, chicles o aerosoles) y los grupos de apoyo pueden hacer esto mucho más fácil.
  • Reporta cualquier antecedente familiar o personal de problemas de coagulación de la sangre a tu médico cuando te hagas un chequeo.
  • Discute alternativas a las píldoras anticonceptivas o terapia de reemplazo hormonal con tu médico.
  • Durante el embarazo, pregunta a tu médico qué puedes hacer para prevenir la TVP.

Prevención de coágulos sanguíneos

Puedes prevenir los coágulos de sangre si:

  • Usas medias de compresión.
  • Mantienes un estilo de vida activo.
  • Evitas usar ropa demasiado ajustada constantemente.
  • Cambias de posición a menudo, sobre todo durante un largo viaje.
  • Reduces tu consumo de sal y mantienes una dieta equilibrada.
  • Tratas de no golpear o lastimar las piernas y de no cruzarlas.
  • No utilizas almohadas debajo de las rodillas.
  • Levantas la parte inferior de tu cama unos centímetros.
  • Tomas todos los medicamentos que el médico le receta, según sus indicaciones.

Como puedes ver, la clave está en cuidarte a diario y en evitar los hábitos nocivos. Por supuesto, siempre deberás darle prioridad a lo que te indique tu médico de cabecera.

Te podría interesar...
Coágulos en la sangre: 8 señales para estar alerta
Mejor con SaludLeerlo en Mejor con Salud
Coágulos en la sangre: 8 señales para estar alerta

La formación de coágulos en la sangre aumenta el riesgo de ataques cardíacos y cerebrovasculares. ¿Conoces sus síntomas? Descubre 8 señales.