¿Qué nos puede provocar hemorroides? ¿Cuál es su tratamiento?

Hay una amplia variedad de factores que pueden incidir en la aparición de las hemorroides. Intervenirlas de manera oportuna es clave para evitar complicaciones. ¿Te interesa saber más al respecto? ¡Sigue leyendo!
¿Qué nos puede provocar hemorroides? ¿Cuál es su tratamiento?
Nelton Abdon Ramos Rojas

Revisado y aprobado por el médico Nelton Abdon Ramos Rojas el 16 octubre, 2020.

Escrito por Daniela Echeverri Castro, 26 julio, 2014

Última actualización: 16 octubre, 2020

Hay muchos factores que nos pueden provocar hemorroides. Estas venas inflamadas también se conocen como «almorranas» y se localizan en la zona baja del recto o el ano. Tienden a causar dolor, sangrado rectal, entre otros síntomas que son bastante molestos.

Según un artículo publicado en Clinics in Colon and Rectal Surgery, la presencia de este problema de salud supone un impacto en la calidad de vida. Por fortuna, en la actualidad puede manejarse con una amplia variedad de tratamientos quirúrgicos y no quirúrgicos.

¿Qué son las hemorroides?

Se conoce como «hemorroides» a una condición anorrectal que se caracteriza por el agrandamiento sintomático o la hinchazón de las venas que se encuentran ubicadas en el ano y en la zona inferior del recto. También se distinguen como almohadillas submucosas vasculares que están a lo largo del canal anal.

En función de su ubicación, se habla de hemorroides externas (en la piel circundante al ano) y hemorroides internas (dentro del recto). Estas últimas, además, se clasificación de acuerdo al grado de prolapso.

  • De primer grado: cuando sobresalen hacia el canal anal, pero no prolapsan fuera del mismo.
  • De segundo grado: si prolapsan fuera del canal, pero disminuyen de manera espontánea.
  • Tercer grado: prolapsan fuera del canal y, además, requieren reducción manual.
  • De cuarto grado: son las más graves, pues no se pueden reducir.
¿Qué son las hemorroides?
Las hemorroides se clasifican en función de su ubicación. Además, pueden presentarse en diversos grados.

¿Cuáles son las causas de las hemorroides?

Hasta la fecha, la causa exacta de las hemorroides no está del todo clara. Por mucho tiempo se pensó que eran causadas por várices en la región anal, pero es una teoría que quedó descartada, ya que se determinó que las hemorroides y las varices anorrectales son condiciones diferentes. 

Entre tanto, una de las hipótesis más aceptadas es la del revestimiento deslizante del canal anal, que propone que las hemorroides se originan cuando los tejidos de soporte de los cojines anales sufren alteraciones o se deterioran. Partiendo de esto, se habla de hemorroides cuando las almohadillas anales sufren un desplazamiento anormal hacia abajo, lo que causa dilatación venosa.

Pero, ¿qué nos puede provocar hemorroides?

Como pasa con otras enfermedades, hay ciertos detonantes que nos pueden provocar hemorroides, o bien, aumentar el riesgo de padecerlas. Los más frecuentes son los siguientes:

  • Esfuerzo para evacuar los intestinos.
  • Permanecer sentados por mucho tiempo en el inodoro.
  • Sufrir episodios constantes de diarrea o estreñimiento.
  • Tener sobrepeso u obesidad.
  • Estar en etapa de embarazo, pues el peso del bebé aumenta la presión en la zona anal.
  • Practicar sexo anal.
  • Llevar una alimentación baja en fibra.
  • Hacer un sobreesfuerzo físico.
  • Envejecimiento, pues los tejidos de la zona tienden a debilitarse y estirarse.

Síntomas de las hemorroides

Tal y como lo explica un artículo publicado en World Journal of Gastroenterology, el síntoma más común de las hemorroides es el sangrado rectal asociado a la defecación. En cualquier caso, las manifestaciones clínicas pueden variar de acuerdo a la forma en que se presenta.

Las hemorroides externas tienden a provocar los siguientes síntomas:

  • Picazón e irritación anal.
  • Presencia de uno o más bultos duros y sensibles en la zona anal.
  • Sangrado.

Entre tanto, las hemorroides internas pueden provocar:

  • Sangrado al defecar (viene del recto y es indoloro).
  • Prolapso  (se trata de una hemorroide que sale de la zona anal y cuya forma es abultada).

Es importante señalar que cuando las hemorroides son internas, generalmente no provocan dolor, a menos que se dé un prolapso.

Mujer con estreñimiento
El dolor y el sangrado en la zona anal suelen alertar la presencia de hemorroides.

¿Cuál es el tratamiento para las hemorroides?

Para un adecuado tratamiento de las hemorroides es conveniente conocer qué las pudo provocar. En este sentido, es primordial acudir al médico para obtener un diagnóstico preciso. El profesional puede diagnosticar las hemorroides externas; en caso de hemorroides internas, las pruebas pueden ser las siguientes:

  • Examen digital: con el fin de detectar irregularidades, el médico inserta un dedo enguantado y lubricado en el recto.
  • Inspección visual: con elementos como el anoscopio, proctoscopio o sigmoidoscopio es posible examinar la parte inferior del colon para detectar las hemorroides.

Ahora bien, una vez confirmado el diagnóstico, se sugieren algunas medidas para reducir la sintomatología y acelerar la recuperación. Esto abarca lo que comentamos a continuación.

1. Hacer ajustes en la dieta

Con el fin de evitar el estreñimiento y los esfuerzos al ir al baño, es primordial hacer algunos ajustes en la alimentación. En este sentido, conviene incrementar el consumo de fuentes de fibra dietética, que contribuye a estimular las funciones intestinales.

Los alimentos que contiene fibra incluyen las siguientes opciones:

  • Aguacate.
  • Kiwi.
  • Semillas de lino.
  • Ciruelas.
  • Avena.
  • Vegetales de hojas verdes.
  • Cítricos.

También es primordial aumentar la ingesta de agua y bebidas saludables, y evitar el consumo de azúcares, alimentos procesados y alimentos picantes.

2. Hacer actividad física moderada

Por ningún motivo se debe hacer ejercicio de alto impacto físico. De hecho, en la medida posible, hay que evitar cargar objetos demasiado pesados. Sin embargo, no es bueno permanecer en el sedentarismo. Un poco de actividad física, durante 20 o 30 minutos, será positivo para el proceso de recuperación.

3. Usar medicamentos

En caso de dolor, los analgésicos de venta libre pueden ayudar. Asimismo, es conveniente usar medicamentos de uso tópico, supositorios con hidrocortisona o almohadillas con hamamelis. En médico puede orientar hacia otros fármacos de ayuda.

4. Tomar un baño de asiento

Los baños de asiento se sugieren cuando hay comezón o ardor anal. La Clínica Mayo sugiere sumergir la zona anal en agua tibia durante 10 o 15 minutos, 2 o 3 veces al día.

5. Evitar el uso de ropa ajustada

No hay evidencias que asocien el uso de ropa ajustada con la aparición de hemorroides. Aún así, su uso puede resultar incómodo ante este padecimiento. De hecho, afecta la irrigación sanguínea e interfiere en el proceso de recuperación. Por eso, se recomienda usar ropa holgada, preferiblemente de algodón.

Otros procedimientos para tratar las hemorroides

Como hemos comentado, hay muchos factores que pueden provocar las hemorroides. Por ello, las medidas comentadas no siempre funcionan. De ser así, hay otras posibles opciones de tratamiento que resultan útiles. A continuación, las detallamos.

  • Trombectomía de hemorroides externas: usada cuando se forma un coágulo sanguíneo doloroso (trombosis) dentro de una hemorroide externa.
  • Ligadura con banda elástica: su objetivo es debilitar la hemorroides para desprenderla en un periodo de una semana.
  • Inyección (escleroterapia): se aplica una solución química en el tejido afectado para reducirlo.
  • Intervenciones quirúrgicas: puede ser  una extirpación de hemorroides (hemorroidectomía) o un grapado de hemorroides.

¿Cómo evitar las hemorroides?

La mejor manera de evitar las hemorroides es asegurar una buena salud digestiva y una correcta eliminación de las deposiciones. Por lo tanto, es fundamental adoptar una alimentación sana y balanceada, abundante en fibra, agua y bebidas saludables. También es importante hacer ejercicio y evitar los sobreesfuerzos.

Consultar al médico es importante

La mayor parte de las veces, las hemorroides mejoran pronto sin tratamientos específicos. No obstante, es primordial acudir al médico para intervenirlas de forma adecuada. Asimismo, conviene poner en práctica las recomendaciones dietéticas comentadas. Evitar el estreñimiento es clave para evitar la reaparición de este problema.

Te podría interesar...
6 remedios caseros y naturales contra las hemorroides
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
6 remedios caseros y naturales contra las hemorroides

Conoce remedios naturales y caseros para aliviar las molestias de las hemorroides, como el dolor, la picazón y el ardor que causan.



  • Sun Z, Migaly J. Review of Hemorrhoid Disease: Presentation and Management. Clin Colon Rectal Surg. 2016;29(1):22-29. doi:10.1055/s-0035-1568144
  • Sanchez C, Chinn BT. Hemorrhoids. Clin Colon Rectal Surg. 2011;24(1):5-13. doi:10.1055/s-0031-1272818
  • Lohsiriwat V. Hemorrhoids: from basic pathophysiology to clinical management. World J Gastroenterol. 2012;18(17):2009-2017. doi:10.3748/wjg.v18.i17.2009
  • Thomson WH. The nature of haemorrhoids. Br J Surg. 1975 Jul;62(7):542-52. doi: 10.1002/bjs.1800620710. PMID: 1174785.
  • Pigot F, Siproudhis L, Allaert FA. Risk factors associated with hemorrhoidal symptoms in specialized consultation. Gastroenterol Clin Biol. 2005 Dec;29(12):1270-4. doi: 10.1016/s0399-8320(05)82220-1. PMID: 16518286.
  • Lohsiriwat V. Hemorrhoids: from basic pathophysiology to clinical management. World J Gastroenterol. 2012;18(17):2009-2017. doi:10.3748/wjg.v18.i17.2009
  • Yang J, Wang HP, Zhou L, Xu CF. Effect of dietary fiber on constipation: a meta analysis. World J Gastroenterol. 2012;18(48):7378-7383. doi:10.3748/wjg.v18.i48.7378