¿Es recomendable premiar las notas de tu hijo?

La motivación que ha de tener un niño para estudiar es importante. Sin embargo, existen opiniones encontradas acerca de si se deben premiar las notas o no.
Bernardo Peña

Escrito y verificado por el psicólogo Bernardo Peña.

Última actualización: 24 enero, 2022

Premiar las notas de los hijos se ha vuelto un acto habitual en muchos padres. Sin embargo, para los estudiantes debe representar su responsabilidad, ya que los estudios son obligatorios y gratuitos en esta etapa de la vida, con la finalidad de que se formen académicamente y en el futuro puedan encontrar un buen trabajo.

Los adultos tienen que evaluar si sus hijos han de ser recompensados o no. Sin duda alguna, todo esfuerzo de los estudiantes tiene que ser reconocido. Sin embargo, hay que ser muy cuidadosos en el momento de seleccionar la distinción que se le va a otorgar al niño o adolescente.

Por lo general, los padres subestiman la necesidad que tiene todo estudiante de demostrarse a sí mismo, y a los demás, lo que es capaz de hacer. Los hijos se llenan de regocijo al superar con éxito las dificultades y nada material puede sustituir esa emoción.

¿Se deben premiar las notas de los hijos?

Al premiar a los niño constantemente por sus excelentes notas, puede traer como consecuencia que, si no se continúa premiando su esfuerzo, el niño comience a bajar su rendimiento académico, obteniendo un efecto inverso de lo que se esperaba. Para que esto no suceda, a continuación, te damos las siguientes recomendaciones.

Niño con un libro leyendo.

Premiar las notas de tu hijo no debe ser una condición

Como padres, es recomendable hacer conciencia al momento de querer premiar las notas de los hijos. Se debe tomar en cuenta que si se les quiere otorgar un incentivo material, conviene revisar si se dispone de un presupuesto holgado.

Por otro lado, también hay que valorar si es pertinente hacerlo. ¿Realmente ha habido un esfuerzo y una superación? ¿Qué metas han conseguido los chicos?

Sin embargo, ofrecerles un regalo no puede ser una condición para que los niños obtengan buenas notas, ya que se puede convertir en un chantaje hacia los padres y solo de esta manera lograrán buenas notas posteriormente.

Reconocer el esfuerzo

Los padres son los responsable de la educación de los hijos. Por lo tanto, tienen que hacer un seguimiento de sus estudios, puesto que la inteligencia cognitiva es un factor muy complejo. Se debe valorar siempre el esfuerzo, el trabajo y la constancia. Y así lo evidencia este trabajo llevado a cabo por profesionales de la Universidad de Almería.

Si los padres tienen conciencia de que existen diferentes tipos de inteligencia, pueden entender que hay niños que comprenden la información más rápido que otros y que tienen que realizar menos esfuerzos que otros a la hora de estudiar.

Por lo tanto, si el tiempo que invierte tu hijo cuando está realizando sus deberes escolares es considerable y, sin embargo, no obtiene buenas notas, resultará conveniente evaluar qué está pasando. Además, hay que premiar la conducta del niño cuando hace sus mayores esfuerzos para lograr obtener un mejor rendimiento.

Premiar niño.

Motivación de forma inmaterial

Se ha considerado que, la mejor forma de incentivar al niño es hacerle conciencia del autoconocimiento. Él debe identificar sus fortalezas para lograr sus metas. Reconocer que los conocimientos adquiridos los va a poner en práctica en otras áreas.

Es importante halagar de forma verbal o con muestras de afecto al hijo en el momento en el que obtenga buenas notas, cuando se esfuerza o consigue otro logro, por mínimo que sea. Pero si se decide premiarlo, es importante que la recompensa no se convierta en una motivación para estudiar.

Por lo tanto, lo que debe primar es la propia motivación intrínseca por aprender y sacar buenas notas, pero sin caer en fieras competitividades. Y así lo señala este artículo publicado en la Revista Ciencias de la Salud.

Aspectos que hay que considerar sobre premiar las notas de los hijos

Realmente el valor de un estudiante no tiene que medirse por las calificaciones académicas. Sin embargo, la sociedad actual ha etiquetado de esta manera a los mejores alumnos. Sobre todo para ingresar a las universidades, toman en cuenta el mejor rendimiento académico, porque es un requisito.

Premiar a los hijos.

Esto trae como consecuencia que los padres hagan todo lo que pueden para que las notas de sus hijos sean excelentes. Y el recurso más utilizado para premiar las notas de los hijo son las cosas materiales. Pero recuerda que hay que tener cuidado, porque se puede obtener un resultado inverso, haciendo que el estudiante utilice este recurso como chantaje.

Sobre premiar las notas…

En conclusión, se puede mencionar que el trabajo del estudiante es estudiar y el de los padres es apoyarle en todo lo que necesite como estudiante y como persona.

Por lo tanto, siempre es mejor alentar con refuerzos afectivos y de autonomía, porque así se ayuda a reforzar su autoestima, bienestar personal y a desarrollar su personalidad. Así pues, demuéstrales a tus hijos lo orgulloso que estás de su rendimiento académico siempre que tengas la oportunidad.

Te podría interesar...
El refuerzo positivo en la educación de los hijos
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
El refuerzo positivo en la educación de los hijos

Educar a un hijo es una de las tareas más hermosas y desafiantes. Requiere paciencia y habilidad, pero con el refuerzo positivo es mejor.