¿Cómo reconocer los tumores en las uñas?

Los tumores en las uñas son un problema del que no se habla mucho. Aunque en la mayoría de los casos no deben generar ninguna preocupación, a veces también podrían ser una señal de cáncer.
¿Cómo reconocer los tumores en las uñas?
Leidy Mora Molina

Revisado y aprobado por la enfermera Leidy Mora Molina.

Escrito por Edith Sánchez

Última actualización: 22 octubre, 2022

Muchas personas no saben que es posible tener tumores en las uñas. A veces se confunden con ciertas imperfecciones y, por lo mismo, pueden pasar inadvertidos. De ahí la importancia de aprender a reconocerlos.

Los tumores en las uñas son más frecuentes de lo que se cree. Es habitual que no se les preste atención y esto es un error, porque también pueden ser malignos.

Muchas veces las anomalías quedan ocultas bajo el esmalte. Puede que no tengan una apariencia tan evidente y pasen por verrugas, callos o manchas sin importancia.

¿Cómo es un tumor?

Un tumor es una masa anormal por un aumento inadecuado del número de células. El tejido afectado se ve hinchado o distendido.

Se forma de manera gradual y al comienzo no es frecuente que se repare en él. Solo se nota cuando ya ha avanzado bastante.

Algunos tumores en las uñas son benignos y, por lo tanto, solo tienen incidencia en la estética. Otros pueden ser malignos.

En estos casos, tienen el potencial para extenderse, incluso a lugares distantes del cuerpo. O sea, pueden hacer metástasis.

Uno de los principales problemas con los tumores en las uñas es que no se detectan con facilidad. Casi todos tenemos 20 uñas y para identificar esas formaciones hay que revisarlas con cuidado, una a una. Ni los médicos ni los pacientes acostumbran a hacerlo.

Tipos de tumores en las uñas

Hay varios tipos de tumores en las uñas. Cada uno tiene sus propias características. Algunos requieren de atención inmediata, mientras que otros no tienen el potencial para causar inconvenientes.

Uñas rotas.
La revisión de las uñas no es algo que se suela incluir en los exámenes físicos, a menos que se sospeche un cuadro puntual.

Granuloma piógeno

El granuloma piógeno es una protuberancia rojiza, de superficie lisa y que a veces se ve húmeda. Su consistencia es blanda y puede sangrar con facilidad. Es muy habitual que aparezca después de un golpe en la uña y alrededor o debajo de esta.

Si son pequeños, suelen desaparecer por sí solos. Si no, se tratan con cirugía, electrocauterización, láser o cremas, aunque estas últimas no suelen ser tan eficaces como los demás abordajes. Pertenece a los tumores en las uñas que son benignos.

Fibroma ungueal o tumor de Köenen

El fibroma ungueal o tumor de Köenen tiene un crecimiento lento. Es de consistencia firme, del mismo color de la piel y aparece alrededor de la uña.

Cuando está presente en varios dedos se le asume como un síntoma de una enfermedad llamada esclerosis tuberosa, un trastorno genético raro. Este tumor se trata con cirugía.

Exostosis subungueal

La exostosis subungueal es un tumor que, como el nombre lo indica, aparece debajo de la uña. Surge en la punta del dedo y empuja la uña hacia arriba.

Esto hace que esta se desprenda o se deforme. Lo más habitual es que se presente en el primer dedo del pie.

Para el diagnóstico se requiere de una radiografía y se trata con cirugía. Es un tumor benigno.

Tumor glómico

Este es otro de los tumores en las uñas que son benignos. El tumor glómico aparece debajo de la uña y se ve como una mancha de color rojo-azulada.

Por lo general, causa un dolor intenso que se incrementa cuando el clima es frío. A veces, el dolor se intensifica con un mínimo contacto. También debe tratarse con cirugía.

Onicopapiloma

El onicopapiloma es uno de los tumores en las uñas más frecuentes, pero también de los que pasan más desapercibidos. Se ve como una franja que va desde la lúnula o cutícula hasta el borde libre de la uña.

Es de color blanquecino, rosado o marrón. En la parte cercana a la cutícula, debajo de la uña, suele aparecer un pequeño nódulo de color blanco-amarillento. Es benigno.

Onicomatricoma

Este es un tipo de tumor poco común. Se ve como una banda lineal amarillenta con engrosamiento en esa zona de la uña que también se curva.

Presenta hemorragia en astilla, la cual se ve como pequeñas líneas de color rojo oscuro. Es un crecimiento benigno que se trata con cirugía.



Quiste mixoide

El quiste mixoide se considera el más común de los tumores en las uñas. Se ve como una protuberancia blanda que a veces drena un líquido viscoso de manera espontánea.

Aparecen surcos o depresiones irregulares en la uña si el tumor comprime la matriz de la misma. Es muy habitual que esté asociado a artrosis en los dedos. Es benigno.

Queratoacantoma

Este es uno de los que crece con más rapidez. Se aloja debajo de la uña y aumenta aceleradamente.

En cuestión de semanas o meses puede dañar el hueso del dedo, pese a que es benigno. Lo indicado es tratarlo con cirugía.

Nevo melanocítico

El nevo melanocítico es una lesión que se ve como una banda longitudinal. También puede aparecer debajo de la uña y en este caso se ve como si fuera una mancha oscura. Aunque en principio es benigno, es importante vigilarlo y tomar nota de cualquier cambio que presente.

Melanoma

El melanoma es uno de los tumores en las uñas de carácter maligno. Se ve como una mancha negra debajo de la uña que luego se extiende a la piel que hay alrededor.

Se engrosa de manera paulatina y lo usual es que al comienzo no presente ningún síntoma. Es muy agresivo y requiere cirugía. A veces es necesaria la amputación y la quimioterapia.


Descubre más sobre El melanoma maligno


Carcinoma de células escamosas in situ

También se le conoce como enfermedad de Bowen y es poco común. Es un poco más frecuente en varones que están en la tercera y cuarta década vital.

Se ve como una lesión verrugosa debajo de la uña y a veces puede sangrar. Es uno de los tumores en las uñas que son malignos.

¿Cómo revisar las uñas?

Es conveniente revisar las manos y los pies de forma periódica para detectar alguna posible señal de tumores en las uñas. Lo más aconsejable es prestar atención a los siguientes signos:

  • Rayas oscuras. Por lo general, son marrones o negras. Pueden aparecer en cualquier uña, pero son más frecuentes en el dedo pulgar de la mano y el dedo gordo del pie.
  • Piel oscura cerca de la uña.
  • Uñas levantadas. Es como si la uña comenzara a separarse de la piel y puede ser señal de un tumor en la zona.
  • Uñas fragmentadas. Hay que prestar atención a las que se parten en dos.
  • Bultos o manchas debajo de las uñas.
  • Cambios en las estrías de las uñas.
  • Deformación de la uña.
  • Cambios de color en las uñas.
  • Dolor insistente debajo de la uña o alrededor de esta.

Cualquiera de esas señales debe observarse con cuidado. Lo más aconsejable es comentarlo con el médico, en especial si se trata de síntomas que parecen evolucionar con el tiempo.

Revisar sin alarmarse

La mayoría de los tumores en las uñas son benignos. Lo habitual es que no se realice ningún tratamiento frente a estos, a menos que causen molestias o representen incomodidad para la persona.

Teniendo en cuenta que los tumores en las uñas también pueden ser malignos, lo más aconsejable es no autodiagnosticarse, sino acudir a un dermatólogo. El profesional evaluará la situación y ofrecerá un diagnóstico confiable.

Te podría interesar...
¿Cuáles son los suplementos naturales para las uñas?
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
¿Cuáles son los suplementos naturales para las uñas?

Unas faneras quebradizas pueden ser signo de vejez, hongos o mala nutrición. Descubre qué suplementos naturales mejoran la salud de las uñas.



  • Castillo Castillo, A., & Doncel Pérez, C. (2013). Granuloma Piógeno. Presentación de un caso. Revista Habanera de Ciencias Médicas, 12(3), 322-328.
  • Rodríguez Castaño, M., Rayo Rosado, R., & Reina Bueno, M. (2015). Tumor de Köenen: Etiología, diagnóstico diferencial y tratamiento de elección.
  • Martin, B. (2013). Histopatología de la uña. Actas Dermo-Sifiliográficas, 104(7), 564-578.

Los contenidos de esta publicación se redactan solo con fines informativos. En ningún momento pueden servir para facilitar o sustituir diagnósticos, tratamientos o recomendaciones de un profesional. Consulta con tu especialista de confianza ante cualquier duda y busca su aprobación antes de iniciar cualquier procedimiento.