16 remedios caseros para combatir el acné

Los remedios caseros para combatir el acné pueden constituir una alternativa o un complemento de los tratamientos estéticos tradicionales. Sigue leyendo y te contamos cuáles son y en qué consisten.
16 remedios caseros para combatir el acné
Leidy Mora Molina

Revisado y aprobado por la enfermera Leidy Mora Molina.

Última actualización: 25 enero, 2022

Existe gran variedad de remedios caseros para combatir el acné, en los que se combinan ingredientes que podemos tener en casa. El aloe vera, la miel, la menta, el bicarbonato, las dietas bajas en grasas y hasta el ejercicio se cuentan entre las diversas alternativas.

Asimismo, los remedios caseros para combatir el acné tienen la ventaja de ser más económicos y sencillos de aplicar, en comparación con los tratamientos clínicos tradicionales. Y si bien estos últimos suelen ser eficaces, también son más costosos.

Recuerda que siempre debe mediar una consulta médica. Los casos graves de acné solo pueden ser abordados con ciertas combinaciones farmacológicas. De todas maneras, el especialista podría autorizarte a emplear algunos de estos complementos.

Conoce los remedios caseros para combatir el acné

Aunque no en todos los casos se cuenta con un respaldo científico sobre su eficacia, estos remedios caseros pueden ayudar a reducir los brotes o a mantener controlado el problema, así como a prevenir su aparición. Veamos.

1. Aloe vera

La planta de aloe vera es de amplio uso en la industria cosmética. El gel que se obtiene de la pulpa de sus hojas suele agregarse a cremas y lociones para la piel, así como a jabones, a champús y otros productos para el aseo personal.

Se le atribuyen grandes beneficios en el tratamiento de diversas afecciones de la piel. También se usa combinada con otras sustancias, como la tretinoína, demostrando ser eficaz para el acné vulgar, leve o moderado, según los estudios realizados al respecto.

Para aplicarlo, se toma una hoja de aloe vera, se raspa la corteza de la hoja y se usa el cristal (gel) para colocarlo directamente sobre la zona afectada. Es muy importante que la piel esté limpia.

Aloe vera para el acné.
La planta de aloe vera tiene diversas aplicaciones dermatológicas. El acné es solo una de las patologías que se pueden mejorar con ella.

2. Miel

Entre los diversos beneficios de la miel cabe mencionar que tiene propiedades antisépticas y antibacterianas, por lo que se considera adecuada para tratar infecciones. Y dado que las bacterias son el principal factor que agrava los barros y las espinillas, no es de extrañar que la miel se encuentre entre los remedios naturales para combatir el acné.

Puedes emplearla de varias maneras:

  • Haz un preparado con dos cucharadas de miel y una cucharadita de zumo de limón y extiéndelo sobre la zona afectada, dejando actuar 15 minutos; luego se lava con agua tibia.
  • También se puede aplicar la miel sola, directo sobre los granos, cubriendo luego la zona con una gasa o algodón; se deja así toda la noche.

3. Limón

Y ya que mencionamos al limón, este también es uno de los remedios caseros para combatir el acné. Según las investigaciones, el aceite de limón se puede utilizar como agente natural para problemas de la piel, debido a su actividad antioxidante y antimicrobiana.

Debes cortar un limón a la mitad. Luego lo frotas sobre el área afectada o lo exprimes, dejando caer algunas gotas.

También se puede colocar el zumo en un algodón, que luego se pasa por la piel. Se deja actuar por 10 minutos y se lava con agua tibia. Es importante evitar que caigan gotas de jugo en los ojos y exponerse al sol (para no manchar la piel).

4. Bicarbonato de sodio

Son diversas las propiedades y usos de esta sustancia. Hasta se habla de los beneficios del bicarbonato de sodio en el ejercicio.

Se considera que tiene propiedades antisépticas y antiinflamatorias. De manera particular, puede ayudar a combatir los granos y las espinillas, usándolo como un emplasto.

Se recomienda tomar una cucharada grande (10 gramos) de bicarbonato de sodio y mezclarla con agua en cantidad suficiente para obtener una mezcla homogénea y pastosa. Esta se debe aplicar sobre las partes afectadas con acné y dejarla por espacio de 10 minutos. Luego se retira y se lava bien la piel, con jabón neutro y agua fría.



5. Canela

En estudios se ha encontrado que la canela puede ser capaz de inhibir el crecimiento de cepas asociadas con el desarrollo del acné: Propionibacterium acnes, Staphylococcus epidermidis y Staphylococcus aureus.

La canela se puede usar sola o combinada con miel, en una proporción de dos cucharadas de miel y una cucharadita de canela. Unidas forman una pasta, la que se aplica al rostro por 10 a 15 minutos.

6. Té verde

El té verde es una infusión rica en polifenoles que también puedes usar como remedio casero para combatir el acné. Se considera que su principal antioxidante, la epigallocatequina-3-galato (EGCG), es un factor importante en la reducción del sebo y en la inhibicación del Propionibacterium acnes.

Hay cremas y lociones que contienen té verde, pero también es fácil de preparar en casa. Solo se deja el té en agua hervida, como una infusión común y corriente. Se aplica en la piel con algodón o con un rociador.

7. Aceite de árbol de té

Este es uno de los llamados aceites esenciales, que se extrae de Melaleuca alternifolia, una especie vegetal de Australia. Tiene propiedades antibacteriales y antiinflamatorias, razón por la que se puede usar el aceite de árbol de té en el tratamiento del acné.

Se aplica directamente, aunque es necesario diluirlo: una parte de aceite en nueve de agua. También está la opción de aplicar en un algodón y colocarlo en la zona afectada.

8. Menta

Puedes combatir el acné usando una mascarilla de menta. Aprovecha los beneficios antiinflamatorios y analgésicos naturales de esta planta.

El proceso es muy sencillo. Requieres 250 mililitros de agua y 15 gramos de hojas de menta. Se ponen las hojas a macerar en el agua tibia hasta que reblandezcan. Se machacan en un mortero hasta formar una pasta. Aplicas sobre la zona afectada directamente y dejas durante 15 minutos. Luego enjuagas la piel.



9. Vinagre de sidra de manzana

El vinagre de sidra de manzana contiene ácidos orgánicos, los cuales ayudan a combatir diversos tipos de bacterias; incluso aquellas relacionadas con el acné. No obstante, debe usarse con precaución y diluido, ya que puede resultar irritante. Solo se deja unos 15 segundos en la piel y se lava con agua abundante.

Vinagre de manzana para combatir el acné.
El vinagre de sidra de manzana es irritante. Hay que usarlo con precaución en la piel y no dejarlo actuar más de 15 segundos.

10. Agua de hamamelis

Hamamelis virginiana (también llamada castaño de brujas) es una especie típica de América del Norte. Se considera que contiene taninos con propiedades antibacterianas y antiinflamatorias.

A partir de su corteza y sus hojas se procesa un tópico, usado como producto natural o como base en cosméticos. Se le atribuyen beneficios para tratar afecciones de la piel, desde la caspa hasta el eccema, aunque la investigación al respecto es más bien escasa.

Como tratamiento casero para combatir el acné se recomienda tomar una cucharada de corteza de hamamelis mezclada con una taza de agua. Luego de hervir, se cocina a fuego lento durante 10 minutos. Se deja reposar para colarla. La aplicación de la mezcla se hace con un algodón, 1 o 2 veces al día.

11. Exfoliación casera

La exfoliación puede ayudar con el tratamiento del acné, ya que elimina células muertas y otras impurezas que obstruyen los poros. Actualmente hay una amplia variedad en cuanto a procedimientos y productos para exfoliar.

Pero también puedes hacerlo de manera casera, usando sal o azúcar mezcladas a partes iguales con aceite de coco. Con esto se frota suavemente la piel. Ayúdate con un guante de crin y lava bien.

12. Suplementos de zinc

Con respecto al papel este mineral se han realizado diversos estudios. En tal sentido, se considera que las personas con acné tienden a mostrar niveles relativamente bajos de la sustancia, por lo que tomar suplementos de zinc (30 a 45 miligramos) podría ayudar a reducir el problema.

13. Omega 3

Además de los beneficios relacionados con los niveles de colesterol y la salud cardiovascular en general, los ácidos grasos omega 3 inciden en los factores de inflamación crónica, lo que ayudaría a reducir el acné. Se pueden obtener consumiendo pescados (salmón, sardinas, anchoas), así como frutos secos (nueces) y semillas de chía o de lino.

14. Dieta

La relación entre la alimentación y el acné sigue siendo objeto de debate. Se recomienda una dieta con poca carga glucémica, evitando alimentos procesados, harinas y azúcares refinados.

15. Ejercicios

Otro tema sobre el cual se considera que hace falta más investigación es la influencia del ejercicio en el acné. No obstante, es indudable que la actividad física incide en la circulación sanguínea y en la regulación hormonal, así como en el metabolismo de las grasas.

16. Manejo del estrés

Aun cuando no hay un consenso total entre los investigadores, algunos estudios sugieren que el estrés, si bien no es la causa, sí puede empeorar al acné. Las hormonas liberadas durante situaciones estresantes aumentarían la producción de sebo y la respuesta inflamatoria.

Por lo tanto, entre los remedios caseros para combatir el acné debemos considerar todo aquello que podamos hacer para reducir el estrés. Esto incluye un descanso regular, participar en actividades de esparcimiento, hacer ejercicio, aplicar técnicas de meditación y relajación.

Precaución con los remedios caseros para el acné

Cuando es leve, los tratamientos caseros para combatir el acné suelen funcionar. Sin embargo, en casos más severos no deben considerarse como la primera o la única opción, sino solo un complemento.

Por otra parte, el hecho de que sean caseros no significa que sean totalmente inocuos, carentes de riesgos o de efectos secundarios. De este modo, si notas alguna reacción alérgica, debes suspenderlos de inmediato.

Te podría interesar...
¿Qué es el acné quístico?
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
¿Qué es el acné quístico?

El acné quístico es la variante más agresiva del acné. Se presenta en la cara generando bultos en la piel que se inflaman y duelen.



  • Acuña de la Rosa  J, Altamar Castro G, Oñoro Vargas P. Acné y estrés: Una problemática común entre los estudiantes de medicina. Cúcuta, Colombia: Universidad Simón Bolívar, 2020.
  • Baldwin H. Oral antibiotic Treatment Options for acne vulgaris. J Clin Aesthet Dermatol. 2020; 13(9): 26-32.
  • Dréno B, Dagnelie M, Khammari A, Corvec S. The skin microbiome: a new actor in inflammatory acne. Am J Clin Dermatol. 2020; 21 (suppl. 1): 18-24.
  • Jung G, Tse J, Guiha I, Rao J. Prospective, randomized, open-labe trial comparing the safety, efficacy, and tolerability of an acne treatment regimen with and whithout a probiotic supplement and minocycline in subjects with mild to moderate acne. J Cutan Med Surg. 2013; 17(2): 114-122.
  • López-Ybarra R. Nuevos tratamientos en acné. El Farmacéutico. 2021; 605: 27-34.
  • Kurokawa I, Nakase K. Recent advances in understanding and managing acne.  F1000 Faculty. 2020; 29(9): doi: 10.12688/f1000research.25588.1.
  • Vargas Argote RC. Tratamientos para el acné según su patogénesis y diagnóstico. Innovación Estética. 2021; 2(2): 18-42.