5 remedios naturales para la epilepsia: complementos fáciles y efectivos

Los remedios naturales sirven de apoyo contra las crisis de epilepsia. Si bien no remplazan los medicamentos, su consumo regular dentro de un estilo de vida saludable puede contribuir con el bienestar.
5 remedios naturales para la epilepsia: complementos fáciles y efectivos
Nelton Abdon Ramos Rojas

Revisado y aprobado por el médico Nelton Abdon Ramos Rojas.

Última actualización: 06 enero, 2023

Los remedios naturales para la epilepsia pueden complementar los efectos del tratamiento médico para prevenir las crisis. Gracias a sus propiedades y nutrientes, contribuyen a mejorar la calidad de vida de los pacientes.

La enfermedad afecta las funciones del sistema nervioso y, como consecuencia, produce ataques repentinos de corta duración. En particular, ocurre por un aumento de la actividad eléctrica de las neuronas en alguna parte del cerebro, lo cual se repite con cierta frecuencia.

No obstante, en la actualidad hay medicamentos y procedimientos quirúrgicos que pueden disminuir los ataques en la mayoría de los casos. Por lo que un buen tratamiento, acompañado de un estilo de vida saludable y algunas soluciones caseras, promueven el bienestar.

¿Sabes cómo prepararlas? A continuación, te compartimos los mejores remedios naturales para la epilepsia.

¿Cuáles son las causas de la epilepsia?

Qué es la epilepsia

Según un artículo publicado por la Revista de la Facultad de Medicina de México, las causas principales de los problemas de epilepsia son de carácter neurológico. Sin embargo, ciertos casos pueden explicarse por razones psicológicas y físicas.

Los factores de riesgo y desencadenantes de la enfermedad incluyen:

  • autismo
  • meningitis
  • encefalitis viral
  • parálisis cerebral
  • convulsiones en la infancia
  • derrame cerebral reciente
  • anormalidades genéticas
  • alcoholismo severo
  • deficiencia de oxígeno en el feto
  • traumatismos en la cabeza
  • presencia de tumores cerebrales
  • desarrollo de la enfermedad de Alzheimer
  • desnutrición severa en el embarazo
  • ataque del corazón y enfermedades cardiovasculares graves
  • fallos en el funcionamiento de las neuronas o neurotransmisores
  • infección parasitaria del cerebro (neurocisticercosis)

Los expertos clasifican la condición en función de sus características etiológicas. Así, se distingue la epilepsia adquirida, la epilepsia idiopática y la epilepsia de origen genético o del desarrollo.

Síntomas de la epilepsia

Debido a que la epilepsia ocasiona una interferencia en la actividad del cerebro, las crisis pueden perjudicar cualquier proceso que esté coordinado por este órgano.

Por otro lado, los síntomas varían de acuerdo al tipo de convulsión, pero no tienen cambios importantes entre un episodio y otro.

Los más comunes, según los especialistas, son:

  • incontinencia urinaria
  • confusión temporal
  • pérdida del conocimiento
  • hormigueo repentino
  • dificultades de concentración
  • sensación de miedo, ansiedad o déjà vu
  • movimientos espasmódicos incontrolables de brazos y piernas

Tipos de epilepsia

La Liga Internacional contra la Epilepsia (ILAE) clasifica los tipos de crisis epilépticas en tres tipos: de inicio focal, de inicio generalizado y de inicio desconocido. Estos, a su vez, cuentan con subtipos. Las focales de dividen conciencia/alteración de la conciencia, inicio motor, inicio no motor, convulsiones focales y tónico-clónicas bilaterales.

Por su parte, las generalizadas hacen lo propio con convulsiones motoras (tónico-clónicas, espasmos clónicos, tónicos, mioclónicos, mioclónicos-tónico-clónicos, miotónicos-atónicos, atónicos y epilépticos) y no motoras (mioclonía típica, atípica, mioclónica y palpebral). Todo esto nos es útil para entender la complejidad y la variedad de las crisis epilépticas.



5 remedios naturales para la epilepsia

Todos los casos requieren de una vigilancia médica continua y una medicación apropiada para el tipo de convulsión. De lo contrario, se pone en riesgo la salud del paciente.

Según algunas creencias, existen algunos remedios naturales para la epilepsia que si bien no tratan la enfermedad, pueden servir como apoyo a la hora de prevenir las crisis, calmar la ansiedad y otros síntomas.

Por supuesto, antes de tomar cualquier remedio, es imprescindible consultar con el médico. Además de contar con su autorización es importante tener muy en cuenta sus indicaciones.

1. Infusión de corteza de tilo

Tilo

Algunas personas creen que las propiedades sedantes de la corteza de tilo ayudan a relajar el sistema nervioso.

Asimismo, una investigación llevada a cabo por estudiantes de una Universidad de México encontró que la tila contribuía a controlar la hipertensión, lo que ayudaría en los episodios de epilepsia.

No obstante, para un consumo seguro, solo se recomienda su ingesta cada 3 días.

Ingredientes

  • 1 cucharada de corteza de tilo (15 g)
  • 1 taza de agua hirviendo (250 ml)

Preparación

  • Primero, agrega la cucharada de corteza de tilo en una taza de agua hirviendo.
  • Luego tapa la infusión, déjala reposar 10 minutos para después colarla.

Modo de consumo

  • Bebe la infusión a sorbos, preferiblemente antes de irte a la cama.

2. Té de valeriana, uno de los remedios naturales para la epilepsia

Un estudio publicado en 2010 por la Revista Biomédica señala que la valeriana contiene isovaleramida (principio que actúa sobre el sistema nervioso central como un anticonvulsivo). De esta forma, tiene propiedades relajantes y sedantes, que contribuyen a calmar la ansiedad. Además, es beneficiosa para tratar el insomnio o cualquier problema de sueño.

Ingredientes

  • 1 cucharada de valeriana (15 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

Preparación

  • Vierte la valeriana en una taza de agua y ponla a hervir, a fuego bajo, durante 5 minutos.
  • Después tapa la infusión, déjala refrescar y cuélala.

Modo de consumo

  • Ingiere una taza de infusión a media tarde, durante una semana.
  • Descansa otras dos semanas y retoma el tratamiento.


3. Alcohol de artemisa

Un experimento desarrollado por varios investigadores del Instituto de Neurología y Neurocirugía de la Habana encontró que los extractos orgánicos de la artemisa contienen principios activos que benefician la salud nerviosa y cerebral; lo que sería de utilidad para los casos de epilepsia.

Aunque se puede adquirir listo en tiendas naturistas, también hay formas sencillas de elaborarlo en casa.

Ingredientes

  • 1 cucharada de artemisa seca desmenuzada (15 g)
  • ¼ de taza de alcohol de 60º (60 ml)

Preparación

  • Agrega la planta desmenuzada en un frasco y cúbrela con el alcohol.
  • Déjala macerar durante 10 días y cuélalo.

Modo de consumo

  • Toma entre 5 y 10 gotas al día, cada tres días.

4. Té de hierba mora

Infusión

En algunas partes de Nigeria se usaba esta planta para tratar la epilepsia en la medicina tradicional.

En la actualidad, un estudio publicado en 2008 por African Health Science justificó esta creencia al disminuirse las convulsiones inducidas en pollos y ratas. No obstante, a día de hoy, los expertos señalan que es necesario seguir realizando investigaciones al respecto en seres humanos.

Ingredientes

  • 1 cucharadita de hierba mora (8 g)
  • 2 tazas de agua (500 ml)

Preparación

  • Agrega la hierba mora y el agua en una olla.
  • Luego cuécela durante 10 minutos, a fuego bajo.

Modo de consumo

  • Divide la bebida para 2 o 3 tomas al día.

5. Té de hojas de naranjo, uno de los remedios naturales para la epilepsia

Al igual que otras bebidas naturales relajantes, el té de hojas de naranjo reduce la hiperactividad del sistema nervioso gracias a sus efectos sedantes.

Así, un estudio desarrollado por varios investigadores de la Universidad Estatal de São Paulo encontró que, aunque este remedio no detenía las convulsiones, sí es una solución efectiva para problemas de insomnio o nerviosismo, los cuales se asocian a las crisis de epilepsia.

Ingredientes

  • 1 cucharada de hojas y flores de naranjo amargo (15 g)
  • 2 tazas de agua (500 ml)

Preparación

  • Primero añade el naranjo amargo en una olla y cúbrelo con las tazas de agua.
  • A continuación, deja que hierva 10 minutos (a fuego mínimo).

Modo de consumo

  • Distribuye la bebida para hacer 3 o 4 tomas al día.

7 consejos básicos para prevenir ataques epilépticos

Reiteramos que los remedios naturales para la epilepsia no sustituyen la terapia principal, tampoco te ayudarán a «curar» la afección. Sus efectos son ante todo modestos, y en todo caso su carácter es preventivo. Puedes acoplarlos con los siguientes consejos para prevenir crisis de epilepsia:

  1. Toma los fármacos recetados de acuerdo con las indicaciones de los expertos (frecuencia, hora y demás).
  2. Elimina la ingesta de alcohol (se sabe que su exceso puede desencadenar exacerbaciones de las crisis).
  3. Evita el uso de sustancias como drogas recreativas.
  4. Cuida tu horario del sueño.
  5. Cuida tu horario para comer (evita cambios bruscos del horario, y ten a la mano glucosa de acción rápida su padeces de diabetes).
  6. Evita la exposición a luces intermitentes.
  7. Evita exponerte a sonidos o ruidos intensos.

Estos consejos se deben acoplar con las sugerencias que te da el especialista. No te descuides un solo milímetro, en especial cuando no tienes una crisis desde hace meses o años. Esto último es muy común, ya que los pacientes dan por sentado que han superado por completo la condición.

Consulta con el médico estos remedios naturales para la epilepsia

Recuerda que debes consultar al médico antes de emplear cualquier método natural para complementar el tratamiento de la epilepsia.

Aunque sus efectos son beneficiosos, los expertos recomiendan saber si alguno de los ingredientes puede tener reacciones desfavorables con los medicamentos recetados.

Te podría interesar...
La vigabatrina en el tratamiento de la epilepsia
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
La vigabatrina en el tratamiento de la epilepsia

La vigabatrina es un fármaco antiepiléptico que mejora las crisis convulsivas pero que debe usarse con cuidado por sus reacciones adversas irrevers...




Los contenidos de esta publicación se redactan solo con fines informativos. En ningún momento pueden servir para facilitar o sustituir diagnósticos, tratamientos o recomendaciones de un profesional. Consulta con tu especialista de confianza ante cualquier duda y busca su aprobación antes de iniciar cualquier procedimiento.