12 remedios naturales para la ansiedad

Ekhiñe Graell·
02 Septiembre, 2020
La ansiedad es un problema muy común hoy en día. Sin embargo, es posible combatirla; por ejemplo, el ejercicio regular te puede ayudar a sentirte mejor.

Si padeces ansiedad de manera recurrente, es conveniente que acudas a tu psiquiatra o psicólogo de referencia. El profesional te recomendará el mejor tratamiento para tu caso.

Complementariamente y nunca como sustitutivo del mismo, te traemos algunos remedios naturales para la ansiedad, que pueden contribuir a disminuirla. Consulta al especialista antes de consumirlos.

12 remedios naturales contra la ansiedad

Estos remedios naturales podrían ser de ayuda para mitigar los síntomas de ansiedad. Echa un vistazo:

1. Manzanilla para la ansiedad

Si tienes un momento de nerviosismo, una taza de té de manzanilla podría ayudar a calmarte. Así lo confirman estudios como el publicado en 2013 en la revista Journal of Clinical Psychopharmacology, que expone que la manzanilla puede tener una actividad ansiolítica moderada en pacientes con TAG (Trastorno de Ansiedad Generalizada) leve o moderado.

2. Té verde

Te verde (2)

El té verde podría ser de ayuda para manejar el estrés y la ansiedad. En concreto, según investigadores de la Universidad de Camberra, en Australia, esto sería gracias a la L-teanina, un compuesto del té verde que podría ayudar a reducir el estrés y la ansiedad en personas expuestas a situaciones estresantes.

3. Lúpulo

Sí, se encuentra en la cerveza, pero no obtendrás los beneficios calmantes en una de estas bebidas. El compuesto sedante que se encuentra en el lúpulo es un aceite volátil, por lo que contiene extractos y tinturas que se pueden usar en la aromaterapia. El lúpulo se utiliza a menudo como un sedante para promover el sueño, según la investigación al respecto.

4. Valeriana para la ansiedad

La valeriana, una planta medicinal para tratar el insomnio

La valeriana es una hierba que se utiliza normalmente para combatir el insomnio. La valeriana huele desagradable, así que la mayoría de las personas la toman en cápsulas. Esta planta se combina a menudo con otras hierbas sedantes como el lúpulo, la manzanilla y el bálsamo de limón.

Gracias a su composición en valepotriatos, la valeriana podría tener un efecto ansiolítico sobre los síntomas psíquicos de la ansiedad, aunque se necesita más investigación al respecto.

5. Ejercicio

El ejercicio es seguro y bueno para el cerebro, además de un poderoso remedio contra los síntomas de la depresión y la ansiedad, tanto a corto como a medio y a largo plazo. Si haces ejercicio con regularidad, verás reforzada tu autoestima y te sentirás mejor contigo mismo. 

Te puede interesar: Descubre los beneficios de hacer ejercicios sostenidos

6. Pasiflora

pasiflora

Esta flor es otra de las plantas que se utiliza para paliar los síntomas de ansiedad. En concreto, se ha demostrado su efectividad para paliar los síntomas del trastorno de ansiedad generalizada. Recuerda consultar con el especialista.

7. Lavanda

El aroma embriagador de la lavanda tiene propiedades relajantes. Esto se ha visto especialmente en clínicas odontológicas, donde el aroma de lavanda reduce la ansiedad en los pacientes del dentista.

8. Respiración profunda

La respiración del yoga podría ser eficaz en la reducción de la ansiedad, según apunta la investigación al respecto. Una razón por la que funciona es, sencillamente, que uno no puede respirar profundamente y estar ansioso al mismo tiempo.

Para hacer una respiración profunda, exhala por completo por la boca, luego inhala por la nariz mientras cuentas hasta cuatro. Aguanta la respiración durante un conteo de siete; luego, lo dejas escapar lentamente por la boca, contando hasta ocho. Repetir esto al menos dos veces al día.

9. Si tienes hambre, come

Nueces

Por lo general, la gente suele estar más ansiosa e irritable cuando tiene hambre. Cuando uno tiene un ataque de ansiedad, puede significar que su azúcar en la sangre está bajando. Lo mejor para remediarlo es tener un aperitivo como un puñado de nueces o un trozo de chocolate negro, junto con un vaso de agua o una buena taza de té caliente.

10. Desayuno

Muchas personas con trastornos de ansiedad se saltan el desayuno. Sin embargo, lo ideal es que la gente desayune.

Lee también: 7 reglas para un desayuno saludable

11. Omega-3 para la ansiedad

Según investigaciones como la publicada en 2011 en la revista Brain, Behavior and Immunity, la suplementación de omega-3 se ha visto relacionada con una reducción de los síntomas de ansiedad.

Los peces de agua fría como el salmón son las mejores fuentes de ácidos grasos; asimismo, las anchoas y las sardinas también tienen una gran cantidad de estos ácidos grasos.

12. Calentar el cuerpo

¿Alguna vez te has preguntado por qué se siente uno tan relajado después de un sauna o baño turco? El motivo es que calentar nuestro cuerpo podría reducir la tensión muscular y la ansiedad, aunque no hay evidencias concluyentes al respecto.

En resumen, los remedios que te hemos presentado podrían serte de ayuda para paliar los síntomas de ansiedad. Consulta con tu psicólogo o psiquiatra si tienes alguna duda.

  • Portman, M. E., Riskind, J. H., & Rector, N. A. (2012). Generalized Anxiety Disorder. In Encyclopedia of Human Behavior: Second Edition. https://doi.org/10.1016/j.sna.2003.11.041
  • Foose, T. E. (2014). Anxiety. In Encyclopedia of the Neurological Sciences. https://doi.org/10.1016/B978-0-12-385157-4.01080-0
  • Paulus, M. P., & Stein, M. B. (2006). An Insular View of Anxiety. Biological Psychiatry. https://doi.org/10.1016/j.biopsych.2006.03.042
  • Mancini, E., Beglinger, C., Drewe, J., Zanchi, D., Lang, U. E., & Borgwardt, S. (2017). Green tea effects on cognition, mood and human brain function: A systematic review. Phytomedicine. https://doi.org/10.1016/j.phymed.2017.07.008
  • Lindwall, M., Gerber, M., Jonsdottir, I. H., Börjesson, M., & Ahlborg Jr, G. (2014). The relationships of change in physical activity with change in depression, anxiety, and burnout: A longitudinal study of Swedish healthcare workers. Health Psychology, 33(11), 1309.
  • Akhondzadeh, S., Naghavi, H. R., Vazirian, M., Shayeganpour, A., Rashidi, H., & Khani, M. (2001). Passionflower in the treatment of generalized anxiety: A pilot double‐blind randomized controlled trial with oxazepam. Journal of clinical pharmacy and therapeutics, 26(5), 363-367.
  • Lehrner, J., Marwinski, G., Lehr, S., Johren, P., & Deecke, L. (2005). Ambient odors of orange and lavender reduce anxiety and improve mood in a dental office. Physiology & Behavior, 86(1-2), 92-95.
  • Amsterdam, J. D., Li, Y., Soeller, I., Rockwell, K., Mao, J. J., & Shults, J. (2009). A randomized, double-blind, placebo-controlled trial of oral Matricaria recutita (chamomile) extract therapy of generalized anxiety disorder. Journal of clinical psychopharmacology, 29(4), 378.
  • Williams, J. L., Everett, J. M., D’Cunha, N. M., Sergi, D., Georgousopoulou, E. N., Keegan, R. J., ... & Naumovski, N. (2020). The effects of green tea amino acid L-theanine consumption on the ability to manage stress and anxiety levels: a systematic review. Plant Foods for Human Nutrition, 75(1), 12-23.
  • Sánchez, C. L., Franco, L., Bravo, R., Rubio, C., Rodríguez, A. B., Barriga, C., & Cubero, J. (2010). Cerveza y salud, beneficios en el sueño. Revista Española de Nutrición Comunitaria, 16(3), 160-163.
  • Andreatini, R., Sartori, V. A., Seabra, M. L., & Leite, J. R. (2002). Effect of valepotriates (valerian extract) in generalized anxiety disorder: a randomized placebo‐controlled pilot study. Phytotherapy Research: An International Journal Devoted to Pharmacological and Toxicological Evaluation of Natural Product Derivatives, 16(7), 650-654.
  • Ferreira-Vorkapic, C., & Rangé, B. (2010). Mente Alerta, Mente Tranquila:¿ constituye el yoga una intervención terapêutica consistente para los trastornos de ansiedad?. Revista Argentina de Clínica Psicológica, 19(3), 211-220.
  • Kiecolt-Glaser, J. K., Belury, M. A., Andridge, R., Malarkey, W. B., & Glaser, R. (2011). Omega-3 supplementation lowers inflammation and anxiety in medical students: a randomized controlled trial. Brain, behavior, and immunity, 25(8), 1725-1734.