7 remedios naturales para tratar los hongos

Las infecciones por hongos son muy persistentes cuando colonizan nuestros tejidos. Para tratarlo debemos aplicar con constancia el tratamiento indicado por el médico, además de aplicar algunos remedios naturales.
Sergio Alonso Castrillejo

Revisado y aprobado por el farmacéutico Sergio Alonso Castrillejo.

Escrito por Martín Perez

Última actualización: 08 abril, 2022

La presencia de hongos es una de las afecciones más molestas que pueden aparecer. Son más habituales cuando se pasan por alto algunas prevenciones higiénicas. Sin embargo, en determinados entornos es normal que surjan. Por eso te traemos 7 remedios naturales para tratar los hongos que podrás preparar de forma fácil en casa.

¿Qué son los hongos?

onicomicosis
Los hongos tienen una increíble capacidad de adaptación, aunque la humedad suele ser su requisito principal.

Los hongos son organismos vivos pertenecientes al reino fungi. Es decir, no son ni animales ni plantas. Tienen la capacidad de adaptarse a casi cualquier superficie con total facilidad y de reproducirse a través de esporas. El medioambiente contribuye a esparcir esas esporas por doquier a cada segundo.

Por este motivo pueden ser inhaladas o entrar en contacto con el cuerpo con facilidad, así que los principales órganos afectados suelen ser los pulmones y la piel.

Sin embargo, la mayoría de ellos no llegan a afectar ni causar infecciones. Esto puede suceder con mayor probabilidad en personas con el sistema inmunitario debilitado o con la implantación de prótesis o válvulas (por procedimiento médico).

En general afectan la piel, las uñas, los genitales o la boca y raras veces se propagan de persona a persona. Sus síntomas más habituales son los siguientes:

  • Manchas blancas, rojas o marrones en la piel.
  • Hormigueo e irritación de la piel.
  • Pie de atleta: resquebrajamiento, dolor y escozor entre los dedos de los pies.
  • En las uñas: engrosamiento, cambios de color (blanco, amarillo o marrón), fragilidad, descamación, olor desagradable.
  • En los genitales: picor, dolor, inflamación, enrojecimiento.

¿Cómo tratar los hongos de forma natural?

Cuando se produce una infección por hongos en el cuerpo, esta debe ser tratada. La presencia de los hongos en la naturaleza es normal, pero en el organismo corporal puede ser significado de infecciones o problemas mayores.

Aunque hay micosis que solo deben ser tratadas bajo la estricta vigilancia médica, algunos remedios caseros pueden ayudarnos a complementar el tratamiento indicado. En este artículo te presentamos cinco de ellos, que puedes hacer de forma sencilla, rápida y económica.

1. Baño de vinagre blanco

El vinagre blanco es una sustancia que posee muchísimos beneficios para diversos propósitos corporales. Sus propiedades astringentes tienen la capacidad de deshacerse de la presencia de las esporas de forma progresiva. Solo se debe repetir la aplicación de forma continua. Sin embargo la evidencia sobre su efectividad solo es anecdótica.

Ingredientes

  • 200 mililitros de vinagre.
  • 500 miligramos de sal.
  • 20 gramos de flores aromáticas.

¿Qué debo hacer?

  • Verter en un recipiente el vinagre, la sal y las flores aromáticas.
  • Aguardar hasta que esté bien diluido.
  • Introducir en la mezcla la zona afectada o humedecer pañuelos con la sustancia
  • Frotar la zona en la que se encuentre el hongo.
  • Repetir el procedimiento al menos tres veces por semana.

2. Pomada de bicarbonato de sodio

bicarbonato de sodio
El bicarbonato crea un cambio de pH que puede alterar a los microorganismos existentes y tratar los hongos.

El bicarbonato de sodio posee magníficas cualidades antimicóticas y antibacterianas, por no mencionar sus bondades para la conservación de la belleza de la piel. Utilizar una pomada de este compuesto no solo te ayudará a eliminar los hongos, sino que te servirá de exfoliante.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de bicarbonato de sodio.
  • 100 mililitros de agua.

¿Qué debo hacer?

  • Mezclar el agua con el bicarbonato de sodio hasta obtener una especie de pasta.
  • Aplicar en la zona afectada y frotar por unos minutos.
  • Enjuagar con abundante agua y repetir al menos cuatro veces por semana.

3. Baño de sal

La gente suele asociar los baños de sal exclusivamente a una técnica para la relajación. Sin embargo, este puede ser una de las mejores herramientas para deshacerse de los hongos. La sal contribuye a la remoción de la piel muerta, una frecuente depositaria de los hongos.

Ingredientes

  • 200 gramos de sal.
  • 2 litros de agua.

¿Qué debo hacer?

  • Mezclar el agua y la sal hasta lograr una mezcla totalmente diluida.
  • Remojar las zonas afectadas durante aproximadamente 20 minutos.
  • Enjuagar con abundante agua.
  • Repetir al menos 3 veces en cada semana.

4. Zumo de limón

Zumo de limón
El zumo de limón tiene propiedades protectoras y antioxidantes para tratar los hongos.

Otra de las sustancias más efectivas para la remoción de los hongos es el limón. Sus cualidades astringentes evitan la reproducción de las esporas. Además, eliminan el agrietamiento ocasionado por los microorganismos.

Asimismo, el limón (y las frutas cítricas en general) contiene flavonoides. Estas sustancias se han investigado en los últimos años con éxito por sus actividades antifúngicas.

Ingredientes

  • 1 limón.

¿Qué debo hacer?

  • Extraer el jugo de limón.
  • Aplicar sobre las zonas afectadas con la ayuda de un algodón. También se puede partir el limón a la mitad y frotar sobre las partes lesionadas.
  • Pasados unos 10 minutos aclarar la zona con abundante agua tibia.
  • Repetir este procedimiento al menos 3 veces por semana.

Cuando se aplica este remedio hay que tener cuidado con la exposición al sol, pues podrían aparecer manchas en la piel.

5. Aceite de árbol de té

Es uno de los remedios más comunes para el tratamiento de hongos en la piel y en las uñas. Presenta importantes propiedades antisépticas y antifúngicas, por lo que tiene capacidades para eliminar los hongos en períodos muy cortos.

Ingredientes

  • Aceite de árbol de té.
  • Aceite de almendras, coco o oliva (aceite portador).

¿Qué debo hacer?

  • El aceite esencial de árbol de té se debe aplicar a través de un aceite portador. Mezclar una cucharada de este con dos o 3 gotas de la esencia.
  • Aplicar con la ayuda de un gotero o un algodón en la zona afectada.
  • Cubrir con una tela.
  • Dejar reposar hasta el día siguiente y luego enjuagar.

6. Más esencias para tratar los hongos: aceite de neem

Este aceite esencial, menos conocido que el del árbol del té, también posee propiedades antifúngicas y se ha usado de forma tradicional para tratar diversas condiciones relacionadas con la piel.

¿Qué debo hacer?

La forma más sencilla de usarlo es a través del aceite esencial, aplicado siempre junto un aceite portador. Se debe usar entre 2 y 3 veces al día hasta notar una mejoría en los hongos de la piel o las uñas. 

7. Aceite ozonizado

Las bondades del aceite de oliva para la salud son de sobras conocidas. En cambio, no destacan tanto sus posibles aplicaciones a nivel dermatológico. Sin embargo, este presenta un efecto preventivo de las infecciones en la piel quemada y una probada actividad antifúngica.

Más aún, en los últimos años se conoce que estas propiedades pueden reforzarse mediante la adición de ozono. Para estos fines terapéuticos es posible encontrar en el mercado algunos productos con aceites ozonizados que se pueden aplicar para mejorar los hongos en la piel o las uñas.

Consideraciones finales para tratar los hongos

Pies
Además de los tratamientos que apliquemos, debemos considerar nuevos hábitos higiénicos con los que prevenirlos.

Modificando algunos hábitos de nuestra higiene podemos evitar la aparición, e incluso, tratar los hongos en nuestro organismo. Algunas de estas medidas pasan por mantener la piel limpia y seca, usar ropa holgada y fabricada con fibras naturales, utilizar chanclas en duchas y piscinas públicas o la práctica de sexo seguro con protección.

Sin embargo, una vez que aparecen, tratarlos con remedios naturales debe ser complementario al tratamiento indicado por el médico.

Algunos hongos se adhieren con tal fuerza a la superficie, que sobrepasan la epidermis. Esto hace necesario acudir a tratamientos antimicóticos más penetrantes que los remedios hechos en casa. Ten en cuenta que el tratamiento micótico y el casero nunca serán excluyentes.

Asimismo es importante saber que el uso de aceites esenciales no está indicado en mujeres embarazadas, lactantes y en niños pequeños. Si el área a tratar son los genitales, o está cerca de la boca, los ojos o la nariz es importante aplicar cualquiera de los remedios con mayor cuidado.

Te podría interesar...
Cómo identificar si tienes hongos en los pies
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Cómo identificar si tienes hongos en los pies

Los hongos en los pies son infecciones micóticas que pueden provocar incómodos síntomas. Descubre cómo identificarlos y qué hacer para combatirlos.



  • Al Aboody M.S, Mickymaray S. Anti-fungal efficacy and mechanisms of flavonoids. Antibiotics Febrero 2020. 9 (2): 45.
  • Johnston C. S, Gaas C. A. Vinegar: medicinal uses and anti glycemic effect. Medscape General Medicine. Mayo 2006. 8 (2): 61.
  • Letscher-Bru V, Obszynski C. M, et al. Antifungal activity of sodium bicarbonate against fungal causing superficial infections. Mycopathologia. Febrero 2013. 175 (1-2): 153-8.
  • Mahmoud D. A., Hassanein N. M, et al. Antifungal activity of different neem leaf extracts and the nimonol against human pathogens. Brazilian Journal of Microbiology. Julio-Septiembre 2011. 42 (3): 1007-116.
  • Martinez Roig, A. (n.d.). Documento de consenso SEIP-AEPap-SEPEAP sobre la etiología, el diagnóstico y el tratamiento de las infecciones cutáneas micóticas de manejo ambulatorio. Pediatría Atención Primaria. Octubre-Diciembre 2016. 18 (72).
  • Mayo Clinic. Tea tree oil. Noviembre 2020.
  • Revankar S. J. Introducción a las infecciones por hongos. Manual MSD. Abril 2021.
  • Sánchez-Saldaña, L., Matos-Sánchez, R., & Kumakawa Sena, H. (2009). Infecciones micóticas superficiales. Dermatología Peruana, 19(3).
  • Ugazio E, Tullio V, et al. Ozonated oils as antimicrobial systems in topical applications. Their characterization, current applications, and advances in improved delivery. Molecules. Enero 2020. 25 (2): 334.