Repara las horquillas de tu cabello usando 7 tratamientos naturales

Hay diferentes alternativas para reparar las horquillas del cabello, sin necesidad de tener que cortar. Sigue leyendo y conoce cuáles son los mejores remedios naturales.
Repara las horquillas de tu cabello usando 7 tratamientos naturales

Última actualización: 22 septiembre, 2022

Si siempre dices: “no  hay manera de que mi peinado se mantenga, el pelo se va a todas partes y luce opaco y feo”; tal vez es hora de encargarse de esas terribles horquillas del cabello usando tratamientos naturales. ¿Quieres saber cómo?

En este artículo te proponemos 7 alternativas con ingredientes caseros para reparar las horquillas u horquetillas del cabello. Así podrás lucir una melena hermosa y saludable, y lo mejor: sin gastar demasiado.

Las horquillas del cabello: un problema común

Las puntas abiertas, horquetillas u horquillas del cabello son una alteración de las hebras, que suele generar molestias entre las mujeres, ya que el pelo se vuelve indócil y siempre parece que está desarreglado.

Las personas de cabello reseco tienden a sufrirlo más frecuentemente, ya que este tipo de pelo es más sensible a los factores que pueden ocasionar la apertura de las puntas: rayos solares, exposición a toxinas y deshidratación.

En la actualidad, se comercializan diversos productos para tratar este problema; además de los procedimientos de baño, alisado y otros que se aplican en los salones de belleza.

7 tratamientos naturales para reparar las horquillas del cabello

Por fortuna, también hay tratamientos naturales que ayudan a reparar las horquillas del pelo desde el hogar, para que tengas un cabello fuerte y abundante. En esta oportunidad queremos compartir contigo algunos de ellos.

1. Miel de abejas

La miel es uno de los mejores acondicionadores naturales para dejar el pelo brillante. Su riqueza en enzimas y antioxidantes puede ayudar a reparar las puntas quemadas y abiertas. Usándolo regularmente evitarás la caída del pelo y mantendrás hidratado.

Modo de empleo

  • Humedece tu cabello y aplícale abundante miel desde la mitad hacia las puntas.
  • Déjala actuar durante 30 minutos.
  • Enjuaga como de costumbre.
  • Repite el tratamiento 2 días a la semana.

2. Mayonesa

Mayonesa casera clásica para quitar las horquillas
Con un poco de mayonesa que encuentres en el hogar puedes tratar las horquillas del cabello. Eso sí: asegúrate de lavar bien el pelo.

La mayonesa es una salsa emulsionada fría a base de huevo entero y aceite vegetal. Contiene vitamina A, ácido fólico y minerales. Ha sido recomendada como mascarilla para reparar las horquillas del cabello así como para tratar el pelo quemado.

¿Cómo usar?

  • Separa el pelo seco en varios mechones.
  • Aplica una cantidad generosa de mayonesa, desde la mitad del cabello hacia las puntas.
  • Envuélvelo con un paño para conservar su humedad.
  • Espera 30 minutos y enjuaga con abundante agua.

3. Leche de coco

Las propiedades antioxidantes de la leche de coco hacen que sea un buen tratamiento para los problemas que afectan la belleza capilar, incluyendo reparar las horquillas del cabello.

Este ingrediente sella las puntos y regula el pH, ayudando en el tratamiento de diversos problemas del cuero cabelludo, lo que incluye disminuir la sequedad y controlar el exceso de producción de grasa.

¿Qué debes hacer?

  • Incorpora la leche de coco en una botella con atomizador y rocíala por todo el pelo, sobre todo en las puntas.
  • Tras cubrir por completo la melena, déjalo actuar 30 minutos y enjuaga.
  • Úsalo 3 veces a la semana para conseguir buenos resultados.

4. Vinagre de manzana

El vinagre de manzana es un tónico natural que ayuda a promover el crecimiento saludable mientras repara las horquillas del cabello dañadas y las puntas quebradizas. Sus ácidos naturales regulan el pH del cuero cabelludo y, de paso, detienen el crecimiento de los hongos que causan la caspa.

Ingredientes

  • ½ taza de vinagre de sidra de manzana (125 ml)

¿Qué debes hacer?

  • Vierte el vinagre de sidra de manzana en una botella con atomizador y rocía el producto por todo el cabello.
  • Deja que actúe 20 minutos y enjuaga.
  • Úsalo antes de lavar tu pelo con los productos habituales.

5. Manteca de karité

La manteca de karité se obtiene a partir los frutos de este árbol, típico de las sabanas africanas. Contiene ácidos grasos esenciales que ayudan a nutrir e hidratar el pelo seco y quebradizo, reparando las horquillas del cabello y reduciendo o retardando su aparición.

¿Qué debes hacer?

  • Toma una pequeña cantidad de manteca de karité, frótalo en las palmas de las manos y aplícalo sobre las puntas abiertas.
  • Deja que actúe toda la noche y enjuaga a la mañana siguiente con tu champú favorito.
  • Repite su uso, por lo menos, 3 veces a la semana.

6. Aguacate y aceite de oliva

Por sí solos, el aguacate y el aceite de oliva aportan beneficios para el tratamiento del cabello. Particularmente el aguacate es rico en grasas insaturadas, que proporcionan una hidratación intensa, fortaleciendo el pelo desde la raíz y ayudando en la regeneración capilar.

Cómo se hace y se aplica

  • Lo único que tienes que hacer es triturar un aguacate maduro con aceite de oliva, formando una pasta bien homogénea.
  • Úntalo de la mitad hacia las puntas.
  • Deja por treinta minutos y enjuaga.
  • Se usa una vez a la semana.

7. Huevo y aguacate

Las horquillas del cabello se quitan con aguacate
La consistencia cremosa del aguacate permite que pueda ser aplicado fácilmente por todo el cabello.

El huevo se considera uno de los mejores ingredientes para reparar el cabello por sus poderes hidratantes, concentrados en diversas vitaminas y minerales. Lo combinaremos con otro ingrediente poderoso que ya conocimos: el aguacate.

Ingredientes

  • Un aguacate maduro
  • Un huevo batido

Preparación

  • Pela el aguacate y retiras la semilla.
  • Lo colocas en un recipiente y lo trituras bien.
  • Aparte, bate un huevo.
  • Lo añades al aguacate, hasta formar una pasta compacta.

Aplicación

  • Aplica en el cabello, del medio hacia las puntas.
  • Deja actuar por 30 minutos.
  • Retira con agua tibia.
  • Lava como acostumbras.

Otras recomendaciones para el cabello con horquetillas

Aparte de reparar las horquillas del cabello con estos tratamientos naturales, hay otros cuidados que debes tener, para que dichos tratamientos perduren y no se agrave el problema. Toma en cuenta lo siguiente:

  • No estés tocando permanentemente las puntas del cabello con las manos sucias.
  • No laves o enjuagues el cabello con agua caliente.
  • Si vas a la piscina o a la playa, usa una mascarilla protectora.
  • No uses plancha con el cabello mojado.
  • Recoge el cabello si conduces con la ventana abierta o vas en motocicleta.

Cabello sin horquillas: como de salón de belleza

¿Tienes las puntas del pelo abiertas y secas? ¿Quieres reparar las horquillas del cabello usando tratamientos naturales? Elige ahora mismo cualquiera de los remedios mencionados e inclúyelo en tu rutina, para corregir cuanto antes este problema. Podrás lucir un cabello hermoso, sin horquillas, como si acabaras de salir del salón de belleza.

Te podría interesar...
7 mascarillas para tener un cabello brillante y sedoso
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
7 mascarillas para tener un cabello brillante y sedoso

A continuación te contamos cuáles son las 5 mejores mascarillas para tener un cabello brillante y sedoso en poco tiempo y sin complicaciones.



  • Álvarez García S. Impacto negativo en la salud del cuero cabelludo y el cabello en procedimiento de alisado permanente en salones de belleza del Municipio de Nueva Concepción Escuintla. Guatemala: Universidad Galileo, 2018.
  • Arroyo Martínez I. Acondicionadores y sus principios cosméticos para el tratamiento del cabello dañado. Madrid: Universidad Complutense, 2016.
  • Bansal M, Budhiraja U, Bansal H. Contemporary pursuits of vinegar from scullery to dermatology. International Journal of Research in Dermatology. 2020; 6(5): 708.
  • Torres E, Arenas R, Atoche-Diéguez C. Infecciones causadas por el género Malassezia. Med Cutan Iber Lat Am 2008;36(6):265-284.

Los contenidos de esta publicación se redactan solo con fines informativos. En ningún momento pueden servir para facilitar o sustituir diagnósticos, tratamientos o recomendaciones de un profesional. Consulta con tu especialista de confianza ante cualquier duda y busca su aprobación antes de iniciar cualquier procedimiento.