14 señales que te indican un nivel de cortisol alto

El cortisol es una hormona que se produce en el cuerpo humano y que se relaciona a los estados de alerta. No obstante, una producción excesiva puede generar un cuadro de estrés. ¿Cómo identificar cuando esto pasa?
14 señales que te indican un nivel de cortisol alto
Maricela Jiménez López

Revisado y aprobado por la médico Maricela Jiménez López el 14 mayo, 2021.

Escrito por Alba Muñiz, 18 febrero, 2018

Última actualización: 14 mayo, 2021

El organismo necesita cierto nivel de cortisol para así poder cumplir con diversas funciones, como la síntesis proteica y la gluconeogénesis, entre otras. Pero ¿qué es el cortisol? A continuación, te invitamos a conocer sobre este hormona y sus niveles adecuados.

Como explica una revisión publicada por StatPearls Publishing, el cortisol es una hormona esteroide que se produce en la corteza de las glándulas suprarrenales. Su función principal tiene que ver con la regulación del sistema inmunitario.

Se trata de la hormona que aumenta los niveles de glucosa en situaciones estresantes, con la finalidad de que el cuerpo cuente con suficiente energía para afrontarlas. Es por esto que se la conoce como la hormona del estrés. No obstante, ¿qué ocurre si se tiene un nivel de cortisol alto?

¿Un nivel de cortisol alto es un problema?

Sí. Todos los excesos son perjudiciales y, en este caso, también es así. Un nivel de cortisol alto puede tener consecuencias negativas para el organismo.

¿Por qué puede alterarse la cantidad de esta hormona presente en el organismo? Uno de los principales motivos es, ni más ni menos, experimentar situaciones estresantes sostenidas en el tiempo. Efectivamente, el ritmo de vida actual, sobre todo en las grandes ciudades, contribuye a que el estrés se vuelva algo crónico.

Señales que indican un nivel de cortisol alto

diabetes

Las señales que pueden advertir un nivel de cortisol alto son muy variadas. En un artículo de Mayo Clinic se detallan algunas de estas como síntomas del síndrome de Cushing, tal y como se conoce a la hipercortisolemia o exceso de cortisol.

Cuando una persona experimenta la mayoría de las siguientes señales, es necesario que acuda al médico para confirmar o descartar la posibilidad de que se trate de un desequilibrio de esta hormona.

  1. Hipertensión.
  2. Osteoporosis.
  3. Agotamiento.
  4. Irritabilidad.
  5. Problemas digestivos.
  6. Debilidad muscular.
  7. Cambios de humor repentinos.
  8. Dificultad para conciliar el sueño.
  9. Retención de agua de líquido en los párpados.
  10. Exceso de glucosa en sangre.
  11. Producción excesiva de vello en el área facial en mujeres.
  12. Aparición de estrías en la piel del abdomen.
  13. Obesidad concentrada en la zona abdominal.
  14. Aparición de depósitos de grasa en la nuca.

¿Qué hacer en caso de tener un nivel de cortisol alto?

Visita al médico traumatólogo.

Una vez que el médico ha solicitado los análisis de sangre y se han obtenido los resultados respectivos, se procederá a su evaluación. Según una publicación del sitio MedlinePlus, los números normales de esta hormona en la sangre oscilan entre 5 a 25 microgramos por decilitro; también pueden indicarse como 140 a 690 nanomoles/litro.

En caso de que las cifras sean superiores a estas, se puede hablar de que existe un exceso. El siguiente paso será determinar la causa del aumento de cortisol en el organismo, ya que así se le podrá pautar un tratamiento adecuado al paciente.

Cabe destacar que, como mencionamos con anterioridad, si se mantiene un nivel de cortisol alto en el organismo, esto puede derivar en el llamado síndrome de Cushing.

En síntesis, según el artículo de Mayo Clinic citado con anterioridad, este síndrome es una afección hormonal que produce alteraciones perjudiciales en el funcionamiento del organismo, como el aumento de los niveles de glucosa o pérdida de densidad ósea.

Por otro lado, puede generar aumento de peso y acumulación de grasa en la zona abdominal; esto, además de afectar la apariencia del individuo, puede generar problemas considerables de salud.

¿Qué puedes hacer tú?

Dormir

Ante la sospecha de tener los niveles de cortisol demasiado elevados, la primera medida es consultar al médico. Además de seguir las indicaciones pautadas por el profesional, las siguientes medidas pueden ayudar a que los niveles de cortisol se mantengan normales.

  • Mantente hidratado: no olvides que el organismo necesita cierta cantidad de agua al día para poder realizar sus funciones correctamente; esto incluye al equilibrio hormonal, según un estudio publicado por Nutrition Reviews.
  • Procura dormir entre 6 y 8 horas consecutivas durante la noche. Durante el sueño se dan varios procesos de «reparación» del cuerpo que contribuyen a mantener el equilibrio en la producción de diversas sustancias.
  • Reduce o evita por completo el consumo de productos con cafeína —gaseosas, bebidas energéticas, café—, los cuales aumentan los niveles de esta hormona según un estudio publicado en Pharmacology and Biochemistry Behaviour.
  • Evita el consumo crónico de alcohol; esta sustancia también estimula la producción de cortisol, de acuerdo con una investigación publicada por The Journal of Clinical Endocrinology and Metabolism.
  • Realiza actividad física con regularidad, pero no en exceso. Un estudio publicado por la revista Medicina detalla que la actividad física vigorosa produce los mismos efectos que el estrés sobre los niveles de cortisol.
  • Consume hierbas naturales que tengan un efecto antiestrés. Puedes consultar con el médico sobre algunas de estas alternativas.

Otros consejos para considerar

Una de las formas de evitar que el nivel de cortisol alto te juegue malas pasadas es no permitir que las situaciones estresantes te superen en el día a día. Para ello, puede ser de ayuda considerar estas claves:

  • Aprende técnicas de respiración y utilízalas. Verás como la respiración profunda a diario te beneficiará no solo a nivel emocional, sino también en el plano biológico.
  • Medita a diario u opta por cualquier otra técnica de relajación.
  • Juega, pasea y también acaricia a tu mascota al menos un rato todos los días. Si no tienes una, considera responsablemente la opción de adoptar un perro o un gato. Verás cómo marca la diferencia.
  • Procura distraerte de tus preocupaciones cotidianas: escucha música, mira alguna película divertida, lee un libro, comparte un buen rato con amigos o familiares o busca un nuevo pasatiempo.

Finalmente, recuerda que al detectar las señales mencionadas con anterioridad, el primer paso será acudir a un especialista. Los consejos brindados son solo algunas recomendaciones para acompañar el tratamiento médico, pero de ninguna manera pueden sustituirlo.

Te podría interesar...
El cortisol
Mejor con SaludLeerlo en Mejor con Salud
El cortisol

El cortisol es una hormona considerada el principal glucocorticoide del ser humano y de mamíferos similares como los roedores.