Señales que indican que necesitas eliminar tu lunar lo antes posible

Si tienes un lunar cuyo tamaño o color ha variado o que sangra o pica es importante que acudas al dermatólogo para que lo examine, ya que podría ser peligroso.
Señales que indican que necesitas eliminar tu lunar lo antes posible
Maricela Jiménez López

Revisado y aprobado por la médico Maricela Jiménez López el 15 abril, 2021.

Escrito por Lorena González, 31 enero, 2018

Última actualización: 15 abril, 2021

Todos tenemos lunares y muchos de ellos son inofensivos, pero cuidado, porque algunos pueden también no serlo. ¿Aún no sabes si necesitas eliminar tu lunar por prevención?

Si observas estas señales acude a tu médico porque podrían indicar que debes removerlo lo antes posible. Y es que debes tener en cuenta que alrededor del 25 % de todos los melanomas se desarrollan a partir de lunares comunes.

¿Cómo saber si necesitas eliminar tu lunar?

Eliminar tu lunar es posible.
Examinarse de forma constante es importante.

Antes de saber si necesitas eliminar tu lunar es esencial que sepas que hay individuos que tienen más riesgo de padecer cáncer de piel que otros. Entre estos se destacan:

  • Personas con la piel muy clara.
  • Individuos con muchos lunares.
  • Aquellos con familiares con antecedentes de este tipo de enfermedades.
  • Personas que sin querer han dañado un lunar, o les duele y sangra uno y observan que la piel alrededor de este está irritada y escamada.

También hay unos factores de riesgo conocidos como el ABCDE de los lunares, los cuales se emplean desde hace mucho para determinar si un lunar puede representar peligro o no. Específicamente se definen así:

  • Asimetría: si observas en tu lunar una asimetría notable y más que visible, ten mucho cuidado porque quizá se trate de algún tipo de melanoma.
  • Bordes irregulares: aunque el lunar en cuestión no presente una gran asimetría, si observas que sus bordes son muy irregulares debes tener en cuenta que esta pueda ser otra de las señales.
  • Color: un lunar común es monocolor, mientras que un lunar que puede acabar derivando en un melanoma tiene partes negras o rojas.
  • Diámetro: en el caso de un lunar que no presenta peligro para la salud su diámetro no será muy grande. En cambio un lunar que sí presenta cierto peligro tendrá un diámetro cercano al de una goma de borrar de un lápiz.
  • Evolución: la mayoría de los lunares no cambian de forma, color ni tamaño en toda la vida. Así pues, si ves que el tuyo está cambiando, ponte en alerta.

Otras cuestiones que se deben tener en cuenta

Debemos saber que algunos lunares no siguen estas señales que, aunque son las más comunes, no siempre responden a un único patrón. De este modo, hay que tener en cuenta que algunos melanomas simplemente aparecen a través de un tipo de cambio de piel o mediante un nuevo lunar.

Así pues, ante cualquier anomalía o crecimiento que observes distinto al resto de tus lunares, acude a tu médico. Además, otras advertencias de que quizá debes eliminar tu lunar son las siguientes:

  • Llagas que no cicatrizan.
  • Enrojecimiento más allá del borde.
  • Comezón, sensibilidad o dolor en torno a un lunar.
  • Propagación del pigmento del borde de una mancha hasta la piel.
  • Cambio en la superficie de un lunar. Se observa de repente algún tipo de descamación, exudación, sangrado, o que cambia de apariencia simulando ser un nódulo.

Prevención del cáncer de piel

Es sumamente importante intentar prevenir, en la medida de lo posible, acabar padeciendo cáncer de piel. Hay que tener en cuenta que en la mayoría de los casos en los que el paciente acaba desarrollando un cáncer de piel se debe a una exposición excesiva a los rayos ultravioletas (UV).

Estos rayos provienen en gran medida del sol, pero también pueden provenir de fuentes artificiales, como las cabinas de bronceado y las lámparas solares. A la hora de tomar el sol hay que tener mucho cuidado y no hacerlo en las horas centrales del día.

Asimismo, debemos ser conscientes de que la protección solar es algo que hay que ponerse a diario más allá de si se va a tomar el sol o no.

Fíjate en el tipo de protección solar que usas

Eliminar tu lunar requiere constancia.
El protector solar es imprescindible para evitar enfermedades y lesiones.

Cuando vayas a seleccionar un tipo de protección solar tendrás que tener muy en cuenta por cuál te decantas. Por ello es muy importante leer bien la etiqueta.

  • Se recomienda el uso de productos con protección de espectro amplio, es decir que funcionen contra los rayos UVA y UVB.

Ten en cuenta que ya los protectores con un FPS de 50 filtran alrededor de 98 % los rayos del sol. Los bloqueadores con un FPS de 100, aproximadamente 99 %. También es importante saber que en el caso de los bloqueadores solares con un FPS menor de 15 solo te ayudarán a prevenir quemaduras solares, pero no serán una verdadera pantalla de protección para tu piel.

¿Crees que necesitas eliminar tu lunar? La mejor respuesta la puedes obtener con un profesional. Por eso, si notas alguna irregularidad, no dudes en solicitar los chequeos pertinentes. 

Te podría interesar...
¿Cómo identificar los lunares peligrosos?
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
¿Cómo identificar los lunares peligrosos?

En el siguiente artículo te enseñaremos a detectar los lunares peligrosos que pueden indicar la presencia de un cáncer de piel. ¡No te lo pierdas!



  • American Cancer Society. (2015). Cómo se descubre el cáncer de piel tipo melanoma? Cancer.Org.
  • Instituto Nacional de Cancer. (2011). Lunares comunes, nevos displásicos y el riesgo de melanoma – National Cancer Institute.
  • DMedicina.com. (2015). Melanoma tratamientos, síntomas e información en Medicina.
  • Tsao, H., Bevona, C., Goggins, W., & Quinn, T. (2003). The transformation rate of moles (melanocytic nevi) into cutaneous melanoma: A population-based estimate. Archives of Dermatology. https://doi.org/10.1001/archderm.139.3.282
  • Cyr, P. R. (2008). Atypical moles. American Family Physician. https://doi.org/10.1001/jamadermatol.2016.3514