Sinusitis crónica: síntomas, causas, diagnóstico y tratamientos

La sinusitis crónica es una afección que puede requerir varios tratamientos e incluso cirugía. Por eso, lo mejor es prevenirla con un estilo de vida saludable, lejos del tabaco y tratando los resfriados a tiempo.
Sinusitis crónica: síntomas, causas, diagnóstico y tratamientos
Leidy Mora Molina

Revisado y aprobado por la enfermera Leidy Mora Molina.

Escrito por Edith Sánchez

Última actualización: 24 octubre, 2022

La sinusitis crónica tiene lugar cuando hay episodios de esta afección que duran más de 3 meses. La enfermedad no suele ser grave, pero sí influye de forma muy negativa en la calidad de vida.

Es frecuente que la sinusitis crónica vaya acompañada de una inflamación en la nariz, que se conoce como rinitis. No siempre ocurre, pero sí es muy habitual. Por eso, a veces se habla de rinosinusitis crónica.

Puede afectar tanto a niños como adultos. A veces, requiere de diferentes tratamientos.

¿Cuándo es crónica la sinusitis?

La sinusitis en la inflamación de todo el tejido que recubre los senos paranasales. Esta condición interfiere con el drenaje normal del moco y lleva a que la nariz se congestione. Respirar por la nariz se vuelve más difícil.

Los senos paranasales son cavidades llenas de aire que se conectan por canales estrechos. Producen una mucosidad que se drena por esos canales. Si se llenan de líquido y se bloquean, pueden infectarse. Allí aparece la sinusitis.

Hay 3 tipos:

  • Aguda: tiene lugar cuando los síntomas están presentes durante 4 semanas o menos. Al final, desaparecen por completo.
  • Crónica: los síntomas duran 3 meses o más y luego se presentan reagudizaciones. Aunque las manifestaciones suelen ser menos severas, puede provocar daño en los tejidos de los senos paranasales.
  • Subaguda: los episodios duran entre 1 y 3 meses. Los síntomas remiten por completo.

La sinusitis crónica no es lo mismo que la sinusitis aguda recurrente. En la primera, los síntomas nunca desaparecen del todo, aunque sean leves. En la segunda, los episodios se repiten hasta 4 veces por año, pero hay etapas en las que no están.



Causas

La acumulación de demasiado moco o cualquier forma de bloqueo de los senos paranasales lleva a que las bacterias y otros microorganismos crezcan con mayor facilidad. Dicho esto, se puede afirmar que las principales causas de la sinusitis crónica son las siguientes:

  • Obstrucción de la nariz por alergias: una alergia ocasiona inflamación de la zona. Esto bloquea la eliminación normal de moco y provoca sinusitis. El agente de base suele ser el hongo Aspergillus.
  • Anomalías del sistema inmunitario: menos defensas para combatir a las bacterias.
  • Problemas anatómicos en la cavidad nasal: puede ser un tabique nasal desviado, pólipos nasales, espolón óseo nasal o problemas estructurales similares.
  • Infecciones de las vías respiratorias: cuando los catarros no son tratados en forma adecuada, pueden evolucionar a sinusitis.
  • Infecciones dentales: se pueden diseminar a los senos nasales.
  • Reflujo gastroesofágico: el material refluido causa un efecto de irritación en las mucosas de los senos nasales, limitando la capacidad de drenaje en la zona.


Factores de riesgo

Algunas personas tienen mayor riesgo de desarrollar sinusitis crónica, debido a que presentan alguna de las siguientes condiciones:

  • Asma.
  • Adenoides grandes.
  • Sensibilidad a la aspirina.
  • Rinitis alérgica o fiebre del heno.
  • Cambios de altitud, como cuando se vuela o se bucea.
  • Sistema inmunitario debilitado por quimioterapia o VIH.
  • Exposición habitual a contaminantes, como el humo del cigarrillo.
Niña con asma tiene sinusitis crónica.
Los niños con asma suelen tener condiciones respiratorias asociadas, como sinusitis y rinitis a repetición.

Síntomas de la sinusitis crónica

Los síntomas de la sinusitis crónica son muy variados y dependen de la condición general de salud de cada persona. Sin embargo, se considera que hay 3 manifestaciones esenciales:

  1. Obstrucción nasal: se presenta en uno o en ambos conductos nasales y genera dificultad para respirar por la nariz.
  2. Dolor facial: es de diversas intensidades y se experimenta como una presión en la nariz y alrededor de los ojos.
  3. Drenaje purulento: es una secreción nasal de color verde o amarillo.

Los 3 síntomas suelen estar presentes en las personas con sinusitis crónica. A veces, se acompañan de otras manifestaciones:

  • Dolor de cabeza, de oído y de garganta.
  • Disminución del sentido del olfato.
  • Halitosis o mal aliento.
  • Voz nasal y ronquidos.
  • Goteo retronasal.
  • Fiebre.
  • Tos.

Diagnóstico

Lo primero que hace el médico es una entrevista clínica para informarse sobre los síntomas. Después, realiza una exploración en la que palpa la nariz y la cara para determinar si hay dolor. También examina el interior de la nariz.

Para establecer si hay sinusitis crónica, lo más probable es que se ordenen exámenes:

  • Pruebas de imagen: una tomografía computarizada (TAC) o una resonancia magnética (RMN) consiguen mostrar en detalle el estado de los senos nasales.
  • Prueba de alergia: si hay sospechas de que el desencadenante es un alergeno, se realiza esta prueba para corroborarlo.
  • Cultivo de la secreción nasal y sinusal: este tipo de pruebas solo se llevan a cabo si la sinusitis crónica no responde al tratamiento o empeora.
Cráneo señalado en la nariz y senos paranasales.
La visión de los senos paranasales se puede conseguir con algunas imágenes, como la radiografía, la TAC y la RMN.

Tratamiento

La primera opción de tratamiento para la sinusitis crónica son los fármacos. Es posible que se requieran antibióticos si hay una infección bacteriana en curso. Así mismo, si hay alguna alergia se empleará un antialérgico.

Lo usual es que se receten medicamentos como los siguientes:

  • Corticosteroides nasales: son aerosoles que ayudan a prevenir y a tratar la inflamación.
  • Corticosteroides orales o inyectables: solo se emplean para tratar síntomas graves.
  • Otros: según el caso, pueden indicarse fármacos para tratar los pólipos nasales o antimicóticos, cuando la infección es causada por hongos.

Es posible que se prescriba una irrigación nasal salina, con aerosoles o soluciones, si el caso lo amerita. A veces, se acude a las vacunas antialérgicas inyectables.

Si ninguna de esas medidas es eficaz, suele considerarse la cirugía. Esta permite eliminar tejido, retirar pólipos o ampliar la abertura sinusal estrecha.

¿Se puede prevenir la sinusitis crónica?

La mejor manera de prevenir la sinusitis crónica es tratando los resfriados de forma adecuada. Una dieta rica en frutas y verduras contribuye a fortalecer el sistema inmunitario. Así mismo, hay que evitar el humo o los contaminantes similares.

Los humidificadores pueden ser de gran ayuda para una persona con sinusitis crónica. Mantienen la humedad de la nariz y contribuyen a drenar el moco. También es importante vacunarse contra la influenza.

Una persona con sinusitis crónica debe adoptar un estilo de vida que le ayude a evitar la exacerbación de los síntomas. Lo más indicado es hidratarse en forma continua y descansar lo suficiente.

Te podría interesar...
10 tips para eliminar la mucosidad crónica de manera definitiva
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
10 tips para eliminar la mucosidad crónica de manera definitiva

En este artículo compartimos 10 tips sencillos para eliminar la mucosidad crónica de manera efectiva y natural, y de una vez por todas.



  • Eloy, P., Nollevaux, M. C., & Bertrand, B. (2005). Fisiología de los senos paranasales. EMC-Otorrinolaringología, 34(3), 1-11.
  • Moreno-Brea, M. R. (2005). Tolerabilidad de aspirina. Revista de la Sociedad Española del Dolor, 12(6), 357-372.
  • Rudmik, L., & Soler, Z. M. (2015). Sinusitis crónica en adultos.
  • Cevallos, M. S. M., Herrera, P. A. H., & Baños, C. E. V. (2020). Aspectos generales de etiología y tratamiento de la sinusitis crónica. Journal of American Health3(2), 95-101.
  • Vargas-Aguayo, A. M., Ascencio-Valdez, M. M., & Castillo-Marín, I. (2003). Correlación clínico-radiológica en sinusitis crónica. Cirugía y Cirujanos71(5), 359-362.
  • Rombaux, P., & Hellings, P. W. (2014). Rinitis crónica no alérgica. EMC-Otorrinolaringología43(3), 1-10.

Los contenidos de esta publicación se redactan solo con fines informativos. En ningún momento pueden servir para facilitar o sustituir diagnósticos, tratamientos o recomendaciones de un profesional. Consulta con tu especialista de confianza ante cualquier duda y busca su aprobación antes de iniciar cualquier procedimiento.