¿Cuánto tarda el estómago en digerir los alimentos?

08 Enero, 2021
Este artículo ha sido escrito y verificado por Nutrición y Dietética Anna Vilarrasa
La comida necesita una media de 24 a 72 horas para recorrer todo el sistema digestivo. El tiempo que pasa en el estómago es solo una fracción y está influenciado por muchas variables.

El proceso digestivo es clave para obtener los nutrientes que nos aportan los alimentos. El tiempo que tarda el estómago en digerir los alimentos es muy variable y cambia según cuál ha sido la comida, el sexo de la persona o algunas características individuales.

Aunque gran parte del trabajo se realiza en este órgano, durante el proceso digestivo los alimentos también pasan por el intestino delgado y el colon. Así, en total, pueden demorarse de 2 a 5 días en hacer todo el recorrido. 

La digestión y el papel del estómago en digerir los alimentos

Durante el proceso de digestión el organismo extrae los nutrientes de los alimentos y elimina aquellas partes que no pueden ser utilizadas. Por esto es tan importante que funcione de forma correcta.

Uno de los principales órganos que forma parte de este sistema es el estómago. A través del esófago le llegan los alimentos que han sido masticados y mezclados con la saliva en la boca, lo que facilita el proceso de tragar y digerir.

El estómago es un órgano hueco en forma de saco encargado de triturar del todo la comida y empezar a romper sus macronutrientes a través de las enzimas y los ácidos que segrega. De esta forma, el contenido que pasa al intestino delgado para proseguir la digestión es del todo líquido y se llama quimo.

A partir de aquí entran en juego otros órganos y glándulas, como el páncreas, el intestino o la vesícula biliar, a fin de poder aprovechar los aminoácidos, la glucosa y los ácidos grasos que se extraen de los alimentos. 

Estómago en una imagen virtual.
El estómago contiene ácidos que rompen los macronutrientes para hacer más fácil la adquisición de nutrientes.

¿De qué depende el tiempo de digestión?

Existen muchos condicionantes que afectan el tiempo que el estómago tarda en digerir los alimentos. Algunos dependen de las características propias de lo que se ingiere y otros de las personas y su sistema digestivo.

Consistencia de los alimentos

El tiempo que necesita el estómago para digerir un alimento líquido o uno sólido es bastante diferente. Al ingerir bebidas o comida triturada, una parte de la digestión mecánica ya se ha realizado, con lo que el alimento tarda menos tiempo en abandonar este órgano.

En cambio, al hablar de sólidos, estos requieren un promedio de 20 minutos antes de empezar a licuarse en el propio estómago, con lo que el proceso se vuelve un poco más lento.

Composición nutricional

Los alimentos están formados por macronutrientes que son los carbohidratos, las grasas y las proteínas. El porcentaje de cada uno de ellos es distinto, según se trate de pasta, pan, carne, huevos, aceite u otros. Y estos se digieren a un ritmo diferente cada uno.

Por norma general, los alimentos que aportan hidratos de carbono y proteínas se digieren más rápido que los abundantes en grasas. La fibra también es otro componente que ralentiza el proceso y, por esto, se tiende a estar más lleno cuando abundan estas moléculas en las comidas.

Descubre: ¿Qué son los macronutrientes? Todo lo que debes saber

Composición energética

Cuanto más alta es la densidad calórica de las comidas que se ingieren, más lento se vuelve el vaciamiento gástrico. Por esto, a menudo se aconseja realizar comidas pequeñas y poco abundantes.

Problemas digestivos

Algunas condiciones del aparato digestivo o problemas concretos en los órganos y su funcionamiento pueden retardar el vaciado del estómago. Este es el caso de personas que sufren una resección quirúrgica del fondo del estómago, las que tienen problemas de secreción de ácidos o las que padecen gastroparesia.

Procesos hormonales

El tiempo que tarda el estómago en digerir los alimentos depende, en gran parte, de la regulación hormonal y del sistema neural. Por esto, todo lo que pueda afectar la segregación normal de las moléculas hormonales, afecta también al vaciado gástrico.

¿Cuánto demoraría el estómago en quedar vacío?

Teniendo en cuenta los condicionantes comentados, se puede calcular que los alimentos están una media de entre 2 y 5 horas en el estómago antes de pasar al intestino delgado. De modo indicativo, este es el tiempo que tarda el estómago en digerir algunos de los alimentos más comunes:

  • Agua: su paso hacia el duodeno es casi instantáneo.
  • Jugos de frutas y verduras: entre 15 y 20 minutos.
  • Verduras y frutas crudas: de 20 a 40 minutos.
  • Verduras cocidas: de 40 a 60 minutos. Se tarda más en digerir todas aquellas que contienen más carbohidratos.
  • Granos y legumbres: entre 1,5 y 2 horas.
  • Frutos secos y semillas: permanecen entre 2 y 3 horas en el estómago.
  • Lácteos: el estómago tarda en digerir estos alimentos desde 30 minutos para la leche desnatada y los quesos suaves hasta 4 o 5 horas para los quesos más curados.
  • Proteína animal: unos 30 minutos el huevo, entre 1 y 2 horas la carne y el pescado. Los embutidos o las partes más grasas pasan más tiempo en el estómago.

Lee más: Los alimentos saciantes para calmar la sensación de hambre

¿Qué ocurre después de la digestión?

Como se ha visto hasta ahora, en el estómago se llevan a cabo toda una serie de procesos mecánicos y químicos con el fin de romper los alimentos en sus partes aprovechables. Más allá de este órgano, continúa la función de absorción a través del intestino.

Paso por el intestino delgado

Los alimentos salen del estómago en forma líquida hacia el duodeno, que es la primera porción del intestino delgado. Este realiza una serie de movimientos que permiten mezclar el quimo con secreciones que llegan del páncreas y de la vesícula biliar para completar la digestión química.

Además, estos movimientos permiten empujar el líquido hacia otras partes del intestino delgado para proseguir el camino hacia el colon. Una vez pasado el duodeno, este órgano se encarga de absorber los nutrientes que el cuerpo necesita.

Paso por el intestino grueso

El intestino grueso o colon es la última porción del sistema digestivo humano. Este es el encargado de absorber algunas vitaminas y minerales (como por ejemplo, las vitaminas K y B12) y agua. 

A él también llegan intactas partes del alimento que el cuerpo no puede digerir, como son algunos tipos de fibra. Las bacterias intestinales son las encargadas de fermentar estos residuos. Después son enviados hacia el recto y el ano para la expulsión en forma de heces.

Vellosidades del intestino delgado.
El intestino delgado está lleno de vellosidades que aumentan la superficie de absorción para hacer más eficiente el proceso.

Consejos para mejorar la digestión

A lo largo de todo este proceso pueden aparecer algunos problemas que dificulten la digestión y la posterior absorción de los alimentos. Los más comunes suelen ser las flatulencias, la diarrea y la acidez.

Hábitos alimentarios y prácticas diarias pueden contribuir a mejorar esta situación:

  • Comer alimentos ricos en fibra: como la fruta, la verdura y los cereales integrales, los que aumentan la velocidad y la facilidad del paso por el intestino.
  • Comer despacio y masticar bien: pues la acción de las enzimas y la rotura de los alimentos en partes pequeñas empieza en la boca.
  • No abusar de las carnes rojas: tampoco de los productos procesados y los alimentos muy grasos. 
  • Añadir alimentos ricos en probióticos: como yogur, kéfir o chucrut, que ayudan a poblar el tracto intestinal de organismos favorables.
  • Evitar alcohol y tabaco: pueden provocar serios daños en los órganos del sistema digestivo.
  • Hacer ejercicio: mover el cuerpo provoca que todo el aparato digestivo también se mueva. Además, previene la aparición de gases y flatulencias.
  • Reducir el estrés: este afecta de forma negativa al sistema nervioso y, como consecuencia, a la digestión. Alimentarse de forma consciente y relajada puede ser de gran ayuda.

El tiempo que tarda el estómago en digerir los alimentos es variable

Los alimentos ingeridos permanecen en el estómago de 2 a 5 horas. Aunque este tiempo puede variar mucho según la cantidad, el tipo de comida o la existencia de problemas y enfermedades concretas. Los alimentos sólidos, los que tienen un pH ácido y los que son más ricos en grasas suelen pasar más tiempo en el estómago que los líquidos o aquellos en los que predominan los carbohidratos.

Más adelante prosiguen el camino hacia el intestino delgado y el colon, donde continúa el proceso digestivo. Estos se encargan de absorber los nutrientes y el agua y de eliminar los residuos que el cuerpo no puede utilizar.

El tiempo que pasan en este último tramo es bastante más largo, sobre todo en el intestino grueso. Así, en total, los alimentos pueden tardar entre 2 y 5 días en ser eliminados del cuerpo.

  • AlcoholThinkAgain. Alcohol and the digestive system. Julio 2020.
  • Vilcanqui-Pérez, Fulgencio, and Carlos Vílchez-Perales. "Fibra dietaria: nuevas definiciones, propiedades funcionales y beneficios para la salud. Revisión." Archivos Latinoamericanos de Nutrición 67.2 (2017): 146-156.
  • Cherpak CE. Mindful Eating: A Review Of How The Stress-Digestion-Mindfulness Triad May Modulate And Improve Gastrointestinal And Digestive Function. Integrative Medicine (Encinitas). Agosto 2019.18(4):48-53.
  • Guyton A.C, Hall J.E.  Tratado de fisiología médica. McGraw-Hill/Interamericana de España. 1996.
  • Hellström P.M, et al. The physiology of gastric emptying. Best practice & research. Clinical anesthesiology. Septiembre 2006. 20(3):397-407.
  • Lankarani KB. Diet and the Gut. Middle East Journal of Digestive Diseases. Julio 2016. 8(3):161-165.
  • Martín-Aragón S. Dispepsia funcional. Farmacia Profesional. Noviembre 2006. 20(10):50-55.
  • Thibodeau G, Patton K. Anatomía y fisiología. Elsevier España 2007.