Si te duele la garganta no comas estos 7 alimentos

Si bien solemos pensar que los cítricos, por su aporte de vitamina C, pueden ser beneficiosos cuando nos duele la garganta, pueden irritarla, por lo que es más recomendable recurrir a otros alimentos
Si te duele la garganta no comas estos 7 alimentos

Escrito por Yamila Papa Pintor

Última actualización: 18 octubre, 2022

Cuando nos duele la garganta o tenemos gripe lo único que queremos es dormir y, como máximo, tomar una sopa o un té. Asimismo, ante los primeros síntomas no siempre solemos llevar una dieta saludable que pueda ayudarnos a mejorar. Para ponerle remedio a esto, a continuación te contaremos cuáles son los alimentos que no deberías comer si tienes dolor de garganta.

Ten en cuenta que no se trata de eliminarlos para siempre de tu dieta ni mucho menos, sino de procurar evitarlos mientras te dura el dolor de garganta. Luego, poco a poco podrás volver a incorporarlos en tu alimentación diaria.

Cambio de temporada: dolores de garganta y resfriados

Catarro

Las temperaturas descienden y la lluvia se hace presente. Sin embargo, todavía no nos resignamos a que el verano se ha ido y queremos seguir luciendo nuestra ropa poco abrigada. Entonces el otoño decide pasar factura de nuestra desobediencia y nos “regala” el primer dolor de garganta, resfriado o gripe de la temporada.

Lo peor de todo es que cada año estas enfermedades típicas del frío se superan a sí mismas y son más fuertes. La tos, el dolor de cabeza, los escalofríos y sentir la garganta arder cada vez que comemos o bebemos son los primeros síntomas.

Además de quedarnos en cama, reposar, beber abundante agua y seguir las indicaciones del médico (incluso en lo que respecta el uso de bucofaríngeos), debemos intentar llevar una dieta saludable para recuperarnos.

Aunque queramos únicamente dormir o mirar televisión, en algún momento el estómago nos pide comida y allí es cuando surge la pregunta: ¿qué puedo comer para que la garganta no me duela aún más?

Alimentos que debemos evitar con dolor de garganta

Saber de antemano lo que podemos comer y aquello que mejor no, es fundamental, ya que cuando estamos doloridos en cama y tenemos apetito, no tenemos en cuenta las alternativas recomendadas.

Evitar ciertos alimentos es sinónimo de aliviar la condición o incluso de evitar empeorar los síntomas o infección. Algunos de ellos son los siguientes.

1. Comida dura

Frutos secos en tazones.
Los frutos secos causan alergia en el 1 % de la población.

Como primera medida deberíamos evitar toda aquella comida difícil de tragar y demasiado sólida, ya que al pasar por la garganta “raspará” y nos hará sentir molestias. Entre los alimentos que cumplen con esta característica encontramos:

  • Galletas.
  • Cereales.
  • Granola.
  • Frutos secos.
  • Palomitas de maíz.
  • Zanahorias crudas y afines.

La buena noticia es que estos alimentos duros se pueden remojar en leche tibia, cocinar o procesar. Por ejemplo, en lugar de comer zanahorias crudas, un jugo o un puré de zanahorias nos puede ayudar a saciar el apetito, sin tener que experimentar molestias al tragarlo. 

2. Comida ácida

Los cítricos contienen mucha vitamina C, que sirve para aumentar las defensas y hacerle frente a los virus y bacterias, pero también podrían irritar las mucosas y la garganta cuando se toman en grandes cantidades.

Además de las naranjas, limas o limones, te recomendamos que no comas alimentos conservados en vinagre o fermentados (chucrut, pepinillos, etc.) porque tienen consecuencias similares a los cítricos.

Si quieres disfrutar de las bondades de la vitamina C puedes comer espinacas o acelgas cocidas al vapor, o un kiwi cortado en trocitos pequeños para el postre.

3. Platos picantes

Beneficios de las especias

Cuando se tiene la garganta muy irritada cualquier alimento “fuerte” puede recrudecer los síntomas. Si no te sientes todavía bien cuando tragas saliva, imagina lo que sucederá cuando ingieras un platillo demasiado picante.

La pimienta, el ají o el pimentón pueden ser tus principales enemigos en estos casos. Evita salsas, sopas o menús muy picantes como son las recetas mexicanas, hindúes u orientales.

4. Comida condimentada

Sucede algo similar a lo que pasa cuando se ingiere comida picante ya que las especias usadas para darle sabor a los platos pueden irritar todavía más la zona afectada.

Deja de lado preparaciones que contengan curry, comino, clavo de olor o cualquier condimento de este tipo. En su lugar opta por usar hierbas aromáticas más suaves (orégano, tomillo o albahaca, por ejemplo).

5. Temperatura demasiado caliente

Solemos pensar que, cuando nos duele la garganta, debemos comer cosas calientes porque nos reconfortan. Por ello elegimos un té o una sopa antes que un helado o agua fría.

Si bien es verdad que estas pueden mejorar un poco el picor y humedecer la garganta, no deben estar a una temperatura muy elevada.

6. Alcohol y café

Tanto el alcohol como el café son irritantes para la garganta y no ayudan a mejorar el cuadro, sino todo lo contrario. Aunque el alcohol lo consumamos con hielo (siguiendo el consejo de las bebidas frías) lo cierto es que es un estimulante que no ayuda en la recuperación. Tampoco lo son los refrescos con cafeína.

7. Comida frita

El problema con estos alimentos es su textura: crujiente y dura. Al pasar por la garganta raspan y aumentan la irritación.

Entonces, ¿qué puedo comer si me duele la garganta?

Teniendo en cuenta el listado con los alimentos que es mejor evitar, podemos inferir cuáles son los permitidos o recomendados en esta situación. Algunos ejemplos son los siguientes:

  • Yogur.
  • Leche.
  • Miel.
  • Helado.
  • Verduras cocidas.
  • Cremas tibias o frías.
  • Jugos de fruta (no cítricas), frutas cocidas o batidos.
  • Infusiones no muy calientes.
  • Pasta y cereales cocidos y tibios, patatas hervidas y chafadas.
  • Pollo y pescado blanco hervido con un poco de aceite.
  • Huevos cocidos o tortillas.

Si te duele la garganta, cambiar la dieta te puede ayudar

Ante cualquier problema o dolor en el cuello, solemos pensar en jarabes, infusiones, pastillas u otros remedios que nos ayuden a suavizar y calmarla.

Pero efectuar algunos cambios en los alimentos que ingerimos mientras dura el malestar también es de gran ayuda. En un primer momento, evita los picantes, los alimentos muy duros, el alcohol, el café o las temperaturas elevadas. Cuando te sientas mejor podrás volver poco a poco a reincorporarlos.

Te podría interesar...
¿Cómo calmar la irritación de garganta?
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
¿Cómo calmar la irritación de garganta?

La irritación de garganta es un síntoma molesto, sobre todo en otoño y en invierno. Existen alternativas terapéuticas para tratar de aliviar este p...



  • Del Mar, C. B., & Glasziou, P. P. (1998). Antibiotics for sore throats? Journal of Paediatrics and Child Health. https://doi.org/10.1046/j.1440-1754.1998.00304.x
  • Grigoryan, L., Huovinen, P., Verheij, T., Galeone, C., Esposito, S., Pelucchi, C., & Little, P. (2012). Guideline for the management of acute sore throat. Clinical Microbiology and Infection. https://doi.org/10.1111/j.1469-0691.2012.03766.x.
  • Lozano J. A. El dolor de garganta y el uso de bucofaríngeos. Offarm. Enero 2003. 22 (1): 63-68.
  • Palencia-Sánchez F. Estudio de los beneficios y riesgos del consumo de café en adultos. Mayo 2020.
  • Shi, Y., Gu, R., Liu, C., Ni, J., & Wu, T. (2007). Chinese medicinal herbs for sore throat. Cochrane Database of Systematic Reviews. https://doi.org/10.1002/14651858.CD004877.pub2

Los contenidos de esta publicación se redactan solo con fines informativos. En ningún momento pueden servir para facilitar o sustituir diagnósticos, tratamientos o recomendaciones de un profesional. Consulta con tu especialista de confianza ante cualquier duda y busca su aprobación antes de iniciar cualquier procedimiento.